Cinco sencillos hábitos diarios con los que puedes salvar los océanos

Escrito por , 30 de julio de 2018 a las 19:30
Cinco sencillos hábitos diarios con los que puedes salvar los océanos
Educación

Cinco sencillos hábitos diarios con los que puedes salvar los océanos

Escrito por , 30 de julio de 2018 a las 19:30

Decisiones sostenibles y compras responsables pueden ayudar a frenar la contaminación en los océanos. Debemos frenar la pesca abusiva y los residuos plásticos para salvaguardar la vida marina.

Los océanos nos necesitan. Todos conocemos la crítica situación que viven estas inmensas extensiones de agua. La contaminación protagonizada por el plástico ha llegado a unos niveles tan preocupantes que muchos científicos comienzan a temer por su futuro. Nos encontramos con que el 71% de nuestro planeta, porcentaje que representan océanos y mares en la Tierra, necesitan urgentemente nuestra ayuda. La pesca abusiva, los vertidos y el plástico están ahogando lo más preciado que tenemos, el agua.

Aunque parezca que nuestras decisiones personales no tienen demasiado peso en todo esto, lo cierto es que, si nos juntamos todos, podremos cambiar la situación. Un ejemplo de esto es el innovador proyecto de una niña de 12 años, un robot capaz de distinguir plástico en los océanos. Esto serviría para solucionar la contaminación en el Ártico y disminuir el continente de basura que flota a la deriva en el Índico.

Nosotros también podemos ayudar a los océanos con pequeñas decisiones en nuestro día a día. Gracias a un excelente artículo del World Economic Forum sobre cómo tener una rutina más sostenible, te traemos los cinco hábitos con los que puedes salvar nuestros mares.

Reutiliza objetos y genera menos basura

Es lo más básico y esencial. Tenemos que empezar a producir menos basura y realizar compras sostenibles. Se calcula que se producen alrededor seis millones de toneladas al año de basura. Una auténtica barbaridad.

océanos contaminación plásticos mar dióxido carbono fábricas

¿Cómo podemos reducirlo? Empieza por comprar menos cosas y, sobre todo, reutilizar las viejas. Hay demasiados objetos en nuestra vida que quizá no nos hacen falta. Un buen paso sería evitar comprar productos de belleza, su elaboración y composición química contaminan las aguas. Sería una gran idea optar por algo más natural y ecológico.

Evita envases innecesarios y bolsas de plástico

Para el año 2050, según World Economic Forum y el informe de la Fundación Ellen MacArthur, podría haber más plástico que peces en el mar. Esto se debe al uso abusivo que hacemos del plástico. Todos hemos visto que últimamente se está protestando en grandes cadenas de supermercados por sus envases. Por ejemplo, poner unos tomates en una bandeja de cartón y cubrirla con plástico es completamente innecesario.

El problema es bastante grave. Un 50% de los 300 millones de toneladas de plástico que se producen al año se usan una sola vez y luego se desechan. Esta situación está haciendo que se estén empezando a tomar medidas para que la fabricación de productos con plástico vaya disminuyendo. Por ejemplo, Escocia quiere prohibir las pajitas de plástico a finales de 2019.

Come menos pescado y marisco

Debes tener una dieta más equilibrada y sostenible. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 32% de las poblaciones de peces del mundo se explotan más allá de sus límites. Como sigamos con este ritmo de consumo, la vida en los océanos se va a acabar.

océanos contaminación plásticos mar peces pesca

Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

En nuestra mano está no cometer un error irreversible con el hábitat de nuestros mares. Comienza por hacer una lista de la compra con menos pescado o con un producto de origen sostenible. Existen varias empresas y cadenas de supermercados que venden pescado y marisco proveniente de piscifactorías o capturas respetuosas.

Vigila el alimento y cuidado de tus mascotas

Te va a parecer increíble, pero tu perro o gato tiene mucho que ver con lo que ocurre en los océanos. Un estudio descubrió que la industria de alimentos para mascotas utiliza 2,48 millones de toneladas de pescado al año solo en alimentos para gatos. Además, la arena de estos adorables felinos puede contener patógenos dañinos para la vida marina. Por favor, no la tires por el inodoro.

Reduce tus emisiones de dióxido de carbono

Por último, comienza por reducir tus emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Esto contribuye al calentamiento global y al derretimiento de los polos, algo que tiene sus efectos en los diferentes hábitats marinos.

océanos contaminación dióxido carbono coches tráfico

Puedes disminuir tu huella en la atmósfera utilizando el transporte público, comprándote un coche eléctrico, reduciendo el consumo de carne y utilizando tecnologías pensadas para la eficiencia energética.

Ya sabes, es posible comenzar hoy mismo. Ahora tienes cinco puntos con los que podrás combatir la contaminación. Preservar la vida marina está en nuestras manos, no contribuyas a acabar con ella.

anterior artículo

Los océanos ácidos, un problema medioambiental que afecta a todos

Los océanos ácidos, un problema medioambiental que afecta a todos
siguiente artículo

Blazar: las partículas fantasma que bombardean nuestro planeta

Blazar: las partículas fantasma que bombardean nuestro planeta

Recomendados