Consejos para que tu perfil de LinkedIn sea más atractivo

Escrito por , 27 de noviembre de 2019 a las 15:31
Consejos para que tu perfil de LinkedIn sea más atractivo
Digital

Consejos para que tu perfil de LinkedIn sea más atractivo

Escrito por , 27 de noviembre de 2019 a las 15:31

Tan importante es tu currículum vitae como tener presencia en redes sociales profesionales como LinkedIn. Por ello debes dar una buena imagen en tu perfil de LinkedIn.

El currículum vitae, en papel o en versión digital, sigue siendo importante para darnos a conocer profesionalmente y para optar a un nuevo puesto de trabajo, pero las redes sociales tienen un peso cada vez más importante, en especial si hablamos de redes profesionales como es el caso de LinkedIn.

En LinkedIn podemos publicar nuestra experiencia y conocimientos profesionales, conectar con compañeros de trabajo y profesionales de nuestro gremio, y los reclutadores de recursos humanos es más que probable que busquen ahí nuestro nombre, recomendaciones, etc.

Sea como fuere, tener un perfil en LinkedIn es gratis, no necesita mucho tiempo y nos hará más bien que mal, busquemos o no un puesto de trabajo. Quién sabe la de oportunidades o relaciones laborales que pueden surgir a partir de un buen perfil de LinkedIn si nos esmeramos en su confección. Aquí van algunos consejos para ello.

Personaliza el enlace

Este consejo puede extenderse a tu dirección de correo electrónico, a tu página personal o a tu nombre en redes sociales. Si tu nombre o enlace son fáciles de recordar, serán más fáciles de encontrar.

LinkedIn permite personalizar el enlace que conduce a tu perfil de manera que escribiendo https://www.linkedin.com/in/ y tu propio nombre y apellidos, cualquiera verá tu perfil de LinkedIn en vez de tener que buscarte en Google o en el buscador de LinkedIn porque el enlace de tu perfil consiste en una serie numérica imposible de recordar.

Siempre y cuando el enlace no coincida con el de otra persona, puedes cambiarlo haciendo clic en el icono de tu perfil, luego vas a Ver perfil y, finalmente, a Editar URL y perfil público. En el apartado Editar tu URL personalizada hacemos clic en Editar y escribimos el nombre que se mostrará. Finalmente, haremos clic en Guardar.

La imagen es importante

Aunque lo que importa de nuestro currículum vitae es nuestra experiencia laboral y nuestra formación, se suele adjuntar una imagen, normalmente tipo carnet, para que el reclutador se haga una idea de cómo somos físicamente.

Esa imagen tipo carnet suele ser de nosotros mirando al frente, con una mínima sonrisa, bien vestidos y peinados y con el fondo blanco de un color claro uniforme. No tiene más secretos.

En LinkedIn esto también es así, de manera que junto al resto de información de nuestro perfil de LinkedIn se verá nuestra imagen dentro de un marco circular. Además, es posible añadir una imagen de fondo al estilo de Twitter y donde podemos aplicar algo más de libertad creativa. Una fotografía de nuestra ciudad, un simple paisaje, un fondo abstracto que quede bien estéticamente…

Para cambiar tu foto de perfil, clic en el icono del perfil, clic en Ver perfil, clic en la foto de perfil y luego en Añadir foto. Podemos usar la cámara del dispositivo desde el que accedemos a LinkedIn o cargarla directamente. Una vez subida, es posible acercarla, colocarla en el marco y/o rotarla. Incluso hay filtros disponibles. Finalmente, pulsaremos en Guardar foto.

Para cambiar la imagen de fondo, clic en el icono de nuestro perfil, Ver perfil > Editar > Editar presentación > Editar. Una vez subida, hacemos clic en Aplicar y luego en Guardar. La imagen debe ser en formato JPG, GIF o PNG, no superar los 8 MB y de una resolución recomendada de 1584 x 396.

Menos es más

Otro consejo heredado de los currículum vitae y que sirve también para tu perfil de LinkedIn. Está claro que debemos aportar el máximo posible de información que sirva para ver lo buenos que somos en nuestro trabajo y lo bien que lo vamos a desempeñar. Pero al mismo tiempo debemos procurar que leer o mirar nuestro perfil de LinkedIn sea rápido.

Para ello, debemos incluir la información aprovechando los campos que proporciona LinkedIn, de manera que todos los datos quedan clasificados, organizados y separados. Además, es preferible resumir al máximo la información empleando frases cortas y directas. Las listas con puntos son un buen aliado.

Adáptate a lo que andas buscando

En relación al punto anterior, conviene adaptar nuestro perfil de LinkedIn a lo que queremos conseguir con él. Si sólo queremos tenerlo online para que nos encuentren, para que contacten con nosotros y/o para que vean nuestra experiencia pasada, podemos rellenar el perfil con toda la información que creamos necesaria.

Caso aparte sería que quisiéramos optar por un puesto de trabajo concreto. Si se da esa situación, conviene que el reclutador o quien consulte tu perfil de LinkedIn encuentre las palabras claves que anda buscando. No se trata de mentir, se trata de resaltar tus cualidades y experiencias personales y profesionales que más se acerquen al perfil profesional al que aspiras.

Aprovecha los recursos multimedia

Entre las ventajas de LinkedIn con respecto al currículum tradicional, destaca la posibilidad de adjuntar contenido multimedia a tu perfil de LinkedIn. Por ejemplo, puedes subir un vídeo donde te des a conocer en primera persona y/o compartas una presentación con trabajos previos, etc.

Puedes adjuntar contenido multimedia a tu perfil de LinkedIn editando el propio perfil desde Yo > Ver perfil > Acerca de > Editar. Debajo de Contenido multimedia, encontraremos las opciones Cargar y Vincular. En el primer caso, es posible subir un vídeo directamente. En el segundo caso es posible enlazar un vídeo publicado en YouTube u otras plataformas.

Cuídalo con frecuencia

Para terminar, de nada sirve todo lo explicado anteriormente si tu perfil de LinkedIn cae en el olvido. Lamentablemente, en la actualidad conviene refrescar, actualizar y mejorar cada poco tiempo nuestro perfil, algo que por otra parte también hacemos en nuestras demás redes sociales.

Mientras que en Facebook, Twitter o Instagram publicamos fotos, vídeos o compartimos artículos, en LinkedIn podemos hacer lo propio desde el punto de vista profesional. No se trata de entrar cada día al perfil y cambiar cosas por cambiarlas, pero no está de más enlazar con otros profesionales, entrar en grupos, seguir a empresas de nuestro sector, difundir artículos de interés profesional o incluir compartir trabajos o proyectos propios.

anterior artículo

Emergencia climática: los efectos serán todavía más devastadores

Emergencia climática: los efectos serán todavía más devastadores
siguiente artículo

Los métodos secretos del Black Friday

Los métodos secretos del Black Friday

Recomendados