• 19 mayo, 2022
  • GAMING 
  • 7 min

¿Cómo se crea un server en Minecraft para proteger a los niños?

Desde que Minecraft se puso en marcha en un lejano 2009, millones de jugadores lo han disfrutado creando mundos propios, enfrentándose a retos y peligros y, en definitiva, divirtiéndose y desarrollando su creatividad a partes iguales. Y qué decir de los jugadores más jóvenes. Niños de todo el mundo juegan o han jugado a Minecraft, que incluso se emplea como herramienta educativa en algunos colegios. Por eso vamos a explicarte cómo crear un server de Minecraft casero.

Y es que Minecraft es básicamente un juego online. Un juego que requiere del programa cliente, para el jugador, y el programa servidor de Minecraft que alberga el mundo pixelado que tanto caracteriza a Minecraft. Un mundo que podremos personalizar y manipular según las reglas que le marquemos al servidor. Vamos, que puedes acceder a un servidor de Minecraft online o crear el tuyo propio.

Tener tu propio servidor de Minecraft tiene sus ventajas. Evitarás que tus hijos se las vean con desconocidos de quienes no sabemos nada. Evitaremos que vean contenido o actividades que tal vez no se adecúen a su edad. Y permitiremos que se diviertan y disfruten en un mundo virtual creado específicamente para ellos. Y para quienes quieran invitar, claro está.

Tu propio servidor de Minecraft para niños

Minecraft es un juego que está indicado para niños a partir de 7 años. Sin embargo, las actividades y juegos que se recrean en su mundo virtual, en función del servidor elegido, pueden hacer que ese límite de edad suba hasta los 10 años o más. Al ser un juego tan versátil, es inevitable que haya distintos tipos de jugadores, diferentes actividades y preferencias. Por eso existen servidores de Minecraft para edades diversas.

Si tus hijos juegan a Minecraft o quieren hacerlo y no estás seguro de si es buena idea, estás de suerte. No eres el primer padre que tiene ese temor. Por eso existen servidores de Minecraft para niños. Pensados para que los más jóvenes de la casa puedan aprender, divertirse y familiarizarse con Internet, los juegos online y otras actividades que, tarde o temprano, harán en la red.

Los peligros de Minecraft son los mismos que podemos encontrar en la calle. Al ser un juego online con chat, podemos encontrar lenguaje malsonante, mal comportamiento, jugadores que se saltan las reglas o que impiden a los demás divertirse libremente… De ahí la idoneidad de crear tu propio server o de acceder a un pensado para menores de edad.

Aquí va una lista de servidores de Minecraft para niños. Tienen reglas de comportamiento, ofrecen actividades para menores y cuentan con soluciones si alguien se pasa de la raya. La mayoría están en inglés, pero tienen usuarios hispanohablantes.

Pero si lo que realmente quieres es controlar el servidor de Minecraft y evitar problemas e imprevistos online, te contamos cómo crearlo tú mismo. Así tu hijo o hijos podrán divertirse en el mundo de Minecraft sin sorpresas. Y es más fácil de lo que parece.

Cómo crear un server de Minecraft online

Tanto si quieres jugar con tus hijos como si prefieres dejarles a ellos divertirse por su cuenta, tener tu propio server de Minecraft es (casi) todo ventajas. Puedes configurarlo a tu manera, controlar quién juega, activar o desactivar el chat, permitir ciertas actividades o juegos, etc. Es más, tus hijos podrán jugar con sus amigos en ese mismo servidor en vez de “quedar” en un servidor externo. Otra ventaja es que puedes crear tu propio servidor gratis.

Hace unos años, para tener tu propio server de Minecraft necesitabas instalarlo en tu ordenador. Pero la comunidad de Minecraft ha crecido tanto que en la actualidad hay servicios que facilitan la creación de servidores privados. Están almacenados en un ordenador externo pero solamente quien tu decidas tendrá acceso a él. Es la manera más rápida y sencilla gracias a nombres como Aternos o Minehut. Ambos son gratuitos y permiten personalizar tu servidor en todos los aspectos.

Tanto si eliges Aternos como si optas por Minehut, tendrás que darte de alta como usuario. Indicas una dirección de correo electrónico, una contraseña y algunos datos más y listo. Con Aternos puedes usar tu ID de Google para ir más rápido. Una vez tengas tu cuenta creada, ya podrás empezar a crear servidores. Por ahora, con uno bastará.

Al servidor de Minecraft le tendremos que asignar un nombre. El asistente te dirá si el nombre está libre o deberías pensar en otro. También podrás elegir el tipo de servidor, ya que hay varias versiones de Minecraft. Por ejemplo, la clásica, disponible online desde el navegador. También está la versión Java, disponible para PC y Mac. O la versión Bedrock, que es compatible on el cliente de Windows 10 y de las versiones móviles (Android, iPhone, iPad). Según desde dónde quiera jugar tu hijo te será mejor elegir una u otra.

Tu propio servidor de Minecraft gratis y siempre online

Personalizar y mantener tu servidor de Minecraft

Aunque esté a kilómetros de distancia, el servidor de Minecraft que has creado funciona como uno al uso. Así que tendrás que activarlo o encenderlo cuando quieras usarlo y desactivarlo cuando no quieras que tus hijos jueguen. Ahí deberéis acordar unas horas de juego. Para invitar a otros jugadores hay un enlace o URL compartido. Por otro lado, hay multitud de opciones a editar. En Aternos están en castellano, así que te será fácil reconocerlas. En cualquier caso, tanto Aternos como Minehut ofrecen tutoriales y ayuda.

Con el tiempo, podemos personalizar el servidor de Minecraft añadiendo mundos personalizados con juegos, actividades o aventuras varias. También es posible cargar mods o plugins para añadir nuevos escenarios, actividades o posibilidades de juego. Y por descontado, tenemos la posibilidad de desactivar monstruos, NPCs, animales, regular el nivel de dificultad, limitar los jugadores que pueden entrar, el modo de juego, etc. Al principio, mientras tus hijos juegan a Minecraft tú jugarás a personalizar el propio juego. Tarde o temprano lograrás un espacio de juego apto para niños.

Por parte del jugador, para acceder al servidor solo hay que abrir el cliente de Minecraft, acudir a la pestaña Servidores y pulsar en Añadir servidor. Indicamos el nombre, el enlace que hemos visto y el puerto que utiliza. Esos datos están en la configuración del servidor que hemos creado. Y ya está. Una vez han entrado al servidor ya pueden dar rienda suelta a su imaginación y pasarlo en grande con todo lo que ofrece Minecraft.

Con el Minecraft clásico no necesitas servidor de Minecraft propio

Jugar al Minecraft clásico online

Si no quieres complicarte, puedes optar por usar el Minecraft clásico. Es una versión web del Minecraft original de 2009. Sus particularidades son que puedes jugarlo desde el navegador, sin instalar aplicaciones adicionales. Y mediante el enlace generado que verás al entrar al juego, podrás jugar con hasta otros 9 jugadores. También desde el navegador web. Así de simple.

¿Inconvenientes? No se puede guardar la partida ni los cambios, por lo que es una manera de iniciarse en Minecraft y pasarlo bien sin quebraderos de cabeza pero sin aspirar a crear grandes construcciones durante semanas. Para eso deberás acudir a las otras versiones de Minecraft. Pero para empezar, no está nada mal.

RELACIONADOS

Superordenador Mapa mundo 3D Planeta Tierra, experimentos para comprobar que la Tierra no es plana

La basura tecnológica, un problema con muchas soluciones

Se llama basura electrónica o basura tecnológica a los residuos que tienen su origen en componentes o aparatos eléctricos y electrónicos. Rotos, irreparables, inservibles, obsoletos… La...