• 13 enero, 2023
  • METAVERSO 
  • 5 min

5 ejemplos de cómo usar el metaverso para el elearning en empresas

La realidad virtual avanza a pasos agigantados gracias al impulso del metaverso. Aunque todavía quedan aspectos a mejorar, ya es posible utilizarla para campos como las comunicaciones, la telemedicina o el elearning en empresas más allá de los juegos o las actividades lúdicas o de consumo. Y, precisamente, el elearning ha encontrado en el metaverso todo un universo que explorar. En muchos sentidos.

Ya de por sí, la enseñanza online está asentada gracias a las videollamadas, los campus virtuales y las muchas herramientas disponibles. Y que permiten mantener el contacto, acceder a contenido audiovisual y clases virtuales o interactivas sin estar atados a horarios. Y, básicamente, realizar las mismas tareas que en el espacio físico pero con las ventajas de lo virtual. Pero la realidad virtual permite hacer mucho más.

Poco a poco, el metaverso va a ayudar al elearning en empresas a adaptarse mejor a las necesidades de empleados y empresas. Y satisfacer la demanda de conocimiento fresco de mil maneras a través de soluciones inmersivas, interactivas, bajo demanda y, en muchos casos, nunca vistas salvo excepciones. Simulaciones, ejercicios prácticos de rol, campus virtuales, entornos virtuales para experimentar y un sinfín de nuevas ideas que están todavía por explotar.

Un campus virtual inmersivo para llevar el elearning a empresas

El concepto de campus virtual no es nuevo. Las universidades ya lo implementaron hace décadas. Lo mismo ocurre en plataformas de enseñanza y elearning para particulares y empresas. Sin embargo, lo que cambia es ese concepto de virtual. Lejos de ofrecer simplemente un muro o foro público, una carpeta donde compartir archivos o un chat para hablar con compañeros y/o tutores, el metaverso enriquece el aspecto virtual dando pie a un campus inmersivo.

A través de la realidad virtual es posible recorrer espacios de una universidad, escuela de negocios o cualquier espacio digital. Más allá de lo estético, esta recreación puede ayudar a que alumnos de un mismo curso interaccionen entre sí, organizar mejor las actividades que se realizan de elearning desde casa o desde otro lugar, etc. 

También será posible acceder a los recursos disponibles de esta forma. Recrear una biblioteca, ofrecer salas de reunión para alumnos y profesores, disponer de espacios comunes donde socializar o realizar determinadas actividades de elearning teóricas o prácticas…Las posibilidades son infinitas.

El elearning para empresas encuentra en el metaverso espacios para aprender y socializar
Fuente: Brand Factory Telefónica

Entornos virtuales para aprender y practicar

El elearning en empresas requiere muchas veces de instalaciones especiales en las que explicar conceptos. En ocasiones, instalaciones con medidas de seguridad y material costoso. Por ejemplo, en el metaverso es posible crear laboratorios virtuales en los que realizar actividades y prácticas que, en el mundo físico, implican riesgo y precauciones.

O recrear el lugar de trabajo para practicar lo aprendido en el proceso de elearning. Qué hacer en caso de incendio, como actuar frente a los clientes en situaciones concretas, qué prácticas sanitarias hay que aplicar en el día a día en entornos específicos… Todo ello a través de entornos virtuales que se pueden reiniciar, adaptar y reconstruir de manera virtual. A un coste menor que una recreación física pero con un comportamiento similar.

Simulaciones interactivas para sectores específicos

Relacionado con lo anterior. Además de recrear instalaciones, aulas y otros entornos, el elearning para empresas tiene mucho que ganar gracias a las simulaciones y experiencias interactivas. La tecnología actual de 3D y de entornos 360 permiten ir más allá de la enseñanza clásica e introducir prácticas más novedosas como las actividades de storytelling, los juegos de rol, recrear situaciones concretas para ver como reaccionan los alumnos…

Y en sectores concretos, la simulación es una herramienta perfecta para aprender, mejorar o incorporar nuevos conocimientos sin necesidad de acudir al entorno físico. Entorno que muchas veces es costoso, de difícil acceso o en el que ciertas prácticas requieren unas condiciones imposibles de recrear. Aquí podemos incluir desde pilotaje de aviones, barcos o trenes, manejo de maquinaria pesada, aprendizaje de medidas de seguridad en situaciones de peligro, etc.

Pese a ser virtual, el metaverso ofrece soluciones muy humanas
Fuente: Brand Factory Telefónica

Actividades interpersonales inmersivas

Otra utilidad de las capacidades inmersivas e interactivas que ofrece la realidad virtual en el elearning para empresas tiene que ver con las capacidades interpersonales. Es decir, hemos visto cómo el metaverso permite crear aulas interactivas, recrear lugares de trabajo y entornos específicos. Pero además de objetos, máquinas y lugares, en el metaverso podemos crear avatares interactivos.

Aprender mecanismos de negociación, mejorar el trato al cliente o incorporar herramientas para hablar en público de forma convincente son algunas de las skills más necesarias en las empresas actuales. Y, muchas veces, esas skills se aprenden mediante la práctica. Qué mejor manera de perder el miedo o de potenciar estas capacidades interpersonales que crear escenarios con avatares como los de los videojuegos con los que interactuar. 

La importancia de los datos en el elearning para empresas

Para terminar, una de las grandes ventajas del metaverso es que permite monitorizarlo todo. Es decir, obtener métricas de lo que sucede en el ámbito virtual. Y con esos datos es posible evaluar al alumnado a la vez que se mejoran las prácticas de enseñanza y se corrigen los posibles problemas o imprecisiones. 

El entorno virtual permite saber el nivel de implicación de alumnos y profesores, la satisfacción de ambos, si participan más o menos, la evolución de su aprendizaje… Y, posteriormente, saber si es necesario incorporar o eliminar determinadas prácticas, qué echan en falta, etc. Todo ello mediante sensores, la tecnología de realidad virtual y/o propuestas más clásicas como las encuestas, las evaluaciones o la grabación en vídeo de las actividades.

En definitiva, el metaverso admite más herramientas con las que saber si el elearning para empresas está logrando sus frutos y adaptarse a tiempo a las necesidades de quienes acuden a estas prácticas de formación. Evitando así caer en errores comunes difíciles de detectar en las actividades físicas o presenciales actuales.

RELACIONADOS