Teleformación y eLearning, un futuro inspirado por la tecnología

Podemos llamarlo teleformación, formación a distancia, enseñanza online, educación a distancia o eLearning. Todos estos conceptos vienen a significar lo mismo. Enseñar y aprender a través de la tecnología sin que tiempo y espacio sean una barrera. Un tipo de formación que se venía empleando hacía años en el ámbito profesional y en la educación post universitaria pero que se extendió temporalmente a escuelas e institutos como solución para educar a distancia durante la pandemia de COVID-19.

Sea como fuere, el eLearning, lejos de ser una moda pasajera o un parche temporal, es ya un sistema de formación consolidado. Las universidades y centros educativos a distancia están a la orden del día. Y empresas de todo el mundo facilitan a sus empleados la formación a través de eLearning. La pregunta es, ¿qué futuro le depara al eLearning?

Las pistas las encontramos en todo aquello que tiene que ver con la tecnología. Si algo sirve para comunicar dos o más personas, bien puede aplicarse a la formación a distancia o teleformación. Y de propuestas de este estilo están proliferando unas cuantas. Que se les dé un uso educativo más allá de su naturaleza comercial o lúdica, dependerá de la audacia y de la capacidad de innovación que tengan quienes fomentan el eLearning en el ámbito educativo.

El eLearning en modo asíncrono

La formación a distancia o eLearning tienen como propósito vencer las limitaciones espacio temporales a través de la tecnología. La distancia es algo que tenemos claro. Mediante videollamadas a través de Zoom o Teams podemos realizar clases magistrales en las que los alumnos están en sus hogares y pueden responder o interaccionar con el profesor o formador mediante imagen, voz y texto.

Pero el factor tiempo es otro inconveniente en el ámbito de la formación. Está claro que necesitamos X horas para alcanzar determinados conocimientos. La pregunta es, ¿por qué no dejar al alumno que administre esas horas a su conveniencia? Es algo que ya se aplica en cursos online de distintas temáticas. El alumno decide cuándo empieza y qué horas le dedica al día. En la jerga del eLearning y la teleformación, esta modalidad se conoce como asíncrona, en contraposición a la modalidad síncrona (en directo).

Así, una tendencia que ya se viene viviendo en el eLearning actual es la posibilidad de asistir a clases virtuales sin un horario fijo. Empleando vídeos interactivos y material de consulta complementarios, es posible aplicar esta modalidad fácilmente. Además, la tutoría y el seguimiento al alumno ya emplean métodos de comunicación asíncronos como el correo electrónico, los mensajes a responder cuando sea posible, etc.

En eLearning, el microlearning optimiza el tiempo empleado

Microlearning

Otra tendencia del eLearning o teleformación relacionada con el tiempo disponible. En esta ocasión, tiene que ver con el tiempo que podemos dedicar a un curso o formación. Del microlearning hemos hablado ya en varias ocasiones. Consiste en segmentar el corpus de conocimiento a enseñar en módulos o píldoras de conocimiento.

La idea es enseñar lo más importante, necesario y de la manera más específica y óptima posibles. El tiempo es un bien intangible cada vez más ansiado y el microlearning permite optimizar ese tiempo dedicado a aprender. Sesiones cortas y concretas, fáciles de consumir, temas sencillos y concretos, recursos variados…

No se trata de infantilizar la educación o la formación a distancia. Se trata de ir al grano. Dejar la paja a un lado y aprender de manera eficiente. Si contamos con tiempo adicional, siempre estaremos a tiempo de consultar más recursos para complementar o expandir el conocimiento adquirido mediante microlearning.

El eLearning y la realidad aumentada

La realidad aumentada es una tecnología que enriquece nuestro mundo físico. Se traduce en rótulos, mensajes, avisos visuales y sonoros y otros elementos que nos aportan información adicional sobre aquello que estamos viendo en un momento determinado. Para usarla, podemos emplear la pantalla de una tableta o un teléfono inteligente o directamente unas gafas de realidad virtual.

De ejemplos presentes y futuros de realidad aumentada aplicada tenemos varios. Por ejemplo, indicaciones para ir a una dirección concreta mientras caminamos o conducimos. En vez de mirar un mapa, podemos ver las indicaciones directamente en la calle, integradas en la realidad que percibimos con nuestros sentidos. Otro ejemplo. Traducir en tiempo real los mensajes, carteles y textos que vemos mientras caminamos por una ciudad extranjera.

En el eLearning o teleformación, la realidad aumentada también tiene mucho por decir. Esta tecnología en auge puede enriquecer las clases presenciales, ya que podemos utilizar pizarras virtuales cuya información se envía directamente a las pantallas y/o dispositivos de realidad aumentada de alumnos y profesores. Así todos pueden ver lo mismo, interaccionar con elementos virtuales y trabajar con recursos en 3D para explicar algo.

La realidad virtual también ayuda en teleformación o formación a distancia

Metaverso y realidad virtual

Si hablamos de tecnología e innovación, tarde o temprano teníamos que mencionar la realidad virtual y el metaverso. Más allá de su componente lúdico o comercial, en un mundo virtual se puede hacer de todo, y eso también incluye enseñar y aprender a distancia, perfecto para la teleformación o formación a distancia. Es decir, si en el metaverso se puede dar un concierto o estrenar una película para que la vean millones de personas desde sus casas, ¿por qué no crear universidades virtuales accesibles a cualquiera?

El eLearning tiene y tendrá mucho que decir en el metaverso que se está construyendo. Los mundos virtuales que van proliferando permiten divertirse, conocer gente y, cómo no, ampliar nuestros conocimientos. Tarde o temprano, las universidades y centros de formación deberán hacerse sitio en el metaverso para darse a conocer ante un mayor público que al que llegan actualmente en el mundo físico.

Ya en el presente, proyectos como The Uncensored Library nos dejan entrever todas las posibilidades del eLearning en el metaverso. Con este nombre se conoce una biblioteca virtual con más de 12 millones de obras que han sido censuradas en distintos países del mundo. Gracias a esta biblioteca, que se encuentra en el mundo virtual de Minecraft, cualquiera puede acceder a conocimiento prohibido con total libertad.

En el futuro, combinando realidad virtual y metaverso se podrán realizar clases e interaccionar con formadores y compañeros, combinando métodos clásicos de formación con otras propuestas más atrevidas e innovadoras.

RELACIONADOS

Tecnología y edutainment: educar entreteniendo

Toda generación recuerda algún programa de televisión que combinaba educación y entretenimiento. Barrio sésamo, Érase una vez el cuerpo humano, Los Teletubbies, Dora la exploradora…...
metaverso web3

La aplicación del metaverso en el elearning

Una de las noticias tecnológicas más importantes de este año ha sido la llegada del metaverso. En cuestión de meses, se ha convertido en...