Emojis, el mundo después de las palabras

Escrito por , 11 de agosto de 2014 a las 07:00
Emojis, el mundo después de las palabras
Digital

Emojis, el mundo después de las palabras

Escrito por , 11 de agosto de 2014 a las 07:00
¿Le tiene usted cariño a las palabras? A esa intrincada combinación de caracteres con significado en una lengua, pero sin sentido alguno en otro idioma. Si hoy en día es una rareza encontrarse con líneas telefónicas terrestres -las famosas cabinas donde Clark Kent se transformaba en Superman– les invito a imaginar un tiempo en el que nos comunicamos a través de emojis. Éste es uno de los posibles escenarios futuros: la extinción de las palabras.

 

Más de quince mil personas han solicitado un cupo para inscribirse en una aplicación de chat que aún no ha sido lanzada de manera oficial, Emoj.li. El principio, de lo que seguro será un éxito, es sencillo: solo puedes comunicarte usando Emojis, esas brillantes partículas gráficas, de origen japonés, los nuggets de color.

Si pensaban que los 140 caracteres de Twitter, los 15 segundos de Instagram Video o los 6 de Vine eran una limitación… ¡Prepárense! Hay 943.812 combinaciones posibles con los 972 caracteres en Unicode 7.0.

Este fenómeno, con los detractores propios de cualquier nueva tecnología, se postula como la siguiente bisagra histórica en el desarrollo de un lenguaje universal. La próxima escisión.

 

Texting Emoji

 

¿No es una forma económica de ejecutar oraciones y transmitir información? Hay un elemento lúdico, un juego de combinaciones que permite recrear novelas completas, como Emoji Dick, o parafrasear letras de Jay-Z y Kanye West. Además, se establece una especie de coqueteo, de acción-reacción entre cada uno de los iconos, algo difícil de encontrar en las relaciones entre letras.

Nuestros antepasados se comunicaban a través de imágenes, por lo que hay algo cíclico en volver a hacerlo. ¿Reciclaje de métodos? Pinturas rupestres, jeroglíficos, y pictogramas. ¿Cuestión de reinventarse?

En estos días, una amiga me preguntaba, por chat, cómo la había pasado en una fiesta la noche anterior. Una fiesta que ofrecía perspectivas éticas de disfrute y destrucción. A modo de respuesta, le envíe un GIF (Graphics Interchange Format) particularmente frenético, un extracto de una escena de The Hangover.

A ella le quedó claro que lo pasé muy bien, pero no sé si podrá contar la historia a alguien más. Con la información que le di mediante ese GIF es complicado narrar lo sucedido. Cuando a mi se me olvide la historia, será como si esa fiesta nunca hubiese existido. Sin duda, quien narró la fiesta por mi fue Lawrence Sher, director fotográfico de The Hangover. Único responsable del plano que seleccioné en el GIF.

Cuando se narra con emojis, una parte del cuento la narra por ti Shigetaka Kurita, uno de los padres de estos ya imprescindibles iconos en nuestra comunicación, durante su estancia en Docomo, o la cuenta Willem Van Lancker, ex-diseñador de Apple, y uno de los diseñadores del feel-and-look de este sistema de comunicación.

 

Emojis iPhone

 

Me gusta imaginarme un futuro en el que esta revolución no deje ninguna palabra olvidada en el camino, y en el que nunca dejen de nacer nuevos emojis.

Allí estaremos. Contándoselo. Aunque no sé si con palabras.

Aquí comparto este video con la historia de los emojis:

Y más sobre el mundo de los emoticons: Rives: A story of mixed emoticons

Imagen destacada vía Wtoutiao

anterior artículo

Spheros, el juguete que enseña a programar a tus hijos

Spheros, el juguete que enseña a programar a tus hijos
siguiente artículo

Una app para saber si el hotel al que vas tiene wifi (gratis o de pago)

Una app para saber si el hotel al que vas tiene wifi (gratis o de pago)

Recomendados