Energy Observer: la vuelta al mundo de un barco de hidrógeno

Escrito por , 10 de julio de 2018 a las 12:30
Energy Observer: la vuelta al mundo de un barco de hidrógeno
Futuro

Energy Observer: la vuelta al mundo de un barco de hidrógeno

Escrito por , 10 de julio de 2018 a las 12:30

El Energy Observer es un barco que está dando la vuelta al mundo empleando hidrógeno como combustible y energías renovables.

El majestuoso catamarán surca los mares dejando la acostumbrada estela de espuma blanca, el rastro de cualquier navío. Pero su huella en el planeta no tiene nada que ver con la que dejan los motores de las embarcaciones de pesca o los cargueros cenicientos. El Energy Observer funciona con energías renovables y con hidrógeno.

El proyecto se ha puesto en marcha con el fin de demostrar las capacidades energéticas del hidrógeno. En el nuevo modelo energético que se construya este combustible tendrá su lugar. Así lo quieren poner de relieve los responsables del Energy Observer con su hazaña. Esta recuerda al viaje alrededor del mundo que hizo el Tunanor PlanetSolar, que completó la vuelta al globo empleando solo energía solar para navegar.

Este mismo propósito de rodear el planeta es el que impulsa al Energy Observer. Con el patrocinio de Toyota una de las compañías que más apuesta por el hidrógeno, la embarcación surcará mares y océanos únicamente con el hidrógeno como combustible, procedente de fuentes renovables.

Energy Observer

El proceso es el siguiente: el barco obtiene energía del conjunto de paneles solares integrados en la superficie del casco. Además, también cuenta con dos aerogeneradores, que recogen energía eólica. Toda esta potencia se destina a mover los motores y a la electrólisis. La embarcación recoge agua marina y separa la sal y los iones. Una vez que el líquido queda en su naturaleza más pura, un sistema divide la molécula de H2O en sus elementos básicos. Se expulsa oxígeno al aire y se obtiene hidrógeno, que almacena energía.

Visitará 50 países

El proyecto tiene previsto que el Energy Observer visite 50 países. Todo ello sin usar un gramo de combustibles fósiles. Una proeza si tenemos en cuenta que en el transporte marítimo los hidrocarburos son difíciles de sustituir. Hacer que pesadas embarcaciones corten el mar para avanzar requiere de una gran potencia y motores altamente eficientes.

El hidrógeno como combustible ofrece un buen complemento a las energías renovables. Cuando estas sirven para propulsar el barco no hay necesidad de echar mano de la energía almacenada. Pero si no hay sol o el viento se para, la acumulación energética del hidrógeno mueve los motores.

Imágenes: Stv., Energy Observer

anterior artículo

Los cables de fibra pueden ayudar a detectar terremotos

Los cables de fibra pueden ayudar a detectar terremotos
siguiente artículo

Suecia alcanzará este año su objetivo en renovables de 2030

Suecia alcanzará este año su objetivo en renovables de 2030

Recomendados