La fórmula para ganar: Big Data en Fórmula 1

Escrito por , 11 de julio de 2018 a las 19:30
La fórmula para ganar: Big Data en Fórmula 1
Tecnología

La fórmula para ganar: Big Data en Fórmula 1

Escrito por , 11 de julio de 2018 a las 19:30

Los avances tecnológicos y el análisis de datos han llegado al mundo del motor. La Fórmula 1 es uno de los deportes que más innovación y tecnología necesita. Se calcula que un monoplaza genera 300 GB de información en cada carrera.

Para muchos de los aficionados de la Fórmula 1 los 80’s y 90’s fueron años muy emocionantes. La carrera de 1990 en el circuito de Suzuka en Japón, fue un momento inolvidable. Como era habitual en esa época, Ayrton Senna y Alain Prost, dos de los rivales más tenaces en la historia de Fórmula 1, volvían a enfrentarse por el primer puesto. Cuando menos se lo esperaban, como si fuera un “deja-vu” del año anterior, el Ferrari de Prost y el McClaren de Senna se chocaron en la primera curva. Esta vez, Senna se convirtió en Campeón Mundial. En el circuito, y en casa, todos los que estaban viendo la carrera sintieron la tensión de los dos pilotos al saltar de sus coches.

En el Grand Prix de Barcelona de 2018, la carrera fue muy distinta. No solo se han vuelto más seguros los circuitos, sino que la capacidad de utilizar datos y algoritmos ha permitido a los conductores y sus ingenieros a planificar mejor su estrategia de carrera, para evitar situaciones como las de la colisión mencionada anteriormente. Un ejemplo de estas mejoras se pudo ver en el inicio de la carrera, el trompo de Romain Grosjean. El coche de Grosjean envió alertas de “alto impacto” después de las colisiones, y debido a esto se recomendó someter al piloto a un chequeo médico. Detalles como éste, que parecen rutinarios hoy en día, no han existido siempre.

Cuando la victoria depende de una fracción de segundo, los datos pueden ser cruciales a la hora de saltar del clasificarse en primer lugar. Es ampliamente conocido que muchos deportes ya están usando Big Data para mejorar el rendimiento de los atletas. Con ayuda de LUCA, los ciclistas utilizan sus métricas para mejorar su técnica. Los eSports también incorporan el uso de datos para determinar áreas de mejora; pero quizás uno de los deportes en los que resulta más interesante la aplicación de datos es la F1.

Figura 1. Lewis Hamilton ya superó el record con 41 victorias desde la posición pole

Un coche de F1 puede llegar a producir más de 300 GB de datos en un fin de semana de Gran Prix, dándole al equipo infinidad de posibilidades de analizar posibles errores o puntos fuertes. Matt Harris, Jefe de Informática en Mercedes-AMG Petronas, asegura que “el coche es un Internet de las cosas” y Mercedes-AMG Petronas equipa los vehículos con alrededor de 200 sensores que recogen datos a lo largo de todo el fin de semana. Alrededor del 80% de éstos se toman antes de la carrera (viernes y sábado). Para el campeón mundial Lewis Hamilton, los datos son “una nueva forma de vida”, estando por tanto muy centrado en ellos y en la información.

Mercedes-AMG Petronas ha colaborado con diferentes compañías en los sectores de telecomunicación y datos, y a través de estas colaboraciones, ha podido maximizar el rendimiento y mejorar tiempos. Mientras que un equipo de ingenieros está trabajando en los boxes, un segundo equipo en su base también está analizando datos y obteniendo información. Tibco, expertos en software de integración y análisis de datos, ha trabajado junto con Mercedes-AMG Petronas para crear un modelo que analiza y crea diferentes escenarios para que permitan superar a los competidores de la manera más segura. Qualcomm, compañía que comercializa y diseña productos y servicios de telecomunicaciones inalámbricas, también es un socio. Mercedes usa el procesador Snapdragon de Qualcomm, que recoge información y la transmite al box a través de una conexión WiFi.

McClaren es otro equipo que se asegura de que cada pieza del coche haga uso de los datos históricos, y de simulación. Geoff McGrath, Jefe de Innovación de McClare, mencionó en la revista Fortune, que, aunque todos estos datos ayudan a mejorar los resultados, el conductor es el “sensor” fundamental, ya que es el único que tiene contacto con la pista. El análisis de datos ayuda a mejorar el rendimiento, como mencionamos anteriormente, pero también permite que los pilotos se centren en lo que más les gusta: conducir.

Hablando de contacto con la pista, los neumáticos son el único punto de contacto entre el conductor y el asfalto, y son cruciales cuando se trata de ganar o perder tiempo. Los neumáticos más blandos proporcionan más agarre con el asfalto, pero necesitan reemplazarse con más frecuencia, lo que se traduce en más paradas en boxes. Los neumáticos más rígidos son más duraderos, pero tienen menos agarre. A menudo, los pilotos deben tomar decisiones en fracciones de segundo; ¿terminan más vueltas con el mismo par de neumáticos, o se detienen y cambian a un nuevo par? Una mala elección podría costarles valiosos segundos, y en la Fórmula 1, el tiempo realmente es oro. ¿Esto no te hace esperar con más ganas la próxima carrera?

Es importante rastrear cómo funciona cada tipo de neumático en cada vuelta y controlar su temperatura para poder verificar qué es lo mejor para cada equipo. Pirelli lanzó recientemente dos nuevos tipos de neumáticos, Hypersoft (rosa) y Superhard (naranja). Hypersoft es mejor para una menor velocidad, en pistas con asfalto menos abrasivo como Mónaco o Canadá, y ha recibido excelentes críticas de campeones como Lewis Hamilton. Sin un seguimiento adecuado del rendimiento de cada llanta en cada pista, sería imposible calcular cuántas paradas en boxes necesita realizar un piloto, con qué tipo de neumáticos comenzar la carrera y si combinar diferentes tipos también será beneficioso. En Barcelona, muchos equipos mencionaron los desafíos de los neumáticos, por lo que siguen siendo un elemento impredecible en cada carrera.

Figura 2. La tecnología y los procesos utilizados en la Fórmula 1, en smart cities y sector de salud

Sin embargo, aunque el rendimiento del automóvil es fundamental, lo prioritario es la salud de los pilotos. Para ello, se han creado guantes biométricos que miden la frecuencia cardíaca y los niveles de oxígeno que permiten controlar sus signos vitales durante la carrera, y antes y después de una colisión. Esto es importante, ya que, al rastrear los signos vitales de forma remota, el personal médico sabe cómo está el conductor cuando llega a la escena de un accidente. Lo mismo ocurre con el seguimiento de los signos vitales del equipo de los boxes.

El equipo Williams utilizó estas métricas hace un par de temporadas para determinar los niveles de estrés y dónde necesitaría más entrenamiento cada integrante del equipo. El personal médico del [Hospital Universitario de Wales] (http://www.cardiffandvaleuhb.wales.nhs.uk/our-hospitals) (UHW) ha visitado la fábrica de Williams para observar la práctica de “parada en boxes”, con el objeto de poder aplicar su coordinación perfecta y atención a los detalles, a los procesos de atención al paciente y resucitación. “Estamos descubriendo cada vez más que los conocimientos y la tecnología de Fórmula 1 pueden beneficiar a otras industrias, y este es un gran ejemplo”, mencionó Claire Williams, subdirectora del equipo, que mostró la importancia de compartir las buenas prácticas del deporte con otras industrias.

Mientras que muchos argumentarán que la tecnología ha vencido a la intuición, la realidad es que esto les ha dado a los pilotos mucha más libertad para destacar sin preocuparse de por qué ocurren ciertas cosas; y ha abierto las puertas de acceso a muchísima información de valor. Al final, es el conductor el que decide qué hacer, cuándo subir o bajar la velocidad y cuándo sobrepasar a otro competidor. La diferencia de contar con los datos es que su intuición es compatible con hechos reales y les permite planificar mejor sus estrategias.

Ya han sido muchos años desde que Niki Lauda, Ayrton Senna y Nigel Mansell gobernaban los circuitos. El deporte ha tenido una evolución interesante, especialmente con la introducción de la tecnología y la importancia de los datos. A medida que nos enfocamos en el futuro del deporte, es emocionante pensar en lo que vendrá la próxima temporada y quién reinará en el podio. Por ahora, veamos qué trae la próxima carrera. ¿Ya tienes tus predicciones sobre los ganadores?

Post original escrito por Eugenia Bollmann.

anterior artículo

Las aplicaciones de voz: el auge de los asistentes virtuales

Las aplicaciones de voz: el auge de los asistentes virtuales
siguiente artículo

La inteligencia artificial también es capaz de atravesar paredes

La inteligencia artificial también es capaz de atravesar paredes

Recomendados