FTTH, hogares con mucha fibra

Escrito por , 18 de enero de 2013 a las 17:30
FTTH, hogares con mucha fibra
Tecnología

FTTH, hogares con mucha fibra

Escrito por , 18 de enero de 2013 a las 17:30

Durante muchos años, la principal tecnología de acceso a la red de telefonía fija y a Internet para muchos hogares y empresas ha sido el par de cobre, que nos ha hecho (y sigue haciéndolo) de puente de unión con las centrales de conmutación y, por tanto, nos unen con las redes de los operadores. A pesar de ser una tecnología que nació a la vez que el propio teléfono, durante los últimos años hemos exprimido su capacidad y, a la vez que podíamos transportar la voz. Hemos visto cómo también se ha convertido en el canal de transporte de datos gracias a las tecnologías xDSL (ADSL, ADSL2, ADSL2+, VDSL, etc.) que nos han abierto la puerta a Internet y a otros servicios de valor como la televisión IP o el vídeo bajo demanda.

Sin embargo, a pesar de todo lo que hemos podido exprimir el par de cobre, la evolución natural de las redes y los servicios que se ofrecen desde éstas ha provocado que este tipo de tecnologías haya tocado techo y se tengan que plantear nuevas tecnologías de acceso capaces de soportar la demanda actual y futura de los usuarios (acceso a Internet de gran velocidad, aplicaciones a tiempo real, vídeo bajo demanda en calidad HD, etc.).

Cuando hablamos de los cables submarinos, observamos que estos sufrieron una evolución tecnológica que los llevó del par de cobre a pasar por el cable coaxial y, finalmente, a la fibra óptica que hoy en día utilizamos, una evolución que no dista de la que han sufrido las redes de los operadores en los distintos niveles que forman sus redes y que, sin embargo, ha mantenido invariante lo que se conoce como la última milla, es decir, el tramo que va desde la central del operador hasta el hogar del usuario. El cambio tecnológico que supone la sustitución del cable de cobre por fibra óptica en esta última milla es lo que se conoce como FTTH, es decir, el Fiber-To-The-Home, un cambio tecnológico que nos abre las puertas de las redes de nueva generación y, por consiguiente, un interesante abanico de servicios.

¿Y en qué consiste el FTTH? Como nos podemos imaginar, en FTTH se sustituye el clásico par de cobre por un cable de fibra óptica que llega, directamente, al hogar del usuario y se conecta a un router que se encargará distribuir la conexión entre nuestros dispositivos (smartphones, tabletas, consolas de videojuegos, smart TVs, etc.). La ventaja desde el punto de vista del usuario es evidente puesto que con esta tecnología obtendremos un ancho de banda mucho mayor que con ADSL, ADSL2 o VDSL, nos ofrece conexiones mucho más estables y está preparada para el triple play, es decir, servicios de voz, conexión de datos y servicios de televisión (canales de TV, vídeo bajo demanda, canales en HD, grabación de contenidos, etc.).

Manguera de fibra óptica

La adopción de esta nueva tecnología de acceso, lógicamente, requiere del despliegue de nuevas infraestructuras (desde las centrales hasta el hogar del usuario) y, por tanto, es un proceso gradual que, al día de hoy, podemos ver en la convivencia de FTTH con los servicios xDSL.

En FTTH la velocidad que recibe el usuario deja de ser dependiente de la distancia a la central del operador o del estado del par de cobre, cambiando así por completo el mapa de cobertura de las ciudades y, cara al usuario, el esquema del equipamiento utilizado también cambia, puesto que verá cómo llega a su casa un cable de fibra que termina en un ONT (Optical Network Terminal), es decir, un conversor de señales ópticas a Ethernet y un router que, además, también puede transportar nuestras llamadas de voz (al ser VoIP).

Arqueta fibra optica

FTTH es algo que, aunque nos pueda parecer una novedad en el mercado, lleva probándose algunos años. En el caso de España, Telefónica realizó pruebas en Madrid en el año 2007, con el despliegue de los primeros tramos de fibra óptica en esta última milla que llevan, aproximadamente, unos 10 años desplegándose sin que el usuario se haya percatado de ello.

Al día de hoy, la cobertura de FTTH está disponible en buena parte del territorio y no es algo que quede adscrito a Madrid o Barcelona sino que está disponible en muchas otras ciudades de España, por ejemplo, en núcleos de reciente construcción en los que, directamente, se despliega con fibra óptica. De hecho, en previsión de que, conforme pase el tiempo, FTTH sea la tecnología de acceso para todos los hogares, el propio reglamento de ICT (Infraestructura Común de Telecomunicaciones) que regula las infraestructuras de acceso a servicios de telecomunicaciones desde los hogares y edificios de oficinas, recoge el despliegue de fibra óptica en el interior de los edificios, haciendo mucho más sencilla la llegada de FTTH a los hogares (eso sí, para los edificios proyectados desde 2011 en adelante, aunque ello no implica que no se pueda instalar en edificios más antiguos).

La llegada de la fibra al hogar no es algo exclusivo de España. En Asia (Japón, por ejemplo), Estados Unidos, Europa Central o los países Nórdicos es algo bastante extendido en uso y que, incluso, en algunos lugares ha llevado a que las administraciones públicas realicen los despliegues de fibra óptica y la pongan a disposición de los operadores para su explotación. Uno de los casos que más repercusión ha tenido en los últimos meses es la incursión de Google en el ámbito del FTTH con Google Fiber, donde el gigante de Mountain View ha desplegado una red de fibra en la ciudad de Kansas City para realizar un piloto que está dando mucho que hablar al ofrecer 1 Gbps simétrico a los usuarios y que, pese a ser una prueba, según Netflix (el servicio de vídeo bajo demanda) se ha convertido en el operador con la conexión más rápida de Estados Unidos.

FTTH es una tecnología que, hace tiempo, dejó de ser un “futurible” y se ha convertido en una realidad que nos abre la puerta a un Internet de gran velocidad, mejores contenidos y de mejor calidad (vídeo bajo demanda, canales HD, uso del almacenamiento en la nube casi como si fuesen discos físicos conectados a nuestros equipos, etc.), preparando nuestro hogar para una nueva ola de aplicaciones y servicios de valor a los que accederemos a través de la red.

Imágenes (CC): Groupe Aménagement Numérique des Territoires (Flickr), FirasMT (Flickr) y Fernando Maclen

anterior artículo

La tierra en streaming 24 horas vía satélite

La tierra en streaming 24 horas vía satélite
siguiente artículo

Vicente del Bosque: “el que sólo sabe de fútbol seguramente no sabe ni de fútbol”

Vicente del Bosque: “el que sólo sabe de fútbol seguramente no sabe ni de fútbol”

Recomendados