Gestos 3D y voz: reformulando la interacción con dispositivos

Escrito por , 11 de enero de 2013 a las 18:30
Gestos 3D y voz: reformulando la interacción con dispositivos
Tecnología

Gestos 3D y voz: reformulando la interacción con dispositivos

Escrito por , 11 de enero de 2013 a las 18:30

Los dispositivos móviles han cambiado radicalmente la forma de interactuar con la electrónica. Durante mucho tiempo, casi desde que se inventaron los primeros ordenadores personales a finales de los años 70 y principios de los 80, cuando Apple perfeccionó y difundió comercialmente la interfaz gráfica de usuario y el ratón, la comunicación de las personas con estas máquinas apenas se ha modificado. Es cierto que ha habido mejoras significativas. La precisión y la rapidez en la respuesta se han incrementado. También se han añadido periféricos de control, como joystiks para videojuegos o tabletas para diseño.

Sin embargo, hasta la puesta en marcha y optimización de los entornos táctiles no ha habido un cambio radical que haya transformado la forma de comunicarse con un dispositivo. Han tenido que llegar los smartphones y las tabletas, con las pantallas capacitivas, para dar un giro a la interacción de las personas con las máquinas. Las posibilidades que ofrece esta tecnología son mucho mayores en comparación a los botones y su adaptación a los requerimientos de la movilidad es muy alta.

Pero los smartphones y las tabletas están pasando a ser una rama más de la tecnología puntera. Actualmente se está innovando en otros dispositivos electrónicos, que se están convirtiendo también en smart. Los televisores son uno de ellos y la interacción táctil no resulta útil, por lo que es necesario inventar nuevas formas de comunicar a la máquina los comandos del usuario. Algunos fabricantes, como LG, han creado mandos a distancia con punteros que funcionan por rayos infrarrojos, al estilo de un ratón. Se trata sólo de una medida de transición. Lo más interesante está aún por llegar, aunque ya se está experimentando.

El control por gestos 3D

Con esta tecnología un usuario podrá manejar un dispositivo electrónico con simples gestos de la mano, a distancia. La tecnología que Microsoft sacó al mercado con Kinect es sólo una muestra de lo que se puede conseguir. Una de las compañías que más ha sonado últimamente ha sido Leap Motion. De su sistema de reconocimiento de gestos en 3D se dice que es 200 veces más preciso que el desarrollado por Redmond para complementar su Xbox.

Leap Motion acaba de completar una ronda de financiación de 30 millones de dólares, que están destinados a perfeccionar su tecnología. El fabricante taiwanés Asus ha sabido ver las posibilidades que ofrece y ya ha firmado acuerdos con la compañía para integrar su dispositivo. El producto en principio se comercializará como un controlador externo que permite al usuario indicar comandos a través del lenguaje gestual. Soporta gesticulaciones predeterminadas (tal como ocurre con los entornos táctiles), cuya eficacia sorprende en los vídeos de muestra que han salido a la luz.

Está previsto que el Leap Motion Controller salga al mercado este mismo año, a un precio no muy caro además: 69,99 dólares. Este factor, unido a su capacidad para servir como periférico y conectarse a otros dispositivos, lo pueden convertir en un elemento determinante para la expansión del control por gestos 3D.

Pero aquí no acaba la evolución de este sistema. La compañía ya ha obtenido más de 40.000 solicitudes de desarrolladores que quieren obtener un SDK (Software Development Kit) para construir aplicaciones con vistas a esta nueva funcionalidad.

El empuje que le dará Leap Motion este año al control por gestos 3D, según todas las previsiones, podría contribuir a poner en marcha proyectos de otras compañías de mucho mayor envergadura. Apple ya ha registrado al menos una patente en 2012 que cubre este tipo de tecnología. En el documento presentado ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, se apuntaba que la intención era conseguir manejar una interfaz a través de gestos en tres dimensiones.

El sistema postulado por Apple reconocería el movimiento y los gestos del usuario para después transmitir las órdenes convenidas a la máquina, en este caso un dispositivo iOS –pues estaba dirigido a esta plataforma–. En su momento ya se especuló que la firma de Cupertino podría tener en mente ya no un iPhone o un iPad, sino la tan esperada Apple TV.

Por su parte, Microsoft, que fue pionero con Kinect, también está trabajando en esta forma de interacción. Ha desarrollado un brazalete que permite detectar los movimientos humanos gracias a un sensor por láser, con el objetivo de ganar precisión. ‘Digits’, que así se llama esta nueva creación, aún está en fase de experimentación pero la intención es que sirva para controlar varios dispositivos a la vez de forma remota.

Comandos por voz: el otro camino

Desde el lanzamiento de Siri, con el iPhone 4S, en octubre de 2011, el control por voz ha tomado impulso. Apple  arrastra al mercado de nuevo. Muchas compañías de todo tipo se han sumado a esta tendencia que está llamada a ser una de las formas futuras de comunicación con los dispositivos electrónicos.

Google, el otro grande en el mercado móvil, tiene su propio sistema de reconocimiento de voz. La tendencia es que estos sistemas sirvan para vertebrar toda la plataforma que gobierna un smartphone o una tableta. Pero hay múltiples aplicaciones que están explotando las posibilidades de esta tecnología. Los navegadores son uno de los casos más claros, ya que el mensaje hablado agiliza la búsqueda y la navegación.

El sistema operativo para smartphones Ubuntu Phone OS, recientemente presentado, ha esgrimido como una de sus principales bazas el reconocimiento de voz integral. Se trata de un sistema que no sólo permite controlar el sistema operativo del terminal sino que también lo hace con las aplicaciones. Es un paso más para manejar de forma completa un dispositivo móvil a través de órdenes dictadas.

Sin embargo, smarphones y tabletas no serán los únicos que se beneficien del control por voz. Este tipo de sistemas podrían llegar a otros dispositivos, como los portátiles, donde un micrófono integrado está lo suficientemente cerca para que sea cómodo dictar comandos. Los televisores, cuya interacción con el usuario se encuentra en plena evolución, también tendrían oportunidad de aprovechar esta tecnología, posiblemente a través de la conexión con una terminal móvil.

anterior artículo

Crowdsourcing pasivo para luchar contra el cáncer

Crowdsourcing pasivo para luchar contra el cáncer
siguiente artículo

La Sociedad de la Información en España 2012: TIC como motor de la recuperación económica

La Sociedad de la Información en España 2012: TIC como motor de la recuperación económica

Recomendados