Innovar, ¡no es un chispazo!

Escrito por , 27 de enero de 2013 a las 11:00
Innovar, ¡no es un chispazo!
Emprendedores

Innovar, ¡no es un chispazo!

Escrito por , 27 de enero de 2013 a las 11:00

La ola de la innovación podría ser comparada con el sexo entre los adolescentes: ‘todos están interesados en practicarlo pero ninguno sabe cómo; su primera experiencia es por lo general caótica pero si les preguntas, te dicen que fue fantástico´. La razón por la que digo esto, es que frecuentemente recibo preguntas de cómo se puede incentivar la innovación en las organizaciones y sin esperar algún comentario de mi parte, lanzan la segunda pregunta sobre cuáles serían las técnicas de creatividad que deberían emplear. Queda claro que la creatividad es una práctica deseable; sin embargo, para introducir la innovación en las organizaciones es necesario algo más.

Como en cualquier actividad, es preciso experimentar una curva de aprendizaje hasta esperar ciertos resultados, pero no podríamos esperar estos resultados sin un método definido o cambiando métodos argumentando creatividad. Por otro lado, a lo largo de la curva de aprendizaje existen diferentes etapas en las cuales la organización va obteniendo resultados. Estos resultados primero tienen sólo un impacto interno es decir, existe una mejora en la eficiencia de sus procesos sin que esto realmente lo perciba el cliente y a medida que se van obteniendo resultados, estos son proyectados por medio de nuestros productos y servicios.

Técnicas de Innovación

Por lo tanto antes de sugerirle al lector técnicas de innovación, en esta primera aportación me gustaría dejar claro que la innovación es un proceso que siempre es perfectible y que pudiera contener las siguientes funciones:

  • Identificar la necesidad, esta función se refiere a la manera que la organización obtiene ideas claras sobre qué productos o servicios debe integrar a su portafolio; ya sea mediante la identificación de patrones tecnológicos u observación de otras propuestas de valor en el mercado.
  • Seleccionar opciones, esta función se refiere a cómo la organización discrimina del universo de opciones en el mercado, aquellas que mejor se adaptan a su estrategia, nichos de mercado y clientes potenciales.
  • Adquirir la tecnología, esta función se refiere a crear planes de negocio multianuales en los cuales se detallen las líneas de negocio y con las cuales se pretende impactar al mercado. La adquisición de tecnología, implicaría también el pensar cómo reducir la dependencia tecnológica entre la organización y sus proveedores a lo largo del tiempo.
  • Explotar el modelo, esta función se refiere a tener una idea clara, precisa y sobre todo operable, de cómo la organización obtendrá ingresos. Grandes ideas, tecnología del estado del arte y planes fantásticos fracasan por ser simplemente inoperables.
  • Proteger el modelo, esta función se refiere a como la organización mantendrá su ventaja competitiva en el mercado a lo largo del tiempo. La protección puede ser de diversas formas: registrando legalmente una propiedad intelectual y/o asegurarse de que la idea de negocio sea difícil de copiar, difícil de sustituir y haga uso de recursos escasos.

Por último, recordar que estas funciones deben estar integradas unas con otras, es decir, los resultados de una función deben activar procesos y cambios en otra.

anterior artículo

El videochat será tendencia en 2013 gracias al estándar WebRTC

El videochat será tendencia en 2013 gracias al estándar WebRTC
siguiente artículo

Guía para el blogger actual

Guía para el blogger actual