La tecnología inalámbrica de última generación ya está aquí

Escrito por , 5 de marzo de 2014 a las 17:30
La tecnología inalámbrica de última generación ya está aquí
Tecnología

La tecnología inalámbrica de última generación ya está aquí

Escrito por , 5 de marzo de 2014 a las 17:30

Intel presentó en el Mobile World Congress una tecnología inalámbrica de datos que permitiría enviar a velocidades superiores a un Gbps en distancias de varios cientos de metros.

En medio del despliegue del 4G LTE y ante las primeras pinceladas del LTE Advanced –por no hablar del murmullo tecnológico en torno al 5G– Intel ha dado a conocer una tecnología inalámbrica que soporta velocidades de vértigo, sobrepasando incluso la frontera del gigabit por segundo. Se trata de una agrupación modular de antenas cuyo tamaño es similar al de un tetrabrik, el conjunto integra chips de la compañía, que gestionan el rendimiento de las conexiones.

La tecnología inalámbrica de Intel se basa en ondas milimétricas, capaces de transportar una cantidad mayor de datos que la que soportan las redes desplegadas actualmente. Las comunicaciones se mueven en frecuencias de 28, 39 Ghz o incluso superiores, sin embargo, este tipo de ondas tienen un problema, pues es fácil que se bloqueen por toda clase de objetos. Para hacerse una idea, incluso las gotas de agua que arrastre el aire pueden interrumpir su recorrido.

El mérito de Intel consiste en haber logrado una forma de salvar esta inconveniencia. Los procesadores de la firma envían la señal de forma dinámica, las antenas están coordinadas para controlar la trayectoria de los datos, evitando así que ésta se bloquee ante los objetos que encuentre a su paso, ya que se puede cambiar su ruta. Intel se atribuye una mayor eficiencia que otros competidores que actualmente trabajan en el desarrollo de una tecnología similar.

Samsung y un equipo de investigación de la Universidad de Nueva York llevaron a cabo un experimento que tiene relación con la mencionada tecnología inalámbrica. Su propuesta también incluye antenas concentradas en dimensiones reducidas, con el fin de que pueda darse su instalación masiva en las ciudades. Estos desarrollos tienen la capacidad de servir como colchón para las nuevas conexiones de 4G y los estándares que vengan a continuación, pues una antena esta clase podría transmitir y recibir información a velocidades superiores a un Gbps.

Infraestructura para el LTE A y el 5G

Aunque el despliegue del 4G LTE aún no está firmemente asentado, el avance hacia nuevos estándares de comunicaciones no se detiene. En Corea del Sur, la operadora principal del país, junto con la tercera en importancia, han anunciado la puesta en funcionamiento de una red LTE A para finales de este año. Las velocidades que permitirán estas nuevas conexiones serán de 300 Mbps de bajada (el LTE sirve 75 Mbps en comparación).

Por su parte, Europa ya se ha marcado unos objetivos en materia de 5G, cuyo despliegue va a apoyar con 700 millones de euros, mientras que el sector privado también se ha comprometido a apostar sólidamente por la nueva red. Se habla de una capacidad 1.000 veces superior a la de las comunicaciones actuales. Estas velocidades tienen que ser soportadas también por infraestructura de corto alcance y aquí es donde entran en juego innovaciones como la anterior o como las proyectadas antenas de grafeno.

Imagen:  TAFE SA TONSLEY

anterior artículo

Este anillo habilita el control por gestos 3D de tu smartphone

Este anillo habilita el control por gestos 3D de tu smartphone
siguiente artículo

How to know if my application is working (or not): the conversion funnel

How to know if my application is working (or not): the conversion funnel