La cocina del futuro

Escrito por , 20 de enero de 2016 a las 19:30
La cocina del futuro
Futuro

La cocina del futuro

Escrito por , 20 de enero de 2016 a las 19:30

La innovación en la forma de producir, comer y acceder a los alimentos está a la orden del día, y aún le queda mucho camino que recorrer. ¿Cómo serán las futuras cocinas? Os lo contamos.

La cocina, considerado uno de los lugares más importantes de nuestras casas, donde realmente ocurren cosas importantes: la comida con los abuelos, tu décimo cumpleaños, o anuncio de que estamos embarazados…  De donde salen los mejores olores y las mejores preguntas. Un lugar, en el que los trucos pasan de generación en generación sin recetas de por medio.

Pues bien, hoy el menú de la cocina lleva un consejo para el futuro. En estos últimos años ha predominando la implantación progresiva de la domótica es este escenario. Pero los amantes de la cocina queremos ir más allá, imaginando cómo serán las cocinas del futuro. Y es que las cosas están cambiando, y el mundo de la gastronomía, la hostelería y el turismo en general cada vez es más consciente de la importancia de las tecnologías en el éxito de sus negocios.Cocinas_futuro

Comer es la causa y la tecnología es el efecto

Cada vez son más las empresas, universidades y escuelas de diseño que se unen para crear un espacio inteligente donde sea posible preparar cualquier plato. Un ejemplo de esto es la empresa sueca que lleva años decorando nuestras cosas: Ikea, con la colaboración de dos Universidades: Lund y la Universidad Tecnológica de Eindhoven; y de la consultora de diseño e innovación IDEO, nos muestran un prototipo de cocina, Concept Kichen, que está diseñada para facilitarnos la vida, además de la interacción con las nuevas tecnologías.

Como en la cocina en ningún sitio

Entre los aspectos innovadores de este proyecto, destaca que el eje de la cocina se concentra en una mesa multifunción o «A table for living», en cuya superficie puedes cocinar, preparar los alimentos, comer, cargar los dispositivos y, además, llevar a cabo un reconocimiento de los alimentos. La tecnología existente detrás de ella es un proyector que va encima de la mesa. La mesa cuenta con unos espirales de inducción bajo la superficie, estos están conectados a una red, que permite que el sistema reconozca los objetos y los movimientos que están en la mesa y que así se puedan proyectar en la pantalla. Se trata de ‘Tecnología Casual’: herramientas que nos dan el control y la orientación cuando lo necesitamos, pero parecen ser lo contrario- una superficie simple que minimiza las distracciones y permite mantener el compromiso con el reciclaje. Si además de todo ello tiene una buena implementación de los sistemas, una base de datos y un precio asequible, se espera que esta mesa esté en muchos hogares para el año 2025.Cocina_futuro

Cocinar a fuego lento, una nueva forma de ver el mundo

Pero este no es el único proyecto que está en marcha para innovar el espacio de la cocina. Por ejemplo, la empresa Whirlpool ha presentado en el CES de las Vegas este año una cocina interactiva, en la que combina lo convencional, con el mundo social media, a través de redes sociales como Twitter, Facebook o Skype. La aceptación de este nuevo espacio en la cocina cada vez es mayor y mejor.

Otro de los dispositivos estrella en la cocina moderna son las pesas de alimentos. La empresa  Smart DietScale ha creado un peso que está conectado mediante Bluetooth a nuestro smartphone y nos da el valor nutricional del alimento. Es capaz de reconocer más de 315.000 alimentos y entre 80.000 platos de restaurantes. En la aplicación podremos ver además todo lo que has comido, de una manera nutricional y de una forma muy visual.

anterior artículo

Los emprendedores digitales toman el testigo de la renovación en la forma de educar

Los emprendedores digitales toman el testigo de la renovación en la forma de educar
siguiente artículo

Traspasando fronteras para crecer (I): la importancia de la internacionalización para las startups

Traspasando fronteras para crecer (I): la importancia de la internacionalización para las startups