Las supercomputadoras prefieren Linux

Escrito por , 29 de noviembre de 2017 a las 12:30
Las supercomputadoras prefieren Linux
Digital

Las supercomputadoras prefieren Linux

Escrito por , 29 de noviembre de 2017 a las 12:30

Cada seis meses, la lista Top500 dice cuáles son las supercomputadoras más potentes del mundo. Y entre otros datos, Linux destaca como el sistema operativo de casi todos.

Más o menos sabemos qué sistema operativo hace funcionar nuestro teléfono móvil y nuestro ordenador. Y echando un vistazo a las estadísticas disponibles, podemos saber qué sistemas operativos utiliza la mayoría de usuarios en todo el mundo, tal y como vimos en este artículo de abril.

Aunque pueden cambiar los porcentajes, la tendencia actual es el dominio de Android en dispositivos móviles e iOS de Apple como segundo sistema móvil. En ordenadores portátiles y de sobremesa, Windows sigue siendo quien domina, seguido de macOS y Linux.

Pero, ¿qué ocurre con las supercomputadoras? ¿Qué sistema operativo emplean para manejar terabytes de información y procesar teraflops? ¿Con qué software controlan los más de 10 millones de núcleos que tiene la supercomputadora más potente?

Pues según los datos disponibles por TOP500, la lista oficial más respetada que cada seis meses clasifica las supercomputadoras por su potencia de procesado, los 500 superordenadores más potentes tienen Linux como sistema operativo. Literalmente.

Un vistazo al TOP 10

Veamos qué software corre por las 10 supercomputadoras más potentes a noviembre de 2017. Básicamente se encuentran en China (2), Estados Unidos (4) y Japón (3). Suiza es el cuarto país presente en la lista de TOP 10.

Las dos supercomputadoras más potentes, ambas en China, utilizan Sunway RaiseOS y Kylin Linux, respectivamente. Ambos sistemas operativos son versiones de Linux creadas en exclusiva en China y están disponibles en más de 200 de las 500 supercomputadoras más rápidas.

Sunway RaiseOS fue creado exclusivamente para funcionar con la arquitectura Sunway, procesadores made in China que han logrado el primer puesto en el TOP500.

Kylin Linux, por su parte, fue creado por la Universidad Nacional de Defensa Tecnológica enfocándose en la seguridad y lo emplean tanto el ejército chino como otras organizaciones gubernamentales chinas.

La tercera supercomputadora más potente, la suiza Piz Daint, cuenta con su propio Linux, Cray Linux Environment, diseñado especialmente para trabajar con más de 500.000 núcleos de procesador.

La supercomputadora más potente de Japón emplea CentOS. Basado en Red Hat Enterprise Linux, está pensado para entornos profesionales y gestión de redes.

Y en cuanto a los supercomputadores norteamericanos, depende del fabricante. Titan, Cori y Trinity, por ejemplo, también emplean Cray Linux Environment.

supercomputadores

Muchas razones para usar Linux

¿Qué hace de Linux el candidato ideal para gestionar las supercomputadoras más potentes de todo el mundo?

Podemos hablar de muchos motivos, pero el más relevante es la maleabilidad de Linux a coste cero. Es decir, podemos adaptar Linux a necesidades concretas, como una arquitectura específica (como ocurre con la mayoría de supercomputadoras de la lista TOP 10).

En muchos casos, los propios fabricantes de las supercomputadoras proporcionan su propio sistema operativo basado en Linux adaptado a las tecnologías que va a emplear.

En otros, se opta por una versión de Linux ya existente, normalmente una versión enfocada a gestión de grandes parques de ordenadores o de redes, como CentOS, Red Hat Enterprise Linux o SUSE Linux Enterprise Server.

En segundo lugar, crear tu propio Linux es gratis. Y adquirir una licencia de los Linux empresariales ya existentes es mucho más barato que lo que costaba una licencia UNIX de hace una década, un software con licencia cerrada del que ya hemos hablado con anterioridad.

Imagen | Flickr (Autor: NASA Goddard Space Flight Center)

anterior artículo

2022: la fecha en que Singapur sacará autobuses autónomos a las calles

2022: la fecha en que Singapur sacará autobuses autónomos a las calles
siguiente artículo

El fin de los problemas con los repartidores está a la vuelta de la esquina

El fin de los problemas con los repartidores está a la vuelta de la esquina

Recomendados