Probamos el Lumia 1020, la apuesta más sólida de Nokia

Escrito por , 24 de octubre de 2013 a las 19:30
Probamos el Lumia 1020, la apuesta más sólida de Nokia
Tecnología

Probamos el Lumia 1020, la apuesta más sólida de Nokia

Escrito por , 24 de octubre de 2013 a las 19:30

El Lumia 1020 es la apuesta más fuerte de Nokia. Un magnífico smartphone con un sistema operativo fluido y una auténtica joya: su cámara de 41 Mpx

Etiquetas:
LUMIA, NOKIA, SMARTPHONES

En el blog Think Big hemos tenido la oportunidad de probar el Nokia Lumia 1020, y aquí os dejamos nuestras impresiones sobre este magnífico terminal.

Parece inevitable echar la vista atrás unos años y ver que la situación de Nokia en el mercado de la gama alta estuvo falta de una definición clara, sin una apuesta clara de SO y muy rezagados en comparación con una competencia que, como Apple, había entrado arrasando con el mercado o bien se había apuntado al carro de Android rápidamente tomando ventaja mientras Nokia se decidía.

Por suerte para los que somos fans de la marca finlandesa, Nokia se decidió al fin, y zanjó el acuerdo con Microsoft para montar Windows Phone en sus dispositivos. La apuesta ha ido tomando forma con el diseño y las cámaras de alto rendimiento como acompañamiento de un SO que cada vez va acumulando mejores críticas, y desemboca en el Lumia 1020 como máximo exponente de que Nokia sigue teniendo capacidad de sorprender.

Lumia 1020 a nivel técnico

El Nokia 1020 está construido por y para albergar su cámara de 41Mpx, un número que generaba bastante escepticismo entre el sector más crítico, que siempre ha defendido que la carrera de Megapixels en la que se han enfrascado los fabricantes no equivale a calidad. Y aunque en terminales de otras marcas eso pueda parecer cierto, el Lumia 1020 despeja las dudas con unos resultados espectaculares que avalan los números. Al final del post os dejaremos algunos ejemplos de fotografías a máxima resolución para que juzguéis vosotros mismos, pero os adelantamos que estamos ante la mejor cámara montada jamás en un smartphone.

Pero, antes de hablar un poco más de la cámara, os dejamos con un listado de las características del terminal que demuestran que Nokia no se ha quedado corto dotando al Lumia 1020 de un buen procesador, conectividad global y un almacenamiento interno que comienza en los 32Gb a diferencia de otros terminales de 16Gb o inclusive 8Gb:

  • Pantalla: AMOLED WXGA 4,5 pulgadas, Gorilla Glass 3, ClearBlack
  • Resolución: 1280 x 768 píxeles (334 ppp)
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon S4 dual-core a 1,5 GHZ
  • GPU: Adreno 225
  • Conectividad: GSM cuatribanda, LTE, Dual-Carrier, Bluetooth 4.0, NFC
  • Cámara: 41 megapíxeles, OIS, 6 lentes, flash de xenón
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 32 GB / 64 GB
  • Batería: 2.000 mAh
  • Dimensiones: 130,4 x 71,4 x 10,4 mm
  • Peso: 158 gramos

Efectivamente, habrá quien discuta que otros modelos móviles tienen mejores procesadores a día de hoy o mejores pantallas, pero ahí radica la ventaja de Windows Phone 8, que no necesita de un procesador tan potente como los Android para mover con total fluidez el sistema hasta en los modelos de gama baja y cuenta con una interfaz que permite, entre otras cosas, gestionar la saturación y la temperatura de color, haciendo que la pantalla luzca mejor en el Lumia 1020 que en otros terminales con Android con el mismo panel.

Lumia 1020

Diseño, botones, batería

El diseño del Lumia 1020 es otro de sus puntos fuertes. Pese al uso del policarbonato frente al metal de otros gamas altas, el Nokia no da nunca la sensación de terminal barato y además se permite jugar con la gama de colores que tan buenos resultados le ha dado en modelos anteriores como el 925, incluso el modelo negro que hemos usado para la review da una sensación realmente elegante gracias al acabado mate.  La cámara sobresale de un cuerpo perfectamente definido, convirtiéndose en el punto de atención cuando lo sacamos del bolsillo, y en el punto de apoyo cuando dejamos el móvil sobre el escritorio, inclinando el teléfono lo justo para permitirnos ver la pantalla completa de un solo vistazo sin necesidad de agarrar el terminal para mejorar el ángulo de visión.

Nokia es consciente de que el terminal es grande, así que lleva la botonera al lateral, permitiendo el acceso rápido al encendido/apagado, volumen y cámara de manera cómoda y deja unos potentes altavoces abajo, junto al conector microUSB, perfectamente integrados en la carcasa mediante microperforaciones en la misma.

Como último paso, previo a hablar de la cámara, hablaremos de la autonomía. El Lumia trae consigo una batería de  2000mAh que le permiten aguantar durante casi un día completo con un uso razonable, y aunque se verá afectada si somos de los que no podemos parar de hacer fotos, algo que es de esperar con este terminal, siempre tenemos la opción de recurrir al accesorio Grip que Nokia ha creado para que el uso de la cámara se asemeje más al de una compacta normal y que además aporta un extra de batería de 1000mAh del que a buen seguro sacaremos partido si tenemos lejos un enchufe.

Una Cámara, con mayúscula

Y llegamos al final, al plato fuerte de este terminal: su cámara. Como hemos comentado antes, el sensor de 41Mpx del 1020, lejos de ser un simple reclamo de marketing, es una demostración de lo poco que queda para que sustituyamos del todo las cámaras compactas.

Esto no es sólo gracias al sensor y la lente 25mm de f2.2, sino que debe parte de su excelencia a Nokia Pro Cam, la aplicación que Nokia incluye en este modelo y que nos permite una gestión totalmente manual de los parámetros básicos de cualquier fotografía de manera totalmente intuitiva y que a buen seguro hará las delicias de cualquier aficionado a la fotografía. ISO, velocidad de obturación, balance de blancos… Todo es configurable en Nokia Pro Cam, con la excepción de la apertura de la lente, que quedará siempre en f2.2 y más debido al último anuncio de Nokia, que otorgará en breves al 1020 la capacidad de tomar fotos en formato RAW, dando así total libertad para tocar todos los parámetros de la foto después de haber sido tomada.

El 1020 redefine además el concepto de “zoom digital”, ya que aprovecha el tamaño de su sensor para ofrecer la opción de, sobre las fotos de máxima resolución, hacer un recorte de hasta 5x que no afectará apenas a la imagen final, que será de 8Mpx, lo cual nos da mucho juego para reencuadrar las fotos una vez tomadas.

El comportamiento de la cámara es excelente en condiciones de buena luminosidad y han acertado con el Flash de Xeon, que mejora de manera espectacular las fotos en lugares con luminosidad restringida.

Pero no sólo de fotos vive el usuario de móviles, y Nokia, que es consciente, ha llevado esta experiencia tan satisfactoria también al apartado de vídeo, donde si su más que admirable gestión del contraste y el tratamiento de los colores no sirviesen por sí mismos para destacar positivamente, sólo tendríamos que hacer notar el potente estabilizador de imagen que monta para darnos cuenta de que el 1020 nos ofrece una herramienta que a buen seguro veremos utilizada para la creación de más de un vídeo profesional como los que se han hecho con otros terminales de gama alta.

¿Conclusión? Baste este artículo y lo mucho que desde el blog nos ha costado devolver el terminal de prueba para ejemplificar que estamos convencidos de que Nokia ha logrado volver al top de fabricantes con el Nokia 1020 y que este terminal será la excusa de muchos usuarios para volver a usar la marca que nos regaló joyas como el 3210. Os dejamos con algunas fotos hechas con el terminal:

 

Lumia 1020

Lumia 1020

Si os habéis quedado con ganas de más fotos del Lumia 1020, echad un vistazo al enlace.

anterior artículo

Automatizaciones personalizadas gracias a Talentum Startups

Automatizaciones personalizadas gracias a Talentum Startups
siguiente artículo

Smartwatches, una realidad y… ¿un fracaso?

Smartwatches, una realidad y… ¿un fracaso?

Recomendados