Los nuevos «trabajos móviles» surgidos del auge de las aplicaciones

Escrito por , 15 de enero de 2013 a las 14:30
Los nuevos «trabajos móviles» surgidos del auge de las aplicaciones
Tecnología

Los nuevos «trabajos móviles» surgidos del auge de las aplicaciones

Escrito por , 15 de enero de 2013 a las 14:30

“Se necesita desarrollador con experiencia en Android”, “se buscar desarrollador iOS para aplicación de iPad”, “experto en mobile marketing para campaña puntual”: todos éstos son posibles anuncios de ofertas de trabajo que se pueden leer en los portales de empleo. El imparable crecimiento de los smartphones y las tabletas ha logrado generar en unos pocos años un nuevo mercado que mueve miles de millones de euros. Más allá de las ventas de terminales, las aplicaciones móviles también se han expandido y reclaman su cota de especialización.

A pesar de ser un campo relativamente nuevo, poco a poco van surgiendo profesionales dedicados a las aplicaciones móviles, con experiencia y conocimientos específicos, a la par que se van creando puestos de trabajo igualmente concretos. En septiembre de 2012, The Wireless Assosiation, organización representativa de parte de la industria de conexiones inalámbricas, publicó el informe ‘The Geography of the App Economy’. En él se destacaba que el mercado del software móvil había creado 519.000 puestos de trabajo en Estados Unidos, desde el lanzamiento del primer iPhone en 2007.

Se trata de empleos nuevos, para los que anteriormente no había mercado. Pero éste crece rápido y cada vez se requieren más puestos de trabajo relacionados con aplicaciones móviles. Sólo unos meses antes, en febrero de 2012, otro informe para el territorio de Estados Unidos, ‘Where the Jobs Are: The App Economy’, elaborado por el grupo TechNet, señalaba que se habían creado 466.000 empleos. La demanda – y la oferta – se incrementan a medida que los smartphones llegan a más gente y nuevos usuarios utilizan las tabletas.

Desarrolladores móviles al poder

El principal puesto de trabajo que se ha creado a raíz del surgimiento de las aplicaciones móviles es el de desarrollador. Un programador necesita conocer distintos lenguajes, pero las compañías que quieren lanzar productos para smartphones valoran la experiencia en plataformas concretas.

Android e iOS son indiscutiblemente los sistemas operativos móviles que más interés despiertan, por lo que la experiencia de trabajo con ellos es muy demandada. Sus dos tiendas de aplicaciones, tanto Google Play como la App Store, se están acercando al millón de registros. Y el crecimiento se acelera, lo que refleja una necesidad existente para las compañías, así como una proliferación de profesionales interesados por el desarrollo en estas plataformas.

android blackberry windows phone ios

Pero también existen otros sistemas operativos móviles, cuya especificidad es si cabe mayor, ya que menos empresas quieren programar para ellas por tener un número significativamente menor de usuarios. El Marketplace de Windows Phone ya hace más de seis meses que ha sobrepasado las 100.000 aplicaciones y su mayor crecimiento lo ha tenido en este último año. Lo que igualmente indica que se agudiza el interés por esta plataforma. BlackBerry, por su parte, pese a estar de capa caída ha visto cómo los desarrolladores que utilizaban su entorno se cotizaban muy alto. Los softwares de productividad se han vendido muy caros en el sistema de RIM, lo que da idea de la rentabilidad obtenida por los programadores.

Las tabletas son otra razón más para la especialización. Concretamente en Windows 8, desde su lanzamiento, el número de aplicaciones para este sistema ha crecido en decenas de miles durante las primeras semanas. Las particularidades de esta versión respecto a las anteriores del sistema operativo tradicional han propiciado que empresas pioneras ofrezcan sus servicios para adaptar aplicaciones, ya que no todo el mundo es capaz de hacerlo por sí mismo.

Sacando partido la parte genuina del desarrollo en móviles

Pero la especialización no sólo se busca en relación con las plataformas. Uno de los campos más prolíficos en aplicaciones móviles es el de los videojuegos. Tanto es así que la llamada gamificación (el lanzamiento de videojuegos con un propósito adicional, como puede ser la educación o las promociones) está convirtiéndose en una tendencia gracias a los smartphones y las tabletas. Esto ha hecho que se genere una demanda de trabajo para los expertos en este ámbito.

El pago móvil es otro de los ámbitos que los smartphones permiten explotar. Los métodos aún se están afinando y se están poniendo en marcha los mecanismos de transacciones. Pero la tecnología NFC (Near Field Communication), que facilita la transmisión inalámbrica de datos a través de un sistema de etiquetas, ya está disponible y tiene visos de convertirse en un nuevo campo de especialización para desarrolladores.

La realidad aumentada representa otra área concreta, cuyas especificaciones hacen necesario el trabajo de un profesional que conozca la tecnología. Las aplicaciones que se sirven de estas capacidades para conectar el mundo físico con información del virtual se están expandiendo. Los empleos relacionados con esta disciplina también requieren experiencia y conocimientos nuevos.

Diseño gráfico adaptado

El campo del diseño es otro de los pilares que han cambiado en las aplicaciones móviles. No se trata únicamente de una reducción de pantalla. Las interfaces táctiles funcionan de una manera diferente a las de los ordenadores. El usuario ya no utiliza un ratón y un teclado para emitir comandos al dispositivo sino sus dedos (a veces bastante gordos), concretamente una serie de gestos comunes que permiten las plataformas mayoritarias.

El trabajo de un diseñador va más allá de redimensionar una interfaz. En aplicación, el usuario por un lado tiene menor capacidad para navegar, pero por el otro se permiten gestos con los que se accede a funcionalidades nuevas. La experiencia a la hora de ajustar los botones para que sean usables, el texto para que sea legible o la disposición de las imágenes es determinante para que el software funcione correctamente.

smartphone dedos diseño

Mobile marketing: al encuentro de un público nuevo

Los dispositivos móviles han creado un nuevo mercado con nuevos consumidores. Éstos tienen un comportamiento distinto al que podían tener en otros ámbitos, por lo que es necesario estudiarlo. Éste es el primer paso para sacar provecho de los usuarios. Los expertos en mobile marketing se encargan de ello.

Los estudiosos del marketing se han apresurado a investigar los hábitos del usuario móvil y las técnicas a aplicar para conectar con él. Rápidamente se ha hecho de esta labor una disciplina especializada dentro de la mercadotecnia. La publicidad en smartphones y tabletas se ha convertido en un elemento permanente en muchas de las aplicaciones no gratuitas.

Pero el marketing móvil no se acaba en la publicidad. El lanzamiento de una aplicación o su promoción para motivar a los usuarios a que se la descarguen es otro trabajo para expertos. Tratar de dar notoriedad al software y alzarlo a las primeras posiciones en búsquedas implica tácticas diversas, con el fin de lograr la mejor valoración y comentarios positivos. El llamado SEO móvil no sólo se refiere a los resultados en buscadores de la Web sino en las tiendas de aplicaciones, donde un primer puesto puede suponer miles de descargas.

Probando las aplicaciones móviles

Como en cualquier software las pruebas son fundamentales para una aplicación móvil. Cuando el proyecto ya está en su última fase hay que utilizarlo, navegar en su interfaz y hacer todo tipo de comprobaciones para encontrar fallos, así como posibles mejoras para versiones futuras.

La tarea del betatester, como ocurre con la del diseñador, cambia por la propia naturaleza del producto. Su función consiste en saber si una aplicación es útil, navegable y no incurre en fallos que dificulten su uso. No es lo mismo hacer esto para un programa de ordenador que para un software móvil. Surge así también un nuevo empleo especializado.

Pero aparte de la función del betatester existe un proceso de control de calidad, que también pasa cada software. Sin embargo, la novedad de las aplicaciones representa un reto para esta labor, que mide el rendimiento general y otros parámetros técnicos. Las compañías que se dedican a ello echan en falta tanto herramientas como profesionales especializados. Un nuevo puesto de trabajo más que se perfila en el horizonte del mercado móvil.

Imagen: philcampbell, Carlos Varelaliewcf

anterior artículo

Open Data: transparencia, optimización de recursos y oportunidad de negocio

Open Data: transparencia, optimización de recursos y oportunidad de negocio
siguiente artículo

La creatividad también es poder

La creatividad también es poder

Recomendados