Oceanix: ciudades flotantes ante el aumento del nivel del mar

Escrito por , 18 de abril de 2019 a las 17:30
Oceanix: ciudades flotantes ante el aumento del nivel del mar
Futuro

Oceanix: ciudades flotantes ante el aumento del nivel del mar

Escrito por , 18 de abril de 2019 a las 17:30

Ante el aumento del nivel del mar, el proyecto Oceanix busca construir ciudades flotantes sostenibles y que crezcan de tamaño al añadir módulos.

El diseño de las ciudades se ha adaptado al paso de los tiempos y a la necesidad de los seres humanos. Esto ha ocurrido invariablemente a lo largo de siglos y milenios. Con más o menos tardanza, mayor o menor acierto, pero con una evolución constante. Las ciudades son entes vivos que se moldean. Y aquellas que se construyen prácticamente desde cero son las que mejor atienden a las nuevas necesidades.

No es de extrañar que los urbanistas y arquitectos trabajen en proyectos hasta hace poco inverosímiles, como altísimos rascacielos, que se pueden considerar colonias verticales, o iniciativas de urbes ecológicas al 100%. Estas tendencias, como son el crecimiento vertical y la ecología, no son nuevas ni mucho menos. Como tampoco lo es –en realidad es una ambición mucho más antigua– el deseo de ganarle terreno al mar. En esta voluntad se forja el proyecto Oceanix.

Bien es cierto que las motivaciones de Oceanix no son las que ancestralmente se han tenido para ganarle terreno al mar. En este caso, la justificación se encuentra en el cambio climático. El proyecto se basa en construir un tipo de ciudad flotante (Oceanix city) para adaptarse al aumento del nivel del mar.

Oceanix

Se trata de ciudades modulares, que pueden llegar a acoger a 10.000 habitantes en una superficie de 75 hectáreas. Son modulares, de manera que pueden crecer de forma ordenada. La idea ha recibido el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat). Ha sido el ex ministro de Turismo de la Polinesia Francesa, Marc Collins, quien ha impulsado Oceanix. Para el diseño de las ciudades ha contado con el reputado arquitecto danés Bjarke Ingels, así como con decenas de expertos de la ONU y del MIT.

Solución ante deshielo

La de Oceanix es una solución en previsión por el aumento del nivel de los mares. Las señales de alarma son numerosas. Los casquetes polares reducen su superficie año tras año. En Groenlandia el hielo se derrite cuatro veces más rápido que en 2003. Y se estima que si los polos y los glaciares se fundieran –aparte de otras consecuencias devastadoras para el clima– el nivel del mar aumentaría en 65 metros.

Esta situación dejaría muchas poblaciones costeras anegadas. Oceanix plantea una forma de adaptación para esta situación o contextos intermedios. Sus plataformas modulares, cada una de 2 hectáreas, pueden acoplar a 300 residentes. Se pueden crear comunidades más grandes, de seis módulos, que formarían 12 hectáreas. Esto permitiría la convivencia de unas 1.650 personas. La distribución de los módulos sería circular. Los servicios públicos y las instalaciones que fomenten la sociabilidad se situarían hacia el centro. El transporte se podría hacer caminando o mediante la navegación en pequeños barcos.

Imágenes: werner22brigitte, Oceanix

anterior artículo

Dos tercios de la energía que se instala en el mundo es renovable

Dos tercios de la energía que se instala en el mundo es renovable
siguiente artículo

Resucitan una bacteria del cólera de la I Guerra Mundial

Resucitan una bacteria del cólera de la I Guerra Mundial

Recomendados