El adiós al notch se hace mainstream en la gama alta de smartphones

Escrito por , 20 de junio de 2018 a las 15:30
El adiós al notch se hace mainstream en la gama alta de smartphones
Digital

El adiós al notch se hace mainstream en la gama alta de smartphones

Escrito por , 20 de junio de 2018 a las 15:30

Oppo Find X se une a los terminales «todo pantalla» que son capaces de plantear alternativa al notch con innovación de verdad, ese concepto tan difícil de encontrar en el mundo de la telefonía.

Etiquetas:
SMARTPHONES

La gran tendencia en telefonía móvil de la primera parte de 2018 ha sido la adopción del notch, siguiendo lo que Apple hizo con el iPhone X en septiembre de 2017. Lo vimos en el Mobile World Congress con marcas menores, pero también más tarde de la mano de Huawei y LG en los P20 y en el G7. La fiebre del «todo pantalla» ha llevado a que la parte superior del frontal de los terminales parezca más una implementación de prototipo que una solución final.

Sólo fabricantes como Samsung y Sony siguen sin sucumbir a este fenómeno, pero lo que de verdad se demanda es que si se quiere optar por un todo pantalla se haga sin grandes sacrificios. Y Oppo lo sabe y parece haber sido la primera en lograrlo. A diferencia de otros modos que hemos visto simulando un periscopio para la cámara delantera, Oppo Find X aloja también su cámara trasera en una pieza retráctil que sube y baja según se necesite para selfies, desbloqueo facial y cámara principal.

La solución puede no ser bien acogida por usuarios de móvil que normalmente sufran muchas caídas, pues un sistema así es, evidentemente, mucho más frágil que el de un terminal clásico, cuyo chasis, salvo el estabilizador óptico o el motor de enfoque, no presenta piezas móviles. También se pone en duda si la compañía será capaz de lograr mantener el mecanismo fiable a lo largo de los años. Respecto a eso, aseguran haber realizado pruebas abriendo y cerrando más de 300.000 veces, y el motor aguanta bien.

Por otra parte, no falta casi nada en especificaciones. El Oppo Find X llega con pantalla OLED, Snapdragon 845, una batería de gran tamaño, cámara doble y una imponente cámara frontal de 25 megapíxeles. ¿Que se le puede achacar para mal? Para muchos, que no tenga lector de huellas es un problema, aunque soporte reconocimiento facial 3D. Para otros, el gran problema es su precio: el Oppo Find X partirá de 999 euros en Europa, una cifra que no es competitiva contra grandes marcas que han demostrado mucho más que la compañía asiática.

La gran noticia es que se puede prescindir del notch, con innovación y sin estridencias. Y que sean los primeros que lo han logrado sin engordar masivamente el cuerpo, y sin que el resultado deje de ser atractivo, es una gran noticia para Oppo, que hasta ahora era carne de gama media alta, como mucho.

anterior artículo

Estados Unidos vuelve a estar a la cabeza en la carrera de las supercomputadoras

Estados Unidos vuelve a estar a la cabeza en la carrera de las supercomputadoras
siguiente artículo

“Cuando haya servicios que requieran tecnología 5G nuestras redes ya estarán preparadas”

“Cuando haya servicios que requieran tecnología 5G nuestras redes ya estarán preparadas”

Recomendados