La batalla por dominar nuestro salón: PlayStation 4 vs. Xbox One

Escrito por , 26 de junio de 2013 a las 17:30
La batalla por dominar nuestro salón: PlayStation 4 vs. Xbox One
Tecnología

La batalla por dominar nuestro salón: PlayStation 4 vs. Xbox One

Escrito por , 26 de junio de 2013 a las 17:30

El cambio de ciclo anunciado por los principales fabricantes de videoconsolas ha cambiado la estrategia comercial de las compañías para diversificar su oferta de servicios, incorporando aplicaciones y servicios multimedia en sus dispositivos

Etiquetas:
PS4, VIDEOJUEGOS, XBOX ONE

Tras años de lucha por liderar el mercado de las videoconsolas, los fabricantes de esta industria coinciden en un necesario cambio de ciclo para volver a recuperar la senda de crecimiento de años anteriores. Parece que el negocio ya no está en el hardware en sí, sino en las posibilidades de entretenimiento de la consola como estrategia comercial para ocupar el salón de miles de hogares en plena era digital.

Pero en esta carrera de fondo por liderar el mercado, Nintendo ya se adelantó a noviembre para presentar su nueva consola Wii U, una estrategia que parece no haber tenido el éxito esperado a pesar del margen de ventaja con respecto a Sony y Microsoft, que esperarán a después del verano para poner a la venta las nuevas PlayStation 4 y Xbox One.

xbox-one-vs-ps4-1

Ambas consolas parten de una arquitectura similar fundamentada en los PCs de sobremesa para abaratar costes y facilitar el trabajo de programación. En lo referente al procesador principal, las dos compañías han apostado por un AMD de 8 núcleos con una unidad Jaguar X86-64 en el caso de la PS4, mientras que en la Xbox One se trata de una Custom X86 hecha a medida. En cuanto a memoria RAM, ambos equipos cuentan con 8GB, solo que en el caso de Sony destaca el aumento de la velocidad al incorporar una memoria GDDR5 en lugar de la DDR3 de la Xbox One.

Una de las mejoras más notables de las dos consolas se centra en los sistemas de detección de movimientos que además de servir de soporte para los videojuegos, también permitirán realizar otras funciones como veremos más adelante en el caso de la consola de Microsoft. Mientras Xbox One apuesta por una cámara de serie Kinect 2.0 mejorada con respecto la anterior versión, con una resolución de imagen de 1920×1080, PS4 ha optado por una barra PS Eye adicional –no incluida de serie– integrada por dos cámaras de resolución 1280×800 cada una. Los periféricos de ambas consolas están equipados con micrófonos ambientales compatibles, en el caso de la Xbox One, con el chat o Skype. Sin embargo, el PS Eye de Sony es compatible con los mandos de PS Move de la anterior PS3 y posiblemente con aplicaciones de realidad aumentada como Wonderbook.

ku-xlarge

La nueva generación de consolas incorpora un concepto ya introducido con la Wii U de Nintendo, basado en el uso de una segunda pantalla táctil de mano para interactuar. Pero en el caso de Sony y Microsoft presentan ciertas diferencias notables entre ellas. Las Smartglass de Xbox apuestan por la compatibilidad con cualquier dispositivo smartphone o tablet de Android o iOS, pero sin controles para el juego remoto en esta segunda pantalla. En cambio, la compatibilidad de PS4 con PS Vita cumple su cometido como segunda pantalla con almacenamiento en la Nube, pero requiere que compremos la segunda pantalla aparte.

La estrategia comercial de Microsoft con la nueva versión de su Xbox ha ido más allá, otorgando a su consola una especial importancia al concepto de consola como centro multimedia o media center. Con la nueva generación de consolas, Microsoft pretende satisfacer las necesidades de todos los usuarios de la unidad familiar ofreciendo una plataforma única de entretenimiento doméstico, capaz de sacar todo el partido al cloud computing para jugar online, a la vez que podemos disfrutar de múltiples aplicaciones como el chat o Skype, navegar por Internet, ver películas y fotos, e incluso escuchar música.

1369161679-xbox-one-1

Para ello, Microsoft ha anunciado que invertirá 1.000 millones de dólares en el desarrollo de contenidos y aplicaciones, pasando de 15.000  a 300.000 el número de servidores dedicados a la nube del servicio Xbox Live. Por tanto, queda patente el cambio de ciclo de las compañías como Microsoft con su nueva estrategia de entretenimiento doméstico que amplia su oferta, no sólo a los incondicionales de los videojuegos, sino también a un potencial segmento de usuarios seducibles con una suculenta oferta de contenidos audiovisuales de alta calidad, combinando el controlador Kinect 2.0 con sistema de reconocimiento de voz y el servicio de Skype.

En esta doble faceta de la Xbox One como videoconsola y centro multimedia es reseñable el hecho de la compatibilidad del dispositivo para poder trabajar con dos sistemas operativos, es decir, el propio sistema de Xbox para los juegos y el kernel de Windows 8 para ejecutar las aplicaciones y programas.

En el mercado actual, las opciones de consumo de los usuarios asociadas a los servicios de comunicaciones y contenidos de alta calidad son ilimitadas. Pero la complejidad de las interfaces de la gran oferta de servicios existentes, como las propuestas de televisión a la carta de la Smart TV o los servicios de video-streaming, hasta los reproductores de DVD y archivos multimedia, dificultan la unificación de todos estos sistemas con conexiones diferentes. Por lo que cualquier posibilidad de centralizar servicios en una misma plataforma siempre resultará interesante para el consumidor, no sólo para los que ya poseen consolas, sino también para aquellos hogares que consideren la Xbox One como una opción multimedia interesante más allá de su uso como videoconsola.

Imágenes | vía PlayStation y Xbox

anterior artículo

Telefónica quiere dar una alternativa a sus clientes con Windows Phone 8

Telefónica quiere dar una alternativa a sus clientes con Windows Phone 8
siguiente artículo

Los aportes del GSM a las comunicaciones móviles

Los aportes del GSM a las comunicaciones móviles

Recomendados