¿Por qué no generar tu propia energía mientras caminas?

Escrito por , 1 de diciembre de 2015 a las 12:00
¿Por qué no generar tu propia energía mientras caminas?
Futuro

¿Por qué no generar tu propia energía mientras caminas?

Escrito por , 1 de diciembre de 2015 a las 12:00

La start-up responsable de las baldosas inteligentes que generan energía al caminar sobre ellas, ahora planea implementar su tecnología en tus zapatos

Pavegen, la start-up que comercializa e instala baldosas capaces de retener parte de la energía generada por compresión cuando una persona camina sobre ellas, ahora propone llevar esta tecnología al interior de tus zapatos para aprovechar la energía mecánica que generamos al andar. Considerando que una persona realiza una media de 216 millones de pasos a lo largo de su vida, el departamento de I+D de la empresa ha centrado su interés en el calzado, con la idea de aplicar el mismo principio a nuestros zapatos para que el usuario pueda para generar energía andando.

Laurence Kemball-Cook, el inventor y fundador de Pavegen, ya se ha puesto en contacto con los principales fabricantes de calzado deportivo como Reebok y Nike para evaluar la manera de incorporar esta tecnología en aras a una futura comercialización. La idea de Kemball-Cook es facilitar el acceso a la energía al portador de este calzado con el fin de que pueda aprovechar la energía personal para cargar el móvil de camino al trabajo o cargar el reproductor de música mientras hace deporte.

generar energía andando

Tecnología de Pavegen

La baldosa desarrollada en 2009 por la start-up de Kemball-Cook, surgió con la idea de capturar y almacenar parte de la energía generada por los usuarios al caminar y ejercer presión sobre ella. El funcionamiento de estas baldosas se basa en el llamado efecto piezoeléctrico de determinados cristales que, al ser sometidos a tensiones mecánicas de compresión, su masa adquiere una polarización eléctrica que genera una diferencia de potencial y cargas eléctricas sobre su superficie. Al comprimir una de estas baldosas, la superficie de la misma cede hasta 5 mm generando una media de 7 a 12 voltios de energía, cantidad suficiente para alimentar una farola LED durante unos 30 segundos.

Pues bien, Kemball-Cook pretende ahora utilizar el mismo principio para aprovechar la presión que ejercen nuestros pies sobre la base del zapato al andar, con el fin de generar nuestra propia eléctricidad para autoconsumo doméstico a pequeña escala. Para conseguirlo, los investigadores de Pavegen están estudiando la manera de miniaturizar y aligerar la tecnología de sus enormes y pesadas baldosas, para adaptarla a un producto ergonómico que exige cierto grado de comodidad y ligereza al andar.

Además, esta solución para generar energía andando deberá absorber los diferentes grados de presión de las pisadas del usuario, en función de si el usuario está caminando o corriendo, y a un ritmo mayor de la habitual en comparación con las baldosas. Cuestiones técnicas aún por resolver que deberán equilibrarse con el tamaño y el coste del producto final, para que sea viable cargar un dispositivo electrónico mientras damos los 5.000 pasos de media que se necesitan, según los expertos, para cubrir 1 hora de consumo de un dispositivo móvil. Otra cuestión no menos importante es cómo piensan transferir la energía generada desde el calzado hasta nuestro móvil, un detalle que por el momento queda en el aire.

generar energía andando

Más allá de estos interrogantes, cabe señalar el interés generado por la necesidad de explorar nuevas formas de aprovechar y almacenar esa fuerza que invertimos diariamente en andar, correr o ir en bici. Convertir el ejercicio físico en energía eléctrica es ya una realidad, un buen ejemplo de ello son los llamados gimnasios ecológicos o Green Gym. Instalaciones deportivas que aprovechan la energía física y mecánica de los usuarios para generar electricidad 100% limpia con la que cubrir las demandas energéticas de estas instalaciones.

En el campo de la tecnología todo es cuestión de tiempo y creo que con el ritmo al que avanza hoy en día, no tardaremos mucho en poder calzarnos una de estas zapatillas para generar nuestra propia electricidad de camino al trabajo o mientras hacemos nuestra rutina deportiva diaria.

Imágenes | vía Pavegen

anterior artículo

Spencer: el robot que mejor se conoce el aeropuerto

Spencer: el robot que mejor se conoce el aeropuerto
siguiente artículo

Los drones vigilarán las costas de Australia para alertar sobre tiburones

Los drones vigilarán las costas de Australia para alertar sobre tiburones

Recomendados