Realidad aumentada: el futuro del aprendizaje en las aulas

Escrito por , 6 de junio de 2018 a las 19:30
Realidad aumentada: el futuro del aprendizaje en las aulas
Futuro

Realidad aumentada: el futuro del aprendizaje en las aulas

Escrito por , 6 de junio de 2018 a las 19:30

Los objetos virtuales y los reales coexisten en un entorno que permite aumentar las experiencias de aprendizaje en las aulas a través de la realidad aumentada.

El entorno educativo actual ofrece cada vez más experiencias inmersivas que ayudan a los niños, adolescentes y adultos a disfrutar verdaderamente del proceso de aprendizaje. Las nuevas tecnologías pueden ayudar a los estudiantes a aprender de manera más efectiva que los métodos tradicionales en el aula, llegando a superar incluso las barreras del idioma.

En el año 1993 publicado por el NMC se lanza el Informe Horizon. Este estudio realizado de forma anual presenta, en líneas generales, una predicción de cuáles van a ser las tecnologías emergentes en el ámbito educativo a corto, medio y largo plazo. La realidad aumentada no figuró en el informe hasta 2010, y ha sido en 2017 cuando se ha consolidado como una tendencia. Esta figura, junto con la realidad virtual, se configura como una tecnología que en dos a tres años proliferará.

Dentro de este panorama, el 5G juega un papel especialmente importante, ya que permitirá un mayor acceso a la información de forma más rápida y eficiente, así como aprovechar las nacientes formas de educación para brindar las mejores oportunidades posibles.

De este modo, la realidad aumentada en entornos educativos conducirá a un mejor rendimiento del aprendizaje, y promoverá la motivación porque proporciona contenidos gráficos, la posibilidad de interactuar con información y la efectividad de los conceptos aprendidos.

Los jóvenes de hoy son muy conocedores de la tecnología y usan fácilmente tablets, ordenadores portátiles y smartphones para acceder al conocimiento. Esto conseguirá que se agilicen los procesos y así probar nuevos sistemas de aprendizaje.

Un estudio sobre el uso de realidad aumentada en un centro de ciencias con niños identificó algunos problemas en este sentido. En primer lugar, está el efecto ping-pong, en el que los visitantes del centro pueden ir libremente donde quieran, reteniendo información basada en sus propias elecciones personales y motivaciones. Aunque no existe ningún inconveniente en ello, puede dar como resultado una experiencia superficial para los estudiantes. Este mismo estudio reseñó además que las niñas preferían utilizar la realidad aumentada en un contexto social donde la vinculación con los demás es más importante para ellos que la mera competencia.

Aplicaciones y formatos educativos para la RA

Libros de texto

La realidad aumentada permite aportar información visual sobre el contenido de un libro de texto. Este tipo de contenidos virtuales pueden ser fácilmente modificables. De este modo se puede contar con un soporte físico común, aportando flexibilidad al profesorado a la hora de seleccionar contenidos. Es probable que en el aula del futuro la mayoría de los contenidos estén digitalizados y podamos ahorrar espacio y materiales al alumnado.

Por ejemplo, Salvador Oriola Requena y Enrique Moya Camarero, profesores en la Escola Les Roquetes Cicle Superior, apostaron por el cuaderno virtual con piezas y partituras musicales que se tratarán durante el curso. Cada una de ellas incluye un código QR que tiene asociado como información un vídeo con la interpretación de la partitura y la posición de las notas.

Modelos 3D

El modelado en tres dimensiones brinda una visión global del objeto de estudio. Por ejemplo, la realidad aumentada se ha utilizado para enseñar química mediante el empleo de modelos de moléculas en 3D. El componente de realidad aumentada permite mostrar lo que sucede cuando las moléculas interactúan con cada uno, formando enlaces.

Modelos reales

La realidad aumentada proporciona información sobre el mundo que nos rodea de una manera contextualizada. Aporta datos relevantes sobre todo aquello que nos rodea, y situados físicamente donde deben estar. De este modo, puede resultar una herramienta muy útil para formarnos sobre elementos reales: maquinaria industrial, el motor de un avión, los diferentes componentes de un laboratorio, etc.

Visitas

En muchos casos, a lo largo del curso académico se realizan salidas fuera del aula y se visitan lugares como complemento educativo a las clases. Los museos, galerías, fábricas, empresas, incorporan la realidad aumentada en sus recorridos proporcionando una información completa y audiovisualmente muy atractiva a los visitantes. Los estudiantes, además de aprender la materia objeto de la visita, desarrollan las destrezas que el manejo de esta tecnología les proporciona.

Fuente: Realidad aumentada en educación / por Alegría Blázquez, Big Think.

anterior artículo

“La consolidación de la inteligencia artificial tendrá lugar en 2025”

“La consolidación de la inteligencia artificial tendrá lugar en 2025”
siguiente artículo

El “Archivo digital” del Museo del Prado consigue el Premio ACAL 2018

El “Archivo digital” del Museo del Prado consigue el Premio ACAL 2018

Recomendados