Realidad aumentada y virtual: así nos vestiremos en el futuro cercano

Escrito por , 21 de noviembre de 2017 a las 12:30
Realidad aumentada y virtual: así nos vestiremos en el futuro cercano
Digital

Realidad aumentada y virtual: así nos vestiremos en el futuro cercano

Escrito por , 21 de noviembre de 2017 a las 12:30

La realidad aumentada y virtual serán nuestros nuevos espejos mágicos.

Realidad virtual y realidad aumentada. Dos terminos con los que ya hemos pasado el umbral de interés y en muchos sentidos los hemos convertido en aburridos. No es culpa de nadie, ni de medios ni de lectores. Simplemente, ambas tendencias pueden dar tanto de sí que sus aplicaciones prácticas no sólo no acabarán de imaginarse pronto, sino que se multiplicarán en los próximos años. En ese sentido, resulta interesantísimo ver las aplicaciones de ambas a como nos vestimos.

La startup Obsess está especializada en crear plataformas de realidad aumentada y virtual, de manera que tal y como ya está ocurriendo con el comercio electrónico, los compradores no tengan que moverse de casa para ver qué prendas le quedan bien y se ajustan completamente a las formas de su cuerpo. Y es que, el princiapl problema al que se enfrenta la industria del comercio y la de las mensajerías es a la alta tasa de devoluciones. Muchas personas adquieren dos o tres productos y luego devuelven los que no se ajusten a lo que se desean.

realidad virtual

En tiendas de Vera Bradley se ha implementado el sistema con kits de realidad virtual de Google Daydream. La clave en ese caso es ver todo el catálogo como si lo tuviéramos delante, pues según la compañía online todo luce igual entre distintas marcas.

Otra visión es la que propone Amazon con el Echo Look (imagen destacada), un dispositivo de la familia potenciada por Alexa que ayuda al usuario a elegir prenda. Para ello, el Echo Look ha sido entrenado por expertos en moda, considerando variables como color, estilo, estación y tendencias actuales. Con todo ello, y usando machine learning de manera adicional, el dispositivo toma una foto y ofrece su opinión de lo que está viendo. El problema está, claro, en la falta de contexto necesaria. Por ejemplo, un chándal puede quedar muy bien, pero no es apropiado para una boda.

Todo esto se potenciará con la aparición de gafas que trasciendan los límites de Google Glass. Hasta ese momento, la democratización depende de plataformas de realidad aumentada como ARCore de Google y ARKit de Apple, con la que por ejemplo, ya puedes decorar tu casa utilizando la aplicación de IKEA. Llenar un armario de la misma manera sólo es cuestión de tiempo: sólo hace falta que una gran cadena dé el paso.

anterior artículo

Los complementos para Outlook disponibles en iPhone y Android

Los complementos para Outlook disponibles en iPhone y Android
siguiente artículo

De Mozilla a Quantum: la historia de Firefox

De Mozilla a Quantum: la historia de Firefox

Recomendados