metaverso
  • 14 diciembre, 2022
  • METAVERSO 
  • 6 min

Redes programáticas para el metaverso: un reto muy necesario

Las redes programáticas son plataformas de publicidad digital que permiten a los anunciantes crear, gestionar y optimizar sus campañas publicitarias en un entorno automatizado. Las redes programáticas le permiten a los anunciantes comprar espacios publicitarios en línea a través de un sistema de subasta por lances. La publicidad programática ofrece una forma eficiente para los anunciantes de realizar transacciones de publicidad. De manera rápida y precisa. Y también permiten a los anunciantes optimizar sus campañas. De acuerdo con sus objetivos comerciales, como el alcance, la frecuencia, la conversión, la interacción y mucho más.

La publicidad programática comenzó a ganar popularidad en el año 2009, cuando los anunciantes comenzaron a utilizar programas de compra de medios para comprar anuncios en línea de manera más eficiente. Desde entonces, ha evolucionado rápidamente para convertirse en la forma más común de comprar anuncios en línea. Su principal ventaja es que permite una compra más eficiente de anuncios. Además, da más control y transparencia a los propios anunciantes.

Y en el tema que nos ocupa, las redes programáticas pueden integrarse con el metaverso a través de la tecnología de publicidad programática para entregar anuncios personalizados a usuarios específicos. Esta tecnología recopila información y analiza los datos de los usuarios para entregar anuncios relevantes y relacionados con el contenido del metaverso. Esto permitiría a las marcas llegar a los usuarios adecuados con el mensaje correcto en el momento adecuado. Además, esta integración también podría mejorar la experiencia del usuario al entregar publicidad más útil.

Redes programáticas y privacidad

A pesar de que las redes programáticas o publicidad programática puede resultar ventajosa para los anunciantes, también crea nuevos desafíos en cuanto a la privacidad. Los anunciantes pueden recopilar y almacenar datos personales para dirigir anuncios específicos a un segmento específico. Esta recopilación y almacenamiento de datos personales a menudo se realiza sin el conocimiento o consentimiento de los usuarios, lo que ha generado preocupaciones sobre la privacidad.

Los anunciantes y los proveedores de servicios publicitarios deben tomar medidas para proteger los datos personales de los usuarios, como el cumplimiento de la legislación de privacidad y el diseño de políticas de privacidad adecuadas. Los anunciantes también deben ser transparentes con los usuarios al explicar qué datos se recopilan y cómo se utilizan. Además, los usuarios deben tener la capacidad de controlar y administrar sus propios datos personales. Esto incluye darles la opción de optar por no recibir anuncios dirigidos a ellos.

Sea como fuere, las legislaciones actuales y las políticas de protección de datos actuales se adaptan a las actividades y experiencias del metaverso. Y también afecta a la publicidad y las redes programáticas. Esto incluye la transparencia que deben ofrecer las plataformas que recopilan, almacenan y utilizan los datos del usuario así como informar al propio usuario de sus derechos y capacidad de control sobre esos datos.

El metaverso y sus oportunidades

Desde que se empezó a hablar de ello, el metaverso ha generado interés en grandes empresas tecnológicas. Las mismas que trabajan en las tecnologías que lo harán posible. Pero también en los principales anunciantes que siempre andan buscando un escaparate para llegar al público. En los últimos años, la publicidad digital ha despegado como nunca y poco a poco va ganándole terreno a sectores más tradicionales o analógicos. Y, precisamente, plataformas de vídeo online y redes sociales acaparan el interés de anunciantes para conectar con un público que consume más contenido online y que es un consumidor activo que quiere saber más de los productos o servicios que busca.

Así, el metaverso supone una gran oportunidad para que esa conexión entre anunciantes y público ofrezca el grado de satisfacción a la que aspiran los múltiples servicios que permite y permitirá el metaverso. Experiencias inmersivas y un contacto directo que antes de las redes sociales era más complicado o directamente imposible. Y es que más allá de la publicidad online y móvil que ya conocemos, el metaverso facilitará otros formatos más atrevidos como la publicidad emergente personalizada, anuncios contextuales o de búsqueda como los que encontramos en los buscadores actuales.

Y el papel de las redes programáticas es importante. Gracias a tecnologías publicitarias adaptadas al metaverso externas como 42Meta en Decentraland. O las que integran las propias plataformas como Meta Horizon Worlds, Roblox o Sandbox, cualquiera puede adquirir un espacio virtual en el que darse a conocer, interactuar con los avatares de los usuarios o llamar la atención de un público potencial que crece a medida que se expande el metaverso.

Las redes programáticas y la publicidad programática ayudarán a mejorar las experiencias en el metaverso
Fuente: Brand Factory Telefónica

El metaverso y la publicidad programática

Los mundos virtuales del metaverso ofrecen multitud de opciones para los anunciantes. Desde ofrecer avatares y complementos para avatares basados en sus marcas y productos, patrocinar eventos virtuales o crear sus propios espacios con actividades para los avatares. Y, siendo más tradicionales, contratando vallas publicitarias en los lugares públicos que visitan los usuarios dentro del metaverso.

Los responsables de estos mundos ya han pensado en ello. Y ponen a disposición de los anunciantes sus propias plataformas publicitarias para que el proceso sea lo más sencillo posible. Como ejemplo, Roblox. Su plataforma facilita la tarea de subir el contenido, ajustar un presupuesto y segmentar la campaña a partir de los objetivos del anunciante. Y gracias a los datos de los que dispone este mundo virtual, es posible orientar la campaña a determinados usuarios o experiencias de juego disponibles. 

Las redes programáticas han automatizado y simplificado, en parte, la manera en que anunciantes y marcas se muestran al usuario. Ofreciendo campañas más adecuadas a cada público y con más valor que la publicidad genérica tradicional. Su salto al metaverso se está produciendo de manera natural y, a medida que se integren tecnologías como la realidad virtual y la realidad aumentada, las campañas publicitarias vivirán grandes cambios al alcance de las marcas gracias a la intermediación de las plataformas publicitarias automatizadas.

RELACIONADOS