La lista de los superordenadores más potentes del mundo

Escrito por , 9 de julio de 2019 a las 21:30
La lista de los superordenadores más potentes del mundo
Digital

La lista de los superordenadores más potentes del mundo

Escrito por , 9 de julio de 2019 a las 21:30

Estados Unidos y China son dos grandes potencias de la supercomputación. Y a través de la lista TOP500 podemos ver cómo se desarrolla la lucha entre ambas.

Dos veces al año, junio y noviembre, la lista TOP500 se actualiza ofreciendo datos al detalle de cómo evoluciona la supercomputación a nivel mundial. ¿Qué países cuentan con más y mejores superordenadores? ¿Qué fabricantes proveen de tecnología a los superordenadores más potentes del mundo? ¿Qué capacidad de procesamiento tienen estos gigantes tecnológicos?

Hace dos años hablé de esta lista para destacar que la práctica totalidad de superordenadores empleaban Linux como sistema operativo. Pero la lista ofrece mucha más información, como las velocidades de procesamiento, los componentes principales, los países donde se encuentran…

Veamos lo más destacado de la lista TOP500 de junio de 2019, una lista que por primera vez en sus 26 años de historia está formada exclusivamente por superordenadores que alcanzan el petaflop, o lo que es lo mismo, 10 flops elevado a 15.

supercomputadores

Más allá del petaflop

Según la última actualización de la lista de referencia TOP500, con fecha de junio de 2019, los dos superordenadores más potentes del mundo son Summit y Sierra, ambos instalados en Estados Unidos, el primero en Tennessee y el segundo en California. Ambos emplean procesadores Power 9 de IBM y procesadores gráficos o GPU NVIDIA V100. Como resultado, Summit permite alcanzar la cifra de 148,6 petaflops de procesamiento, mientras que Sierra alcanza los 94,6 petaflops.

Para entender la velocidad a la que evoluciona la supercomputación, repasemos algunas fechas importantes. En 1997, el superordenador Intel ASCI Red alcanza por primera vez el teraflop. En 2006, el superordenador japonés MDGRAPE-3 es el primero en alcanzar el petaflop. Y desde entonces, hemos logrados que en 2019 los 500 superordenadores más rápidos del planeta consigan todos superar ese petaflop como unidad mínima de rendimiento.

Y para entender el valor de este hito, simplemente decir que una calculadora de mano ofrece unos pocos flops de capacidad de procesamiento y que un procesador Intel i7 9800X de 8 núcleos alcanza los 771 gigaflops. Entre un gigaflop y un petaflop hay un millón de unidades de diferencia.

Dos grandes potencias

Solo hay que echar un vistazo a cualquier producto o sector tecnológico para comprobar que los fabricantes principales son de dos países: Estados Unidos y China. Ocurre con los teléfonos móviles, los ordenadores y demás tecnologías. Y en el campo de los superordenadores ocurre igual desde hace años.

En la enésima lista TOP500, China cuenta con 219 superordenadores, mientras que Estados Unidos destaca con 116. El resto de contrincantes les siguen a mucha distancia, como Japón con 29, Francia con 19, Reino Unido con 18 y Alemania con 14.

Eso sí, en cuanto a capacidad de procesamiento, Estados Unidos se coloca en primer lugar (38’5% del total) gracias a que sus superordenadores ocupan los primeros puestos de la lista. China le sigue con 29’9%. Y el resto de competidores no llegan al 10% de capacidad de procesamiento.

La importancia de los componentes

Hemos visto que los superordenadores se miden en capacidad de procesamiento, mediante flops. Pero por dentro, están hechos con los mismos componentes que un ordenador doméstico. Entre comillas, claro, pues mientras que un PC doméstico cuenta con una única CPU de 2, 4, 6 u 8 núcleos, un superordenador dispone de una enorme cantidad de procesadores. El más rápido hasta la fecha, el Summit, dispone de 2’4 millones de núcleos, algo que no está al alcance de cualquier bolsillo.

Así, pues, firmas norteamericanas como Intel, IBM o AMD proveen de procesadores a la mayoría de superordenadores salvo a los chinos, que por motivos que merecen un artículo aparte, se vieron obligados a desarrollar su propia tecnología, como los procesadores Sunway o los procesadores gráficos Cray. En consecuencia, en la lista TOP500 destacan firmas chinas como Lenovo, Inspur o Sugon.

Y solo la europea Bull y la japonesa Fujitsu consiguen una posición en la lista de fabricantes o instaladores de superordenadores de esta lista dominada también por China y Estados Unidos.

Si quieres saber más, puedes consultar el TOP10 de la lista TOP 500 de junio de 2019 para conocer al detalle los superordenadores más destacados, donde están ubicados y la tecnología que los componen.

anterior artículo

El descubrimiento de una estrella que se apaga sin explicación aparente

El descubrimiento de una estrella que se apaga sin explicación aparente
siguiente artículo

El futuro de los coches autónomos

El futuro de los coches autónomos

Recomendados