¿Utilizas Amazon, Spotify o Netflix? Entonces te estás beneficiando del Big Data

Escrito por , 30 de abril de 2015 a las 17:30
¿Utilizas Amazon, Spotify o Netflix? Entonces te estás beneficiando del Big Data
Digital

¿Utilizas Amazon, Spotify o Netflix? Entonces te estás beneficiando del Big Data

Escrito por , 30 de abril de 2015 a las 17:30

El uso del Big data se extiende para mejorar y personalizar nuestra experiencia como consumidores digitales.

A medida que la revolución del big data ejerce presión, todo el mundo relacionado con internet, desde los bloggers a los jefes de Estado están haciendo cada vez más ruido alrededor de las implicaciones de nuestra huella digital, en lo que a los datos personales se refiere. Esta es un arma de doble filo, pues por un lado, es importante entender que el big data plantea una oportunidad para tu vida digital, y por otro, vale la pena conocer qué medidas inteligentes podemos tomar para lograr que el big data trabaje en nuestro beneficio a la par que protejamos nuestra identidad.

En primer lugar, vamos a dejar algo claro, casi todos lo que estáis leyendo este artículo os habéis beneficiado ya del big data. Si alguna vez has comprado algo recomendado en Amazon, escuchado aun artista sugerido en Spotify o has ojeado la lista que te hace Netflix, cada una de esas cosas han sido posibles gracias al big data.

A modo de analogía, imagina que la cafetería a la que vas cada mañana sabe con exactitud cómo te gusta el café y lo hubiese hecho justo antes de que entrases por la puerta. Esto no sólo te facilitaría la vida, o la haría más eficiente, sino que a su vez lograría fidelizarte como cliente. Imagina ahora que ese toque personal es extrapolable a todas partes, lo que significa no sólo tú camarero favorito entiende de forma aguda lo que quieres en cada momento, sino que en todos los lugares en los que realizas compras recopilan información sobre ti y de consumidores afines a ti. ¡Ta-rán! Big data trabajando. No es casualidad que los minoristas estadounidenses estén utilizando big data, el 73% informó de un aumento en el grado de satisfacción del cliente frente al 41% que no lo hizo.

Big Data café

Sin embargo, decir que no existen riesgos sería falso, por lo que la comprensión acerca de qué parte de tus datos es pública y la protección de tu privacidad siguen siendo temas muy importantes. Desde que has comenzado a leer este artículo puedes volverte o no un paranoico sobre el consumo digital big data, por lo que vamos a renunciar a las posiciones extremas hacia la protección de datos. Más bien vamos a centrarnos en tres prácticos consejos para asegurarte que tus datos personales estén bajo tu control.

Evaluación del “precio” de tus datos

Como cualquier estudiante de economía te podría decir, no hay nada como un almuerzo gratis. Y como cualquier usuario experimentado de smartphone sabe, todas esas aplicaciones y sitios web que utilizamos de forma gratuita no se crean por la bondad de sus desarrolladores, sino con un fin. Todos están extrayendo parte de tus datos personales, con una mínima experiencia o la diligente comprobación antes de aceptar qué datos exactamente son los que están tomándose. Siempre existen unos requisitos mínimos como el correo electrónico o la información personal básica, pero que decidan por ti si deseas compartir tus datos de geolocalización, número de teléfono o permitir que los motores de búsqueda indexen y enlacen tus post en tu timeline es ir demasiado lejos.

Además estás obteniendo algo a cambio de tu información personal. Incluso en un mundo con miles de millones de puntos de datos, tu información sigue siendo valiosa. Utiliza esto en tu propio beneficio para sacarle el máximo partido a tu experiencia digital. Así como el ser fiel a tu cafetería puede darte derecho a una galleta o muffin gratis de vez en cuando, el hecho de regalar tus datos a las empresas minoristas y sitios web también te da derecho a ciertos beneficios.

Separa tu vida personal de tu vida profesional

Hacer una clara separación entre las huellas de navegación personales y las profesionales no desordena realmente tu experiencia digital. Una cuenta de correo electrónico personal y otra profesional, tus perfiles en redes sociales o el uso de navegadores diferentes que divide las bases de datos de tu historial de navegación ayudan a adaptar ambas experiencias en línea a tus necesidades tanto personales como profesionales. Lo realmente importante es mantener esa separación lo más clara posible. Es más sencillo decirlo que hacerlo, pero cuando esa separación se hace bien, puedes sacar más provecho al big data para conseguir una acertada experiencia digital e información para la situación correcta.

Usuarios de tabletas

Deshacerse de las cuentas antiguas

No estamos hablando de aquéllas que pueden resultar obvias, como esa vieja cuenta de AOL de mensajería instantánea que utilizabas hace años cuando estaba de moda. Nos referimos, por ejemplo, a tus cuentas en Amazon con direcciones antiguas. Obsoletos sitios web que solían tener un inicio de sesión de usuario y que ya no te molestan con eso. O tiendas en internet que ya han cerrado, pasado de moda, o que simplemente no tienen aquello que buscabas. Has de deshacerte de todas ellas.

Dada la cantidad de años de vida de internet, la mayoría de nosotros podemos considerarnos veteranos y el rastro que hemos ido dejando a lo largo de nuestra navegación es largo y difícil de controlar. Deshacerse de estos rastros digitales del pasado es un paso en la dirección correcta y que realmente hará que tu perfil digital sea más coherente.

big data consumo digital

De cara al futuro, si los datos utilizados hoy en día facilitan nuestras vidas como consumidores, tal vez sea éste un indicador, de que se puede suponer la confianza de que el big data logrará que nuestra vida de consumidores sea más fácil y personalizada. Puede que no tengas al camarero más sonriente donde quiera que vayas, pero lo que si te asegurarás será de conseguir lo que quieras, cuando quieras y mucho más rápido. En lo que a tu privacidad se refiere, simplemente has de ser consciente de lo que el big data supone y estar siempre al tanto.

Entender el valor de tus datos personales puede ayudarte a guiarte en la toma de decisiones futuras como consumidor digital. Conocer además qué parte de estos se está utilizando te dará conocimiento sobre dónde compartir tus datos personales y generar una simbiosis beneficiosa tanto para ti como para los negocios que frecuentas.

Imágenes vía | Flickr (Martín Fisch) y Langwitches

anterior artículo

Generali Driver: la app que gamifica tu buenos hábitos al volante

Generali Driver: la app que gamifica tu buenos hábitos al volante
siguiente artículo

Última llamada para participar en el Concurso Europeo de Innovación Social 2015

Última llamada para participar en el Concurso Europeo de Innovación Social 2015

Recomendados