Tsunami: conoce a GUARDIAN, un sistema que lo anticipa

¿Has visto por las noticias alguna vez la furia desatada de un tsunami?  Este desastre natural, dotado de una fuerza indomable, puede aniquilar costas enteras en minutos. Pero, ¿qué pasaría si tuviéramos una herramienta para anticipar su llegada?

En un giro audaz, la NASA apunta su mirada hacia la tierra. Para eso nos ha traído a «GUARDIAN”, un innovador sistema diseñado para detectar tsunamis. No es ciencia ficción, es el poder de la tecnología al servicio de la humanidad. Veamos más detalles al respecto.

Tsunami y la llegada de GUARDIAN

Los tsunamis son enormes olas originadas por la perturbación de un gran cuerpo de agua, como un océano o lago. Los sucesos que los podrían originar son:

  • Terremotos.
  • Erupciones volcánicas.
  • Deslizamientos submarinos.
  • Caída de un meteorito.

Estas poderosas olas pueden recorrer distancias enormes. Alcanzan velocidades de hasta 800 kilómetros por hora. Ante este escenario, nace GUARDIAN.

¿Y qué es GUARDIAN? Es una “Red de Alerta e Información de Desastres en Tiempo Real de la Atmósfera Superior GNSS”. Este sistema experimental de vigilancia se alimenta de los datos de conjuntos de GPS (Sistema de Posicionamiento Global) y otros satélites de navegación que orbitan la Tierra.

Entonces, este innovador sistema anticipa un tsunami “oyendo” su estruendo en la atmósfera. Por ende, es un método revolucionario que detecta, desde el extremo de la atmósfera, las olas oceánicas más letales.

Entre sus principales características se presentan:

  • Sus ondas de radio llegan a cientos de estaciones científicas terrestres alrededor del mundo.
  • La red procesa estos datos, logrando una precisión posicional en tiempo real de hasta unas pocas pulgadas (cerca de 10 centímetros).
  • El innovador sistema filtra las señales con el objetivo de detectar indicios de la aparición de un tsunami en cualquier lugar del planeta.

¿Cómo funciona?

Este nuevo sistema está siendo diseñado para mejorar los sistemas de alerta temprana. Filtra señales en busca de signos de un tsunami emergente en algún rincón del mundo, según el informe dado por la NASA.

Cuando un tsunami golpea, el sistema monitorea el aire desplazado y las partículas cargadas que impactan la ionosfera. En este fenómeno, una vasta superficie de agua puede subir y bajar casi al mismo tiempo, desplazando una gran cantidad de aire por encima.

Este aire desplazado se propaga, impactando la atmósfera y generando ondas gravitacionales y sonoras de baja frecuencia en todas direcciones. La NASA afirma que la colisión de partículas cargadas y las ondas de presión podrían distorsionar las señales de los satélites de navegación cercanos.

tsunami
Imagen de Unsplash.

Estas leves alteraciones actúan como un grito de alerta para salvar vidas. Es así como uno de los científicos revela que todos estos datos ayudarán a descubrir dichos peligros naturales.

La capacidad de monitoreo casi en tiempo real de GUARDIAN lo coloca como una de las herramientas más rápidas en su categoría. Este instrumento de seguimiento se destaca como una de los más veloces en su campo. Podría brindar hasta una hora de alerta anticipada, en función de la lejanía del punto de inicio del tsunami.

Actualmente, el equipo de investigadores dirige su atención hacia la zona geológicamente más activa del Anillo de Fuego del Pacífico. Cerca del 78 % de los más de 750 tsunamis confirmados entre 1900 y 2015 tuvieron lugar en esta región. GUARDIAN vigila más de la mitad de esta zona clave en el Pacífico.

El objetivo de GUARDIAN para predecir un tsunami

Se proyecta que el sistema refuerce los instrumentos terrestres y marinos actuales, tales como:

  • Sismómetros.
  • Boyas.
  • Mareógrafos.

Estos dispositivos son sumamente efectivos, pero tiene como limitante la escasa cobertura sistemática en mar abierto. Sin embargo, la meta de la NASA es automatizar este sistema con el fin de detectar tsunamis y otros riesgos, como los terremotos.

Igualmente, el equipo de científicos trabaja en un sitio web que permitirá a los especialistas examinar el estado de la ionosfera casi en tiempo real. Para esto, analizan enlaces individuales de estaciones satelitales de la red GNSS. Los usuarios accederán a los datos de unas 90 estaciones alrededor del Anillo de Fuego del Pacífico y podrán detectar señales de interés a pocos minutos de que ocurra un evento.

El tiempo es el mayor recurso

Aunque los tsunamis siguen siendo impredecibles y poderosos, la tecnología brinda una gran oportunidad para prepararnos y proteger nuestras comunidades. En este incansable enfrentamiento contra las fuerzas de la naturaleza, cada segunda cuenta y cada avance es un paso hacia un futuro más seguro.

Imagen de Unsplash.

Sobre el autor

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...