• 6 noviembre, 2017
  • 3 min

Walmart ya tiene robots como empleados

La multinacional suma a sus filas robots que desempeñan tareas repetitivas, predecibles y manuales, buscan en estanterías que se han quedado sin existencias, identifican precios mal puestos o toman nota de etiquetas incorrectas.

Los robots han llegado para quedarse. Cada día conocemos más avances en la tecnología, y las consecuentes aplicaciones que estos conllevan. Uno de los bastiones centrales donde se están produciendo estos grandes cambios es en Inteligencia Artificial. Su transformación nos acerca a un mundo de posibilidades que nunca habríamos imaginado.

La conocida cadena de supermercados estadounidense Walmart continúa su travesía hacia la digitalización y, para ello, ha sumado a sus filas nuevos dependientes: unos robots de 0,61 metros de alto. La multinacional ha probado estos dispositivos en varias tiendas de Arkansas, Pensilvania y California, donde se han utilizado para tareas repetitivas, predecibles y manuales.

¿Cuál es la tarea de los robots?

Los robots, que están equipados con una torre y una serie de cámaras, se mueven buscando en las estanterías que se han quedado sin existencias, identificando precios mal puestos o tomando nota de las etiquetas incorrectas. Todos los datos recogidos se entregan después a los empleados, que se encargan de reponer el stock y de corregir los posibles errores. En este vídeo publicado en el canal de YouTube de la compañía podemos observar cómo funcionan los robots:

Las pruebas iniciales han tenido tanto éxito que Walmart va a ampliar su flota en 50 tiendas de todo el país, y se espera que esta expansión se complete a finales de enero del próximo año 2018.

Mejorando la experiencia en la compra

Los robots de Walmart son 50% más productivos que los empleados, más precisos en el escaneo y tres veces más rápidos. Aunque tienen una eficiencia asombrosa, los robots no van a remplazar a los trabajadores humanos, siendo un alivio para los empleados, tal y como expresó Jeremy King, jefe de tecnología de la compañía, a Reuters.

La compañía ha apostado por estos escáneres autónomos para acabar con el problema de la falta de stock. Y es que, los artículos no disponibles significan la pérdida potencial de una venta. Esto se suma al tedioso trabajo de escanear cada articulo de la tienda.

La incorporación de robots a los comercios facilita las compras a los consumidores. Por su parte, Walmart toma sus propias medidas en la carrera por la incorporación de tecnología a sus filas, después de la alianza entre Google y Amazon con el lanzamiento de un nuevo servicio de entrega.

Y es que, el auge de la robótica ya ha provocado que la Unión Europea empiece a regular nuestra convivencia con robots proponiendo 6 leyes de la robótica.

RELACIONADOS