Xbox Project Scorpio, un gigante en tierra de nadie

Escrito por , 7 de abril de 2017 a las 08:30
Xbox Project Scorpio, un gigante en tierra de nadie
Digital

Xbox Project Scorpio, un gigante en tierra de nadie

Escrito por , 7 de abril de 2017 a las 08:30

Las especificaciones de Xbox Project Scorpio sorprenden, a falta de conocer el precio y el diseño del hardware final. Pero todo ello, sin juegos, no será suficiente para hacer salir a la división de su situación.

Microsoft ha hecho públicas las especificaciones de Xbox Project Scorpio, la nueva consola de “generación intermedia que llegará al mercado para competir con la PlayStation 4 Pro eintentar alzar el vuelo de la división Xbox, que no está funcionando demasiado bien desde los lanzamientos de Xbox One y el más tardío de la renovada Xbox One S.

Como ocurre en la consola de Sony, poder mover los juegos en resolución 4K es el gran objetivo, pero en este caso la ambición es mucho mayor.** Se busca un 4K real, no un escalado por software como el que hace la PS4 Pro**, y se busca, además, llegar a 60 cuadros por segundo sin problemas. Para ello, se beneficiará de unas números exponencialmente superiores a las de la Xbox One lanzada en 2013.

Xbox Project Scorpio contará con un procesador de AMD con 8 núcleos personalizados, y se sabe que su frecuencia de reloj subirá de los 1.75 GHz de One S a 2.3 GHz, que también superan los 2.1 GHz de PS4 Pro. Además, estará fabricado por TSMC en un proceso de producción de 16 nanómetros, lo que le dará grandes ventajas en consumo y calor emitido. La parte gráfica dará un salto incluso mayor, con una GPU que alcanzará 40 unidades de computación a 1.172 GHz, frente a las 16 de Xbox One a 853 MHz. En cuanto a RAM, Microsoft equipará a Scorpio con 12 GB, un aumento de 4 GB sobre Xbox One, que brinda un ancho de banda de 326 GB/s.

Son grandes números que arrojan una capacidad de 6 teraflops, muy lejos de los 1.31 de la Xbox One o los 4.2 de la PS4 Pro. Dejan de ser cifras de consola para pasar a ser más de PC pensado para jugar a los últimos títulos con todas las configuraciones al máximo. Microsoft ha dejado claro que estas cifran sólo cuentan una parte de la historia, y es que, por ejemplo, se desconoce el aspecto físico de la consola, un punto clave tras las alabanzas recibidas por la Xbox One S.

Xbox One no ha conseguido revalidar el éxito de la 360.

A falta de conocer su precio, que se espera alto comparado con las consolas que están ahora en el mercado, y tiene sentido dada la potencia, Xbox Project Scorpio se queda en tierra de nadie. La situación de Xbox One en el mercado está muy lejos de la de PlayStation, y es una circunstancia que no se debe a la potencia gráfica, sino al catálogo. Xbox no cuenta con juegos exclusivos y no rinde mejor en los juegos multiplataforma, uno de los puntos fuertes de Xbox 360 respecto a PlayStation 3.

Microsoft aún tiene que presentar la consola final en junio en el E3 de Las Vegas, y en el mismo evento se esperan novedades en cuanto a títulos exclusivos que aprovechen toda la potencia adicional que el hardware aporta. Ambos apartados son importantes, pero desde PS2 está muy claro que lo importante es lanzar una consola equilibrada en precio y potencia, y sobresaliente en catálogo. Con PS4, Sony ha conseguido aunar todos los aspectos sin hacer tampoco demasiados esfuerzos.

Microsoft tiene, frente a eso, una buena apuesta por el online y el software, más refinado a nivel de interfaz que el presente en PS4 y con compatibilidad con aplicaciones de Windows 10. Eso sí, son aspectos que tampoco se han llegado a explotar como cabía esperar. En cualquier caso, a día de hoy Xbox Project Scorpio parece que puede quedar como una gran consola para jugar con más soltura a juegos multiplataforma, y el enfoque general genera muchas dudas. Los usuarios de consola no han vivido hasta ahora esa situación de tener que cambiar de consola en 3 años bajo una misma marca, y tampoco valoran los gráficos entre generaciones como ocurre con los jugadores de PC defensores de tener el último hardware cueste lo que cueste.

Por si fuera poco, los recursos económicos y de tiempo empleados por Microsoft en Xbox Project Scorpio le pueden hacer volver a llegar tarde en la próxima generación, el salto real. Habiendo salido antes la PS4 Pro, es lógico que Sony lance la PS5 antes que Microsoft la sucesora de la Scorpio, y tras haber perdido esta generación, un retraso podría ser letal para Microsoft en el futuro. El caso contrario lo experimentaron con Xbox 360, llegando más de un año antes que PS3 y a mitad de precio con ciertos matices. En Microsoft saben cuáles son sus problemas actuales y tienen experiencia y recursos, ahora sólo consiste en actuar con celeridad para solucionarlos.

anterior artículo

La Comisión Europea mide la digitalización de los 28

La Comisión Europea mide la digitalización de los 28
siguiente artículo

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Salud?

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Salud?