• 6 octubre, 2021
  • 5G 
  • 5 min

¿Qué es el 6G y cómo va a cambiar la conectividad?

La telefonía móvil 5G lleva un par de años entre nosotros a pie de calle. Pero ya se empieza a hablar de 6G en el ámbito empresarial y profesional. Cada vez son más los teléfonos que incorporan 5G y las redes de telefonía de quinta generación ya están desplegadas en la mayoría de países. Pero la innovación no descansa. Y el futuro de la conectividad ya se deja ver gracias a proyectos como 5TONIC, un centro de innovación creado por Telefónica e IMDEA Networks y que ya investiga la bondades del 6G.

La tecnología que suplantará el 5G dentro de unos años ya se está gestando. Y al igual que el salto entre la cuarta y quinta generación de redes inalámbricas fue agigantado, parece ser que lo mismo ocurrirá con el 6G. Sin embargo, si eres usuario de telefonía móvil no tienes por qué preocuparte. Si utilizas 4G, puedes dar el salto al 5G tranquilamente.

Pero no está de más conocer el futuro de la conectividad. Saber qué nos deparan los próximos años en cuestión de telecomunicaciones. Y el 6G será un eje de ese futuro en el que la transmisión de datos es una constante y permite tecnologías como el edge computing, las ciudades y hogares inteligentes, la realidad aumentada y un largo etcétera.

El futuro de la conectividad

5TONIC, con sede en Madrid, es un hub europeo de investigación y colaboración con la industria de las telecomunicaciones inalámbricas. Sus primeros pasos los dio enfocado en el 5G, pero desde este año han empezado a mirar más allá en el futuro. Para ello, colaborarán con la Comisión Europea y su proyecto Hexa-X, un ambicioso plan que quiere investigar para hacer realidad la sexta generación de redes móviles inalámbricas.

En el proyecto europeo Hexa-X participan 25 socios entre los que destacan, además de 5TONIC, la propia Telefónica, la sueca Ericsson o la finlandesa Nokia. Todos los actores del proyecto están implicados en dar forma y sentar las bases de la sexta generación de tecnología móvil inalámbrica, el futuro de la conectividad. Y según algunos de sus responsables, el 6G será algo “tangible” hacia 2030.

¿Y qué promete el 6G? Si el 5G hablaba de transmisión de datos a gran velocidad, con baja latencia e interconectando miles de dispositivos de manera simultánea, el 6G va más allá y habla de conceptos como la integración del entorno físico y digital. Para ello deberá hacer frente a los retos y demandas de la sociedad actual de cara al futuro: millones de dispositivos conectados simultáneamente, la necesidad de que esas conexiones sean rápidas, eficientes, sostenibles a nivel energético y seguras.

6G, futuro de la conectividad, 5TONIC

Los 6 retos del 6G

El proyecto Hexa-X en el que participa 5TONIC supone uno de los planes más ambicioso a nivel tecnológico y europeo de las últimas décadas. Una manera de ponerse al día y de recuperar protagonismo en un panorama en el que ahora mismo enfrenta a Estados Unidos y China con sus respectivas empresas y dispositivos 5G. Europa no quiere quedarse atrás en la siguiente generación. Y para llevar a cabo este plan, contará con 12 millones de euros de inversión y 30 meses.

Pero el camino no será fácil. El 6G tiene por delante muchos objetivos que cumplir, muchos retos que solventar. El primero, conectar la inteligencia, es decir, ser la base para hacer posible el despliegue de tecnologías como la inteligencia artificial o el machine learning, cada vez más presentes en todos los ámbitos.

Segundo reto. Red de redes. El futuro de la conectividad pasa por integrar toda clase de servicios y recursos. Comunicaciones, datos, redes integradas en otras redes, dispositivos de distinta índole, centros de datos… Todo ello debe estar integrado y ser operativo a todos los niveles.

Sostenibilidad. Un concepto que surge en cualquier proyecto actual y futuro que se precie. De nada sirve una nueva tecnología como será el 6G si no es sostenible. Esto implica que la infraestructura de red inalámbrica, los dispositivos y demás elementos deberán consumir lo menos posible a nivel energético. Dicho de otra forma, reducir la huella ambiental.

Cobertura mundial de servicios. El cuarto pilar del futuro de la conectividad tiene que ver con el mundo que nos rodea. Un planeta interconectado a todos los niveles: entre continentes, entre países y de punta a punta, sin olvidar los rincones más remotos. Aquí entran zonas aisladas, poblaciones rurales, transporte marítimo…

Experiencia extrema. Velocidades altísimas, latencia tan baja que será imperceptible, capacidades infinitas, localización y detección de precisión… Promesas que deben hacerse realidad y no quedarse en meras ideas sobre papel.

El sexto reto del 6G es la confiabilidad. En lo que a redes de telecomunicaciones se refiere, esto se traduce en que las comunicaciones deben ser confidenciales e íntegras de extremo a extremo. La seguridad como otro de los pilares importantes. Y es que la privacidad de los datos es algo en lo que consumidores, empresas y organismos públicos reclaman cada vez más.

6G, futuro de la conectividad, 5TONIC

Un futuro prometedor y ambicioso

En la práctica, para llevar a cabo esta lista de deseos, empresas como Telefónica, Nokia o Ericsson deberán desarrollar las tecnologías que harán posible el despliegue del 6G en Europa en integración con las redes anteriores. Y para dar los primeros pasos hacia ese futuro prometedor, la responsabilidad recae en el proyecto Hexa-x en el que participa 5TONIC, el centro de innovación de Telefónica e IMDEA Networks.

Según sus responsables, el 6G conectará el mundo digital con el mundo físico y el mundo humano. A través de los seis pilares que vimos antes, las redes inalámbricas de sexta generación servirán no sólo como transmisor de datos. También estarán directamente implicadas en la almacenamiento, gestión y aprovechamiento de la ingente cantidad de datos que circularán por esas redes constantemente.

En definitiva, un futuro prometedor que tardaremos en ver. Por ahora, seguiremos disfrutando de las muchas posibilidades que ofrece la tecnología 5G. Mientras, su sucesora se está gestando con muchos retos por delante y un futuro ambicioso que nos sorprenderá a todos.

RELACIONADOS

taller mecánico

Talleres mecánicos en la nube gracias al 5G

Hay una asociación indiscutible entre el 5G y la automoción. Esta tecnología se considera una de las imprescindibles para el advenimiento de los coches...