China quiere impulsar una revolución robótica para reformar su economía

Escrito por , 11 de diciembre de 2015 a las 12:00
China quiere impulsar una revolución robótica para reformar su economía
Digital

China quiere impulsar una revolución robótica para reformar su economía

Escrito por , 11 de diciembre de 2015 a las 12:00

El gobierno chino va a priorizar la mejora de la tecnología de sus plantas de producción y la diversificar la mano de obra, dentro de su plan de reforma de la economía del país con la vista puesta en el 2025

China pretende sentar las bases para liderar una auténtica revolución robótica que le permita  consolidar su desarrollo económico y mantener su tasa crecimiento frente a otros países. Con este ambicioso plan, el gobierno chino pretende mejorar su productividad planificando la automatización del trabajo realizado por millones de trabajadores poco remunerados.

La voluntad de impulsar el sector tecnológico viene a complementar los ambiciosos objetivos de producción fijados por China en su último modelo económico, con los que aspira a duplicar la renta per cápita del país para el año 2020. El plan del gobierno quedó patente en la Conferencia Mundial de Robótica celebrada recientemente en Pekín, donde el vicepresidente de la República Popular China, Li Yuanchao, subrayó la importancia capital del sector de la robótica para el futuro económico del país.

revolución robótica

Gran parte del éxito del sector productivo del país depende de los bajos costes de producción, principalmente por la mano de obra barata y poco cualificada de sus trabajadores. Pero el crecimiento económico de los últimos años, acompañado por un incremento significativo de los sueldos, ha sido el detonante para el impulso tecnológico del sector industrial y la diversificación de la mano de obra dentro de su plan de reforma de la economía.

Es bien conocido por todos el potencial comercial y económico del mercado chino para la producción de todo tipo de electrodomésticos y dispositivos electrónicos para uso doméstico, pero el despliegue de muchos de estos robots dentro de las plantas de fabricación, permitiría mejorar la productividad y la eficiencia de aquellos puestos de trabajo realizados por mano de obra barata y poco cualificada.

Las empresas de robótica aseguran que este plan de automatización del trabajo tendría beneficios recíprocos para los trabajadores, ya que la implantación de robots en las líneas de producción requiere un proceso de mantenimiento, mejora, diseño y desarrollo que debe ser realizado por personal con formación técnica específica. Por tanto, los beneficios económicos no solo recaen en la eficiencia de la producción, sino que también se mejora la cualificación profesional de los trabajadores, y por tanto, su sueldo.

revolución robótica

Reemplazar millones de puestos de trabajos poco remunerados por robots podría parecer contraproducente para la economía china, ya que se destruyen puestos de trabajo. Pero también es cierto que gran parte de estos puestos de trabajo no requieren formación específica y se invierten 40 horas semanales por un sueldo medio de 498 euros al mes.

En cualquier caso, muchas de estas tareas realizadas por humanos no serán fáciles de automatizar a bajo coste. En principio, se pretende reemplazar por robots aquellas tareas sistemáticas de inspección visual y manipulación de objetos, a partir de autómatas inteligentes específicos.

China lidera desde hace dos años el número de importaciones de robots a escala mundial, acaparando el 25% del total de las ventas del sector. Pero estos datos podrían incrementarse hasta un tercio del total de los robots industriales instalados en el mundo para el año 2018, según los cálculos de la Federación Internacional de Robótica.

revolución robótica

El programa para mejorar la base de fabricación y convertir China en una potencia mundial de la fabricación verde en 2025, es otro de los planes del gobierno para priorizar el sector de la robótica con el fin de regenerar la economía del país. El plan “Made in china 2025”, puesto en marcha el pasado mes de mayo, se inspira en iniciativas similares llevadas a cabo en Alemania y Estados Unidos.

Pero la automatización del trabajo no solo se limitará a la incorporación de robots en las plantas de fabricación, también incluye la implementación de sistemas inteligentes y de conectividad, con el propósito de incrementar la eficiencia, la productividad y la flexibilidad del sector.

Imágenes | vía pixabay

anterior artículo

Las albóndigas, ¿el menú que nos salvará en el futuro?

Las albóndigas, ¿el menú que nos salvará en el futuro?
siguiente artículo

Jugar a videojuegos puede beneficiar la formación de la memoria

Jugar a videojuegos puede beneficiar la formación de la memoria