Cómo elegir un ordenador portátil: consejos antes de comprar

A la hora de comprar un nuevo ordenador debes elegir en primer lugar una de las dos opciones principales: uno de sobremesa o un portátil, y es en este último en el que nos vamos a centrar. En este artículo te detallamos varios factores varios factores a considerar antes de hacer tu compracomo por ejemplo, la duración de la batería, el tipo de pantalla y la velocidad del procesador, entre otros.

Es importante que sepas de entrada cuál será el uso que le darás a ese equipo, pues solo así tendrás claras tus necesidades y qué requerimientos deberá cumplir tu nuevo portátil. En este sentido, deberás fijarte también en aspectos clave como son la versatilidad (por ejemplo, convertibles 2 en 1), comodidad (por ejemplo, ultra-ligeros), rendimiento y cómo no, tu presupuesto. La elección no la deberás tomar a la ligera, así que aquí vamos a contarte en detalle algunos de los elementos clave antes de considerar las diferentes opciones que hay en el mercado. 

¿Qué uso le vas a dar al ordenador portátil?

Como te hemos comentado, esta es una pregunta crucial a responder antes de comprar un nuevo equipo y dependerá del tipo de actividad que realices diariamente.

Uso cotidiano

Si eres de aquellas personas que usan el ordenador para navegar en la web, atender tus redes sociales, te servirá un modelo con características más centradas en una buena resolución de pantalla y cámara si además realizas videoconferencias.

Estudiante/trabajador 

Si eres estudiante, tu portátil deberá darte las garantías de llevar a cabo tareas en programas como Excel, Office y Powerpoint, incluso de mantener videoconferencias de calidad. Por otro lado, tal vez buscas un equipo que te permita trabajar tal como lo harías en un ordenador de sobremesa.

En ambos casos, necesitarás un equipo con un buen procesador para ejecutar todas estas tareas con un buen rendimiento y no perderte nada en las sesiones online. Los portátiles que destacan por su versatilidad (2 en 1, ligeros, etc) son perfectos para esas tareas. 

Usuario avanzado

Ahora bien, si lo tuyo es la edición de video o fotografía profesional, necesitarás un ordenador con un alto rendimiento para procesado sin ningún tipo de limitación. Igualmente si necesitas un portátil para jugar al máximo nivel, requerirás lo último en potencia de gráficos y procesador que te permita disfrutar de tus partidas el nivel “gamer” que buscas.

Tipos de portátiles

Dentro de las posibilidades que tienes al elegir un ordenador portátil, por lo general, deberás tener en cuenta que se clasifican de la manera siguiente:

  • Portátiles convencionales. Son aquellos modelos más tradicionales que cuentan con dos partes diferenciadas, pero unidas entre sí, la pantalla y la zona del teclado.
  • Convertibles 2 en 1. El mismo dispositivo puedes usarlo como tablet gracias a su pantalla táctil. Aquí encontraremos dos formatos principalmente. Aquellos cuya bisagra permite girar 360 grados para esconder el teclado, y aquellos tablets en los que el teclado es un accesorio que, con un pequeño movimiento puedes ensamblarlo para usarlo como un portátil convencional.
  • Ultraligeros. Pensados para ser cómodos a la hora de transportar, en su aspecto son como un portátil convencional, pero fabricados con material liviano y muy delgado. Son modelos de alta gama en el mercado y suelen ajustar al máximo los bordes de la pantalla para optimizar sus dimensiones.
  • Gaming. Son ordenadores que incluyen componentes de alta gama (procesadores, tarjetas gráficas de última generación, discos en estado sólido con alta velocidad de transferencia, pantallas de mayor tamaño y una óptima memoria RAM) para ser capaces de ejecutar los juegos más modernos y que ocupan mayores recursos.

¿En qué fijarte al elegir un ordenador portátil?

Ahora que ya sabes el uso que le darás y qué tipos de portátiles hay, tendrás que decidir entre las características que tendrá ese nuevo equipo.  A la hora de elegir entre los mejores ordenadores portátiles que se ajusten a tus necesidades, fíjate en lo siguiente: 

Sistema operativo

Existen varios sistemas operativos para ordenadores, pero los más populares son estos tres: Windows de Microsoft, Chrome OS de Google y MacOS de Apple. Pero, ¿Qué es un sistema operativo? Es el software que gestiona los componentes físicos del hardware y hace posible que las distintas aplicaciones se ejecuten en él.

Deberás tomar en consideración qué programas necesitas para saber cuál es el sistema operativo que tienes que elegir, ya que no todas las aplicaciones son compatibles con todos los sistemas operativos.

Windows cuenta con la ventaja de tener una mayor cantidad de programas, mientras que el MacOS, si bien tiene una menor cantidad de programas disponibles, tienen fama por su estabilidad y la intuitiva integración con el resto de dispositivos del ecosistema de Apple . Por otro lado, Chrome OS fue diseñado con la idea de que la mayoría de servicios y aplicaciones están disponibles a través del navegador de internet, con lo que se trata de un sistema operativo enfocado en la sencillez, seguridad y con un rendimiento muy optimizado para la navegación.

Procesador

Es una de las partes más importantes de un ordenador. El procesador es el encargado de supervisar el adecuado funcionamiento de los componentes del equipo y de controlar todos los procesos que se llevan a cabo en él. Son dos los fabricantes que lideran el mercado en el mundo de los portátiles, Intel y AMD, si bien Qualcomm también está realizando incursiones en este terreno y Apple lanzó recientemente una nueva línea de procesadores para sus Mac. 

Los procesadores pueden ser divididos en subcategorías de acuerdo a su funcionamiento y potencia entendida como velocidad y rendimiento. En este caso, encontramos:

Gama alta: Como el veloz Intel Core i7, que viene en el HP EliteBook 1030 y cuenta con cuatro núcleos, ocho hilos y una tarjeta gráfica integrada Intel® UHD Graphics 620, o el Intel Core i5, procesador del Lenovo ThinkPad X390 Yoga, ordenador del tipo 2 en 1, que se puede convertir fácilmente en una tablet para mayor comodidad. 

Gama media: En esta categoría se encuentran procesadores como los AMD FX o los Intel Core i3, hardware instalado en el Lenovo ThinkBook 15, con capacidad para dos núcleos, cuatro hilos y gráficos UHD Intel Core. Es común ver referencias a la generación a la que pertenece cada chip (por ejemplo, Intel está en su undécima versión), lo que indica cómo de nuevo es el diseño de ese modelo.

Gama baja: Son los procesadores más económicos del mercado y si bien tienen menor potencia que los nombrados anteriormente, funcionan de manera óptima en ordenadores que no requieren mucha potencia. Intel Atom, Pentium y Celeron, se encuentran en esta categoría. 

Memoria RAM

Es la memoria principal de un equipo y donde se almacenan temporalmente los datos de las aplicaciones que estás usando. Por lo tanto, posibilita tener varios programas abiertos a la vez y realizar tareas en paralelo sin correr el riesgo de que el equipo se congele y no responda. 

El punto de partida para portátiles Windows es que tengan al menos 4GB de RAM, suficiente si la utilización que se le da es ligera (navegación, redes sociales, etc.) aunque es recomendable tener 8GB. En dicho segmento de 8GB, se encuentra el Lenovo ThinkPad L13, ordenador que destaca, además de su memoria, por la rapidez de su WiFi y una batería de larga duración. 

Ahora bien, si el ordenador lo vas a usar para trabajar en edición de fotos o videos de forma intensiva, es recomendable al menos 16GB de RAM. El mismo consejo aplica para aquellos que quieren un portátil para gaming, y disfrutar de los juegos con la mejor experiencia. 

Tamaño y resolución de la pantalla

A la hora de elegir el tamaño de pantalla para tu nuevo equipo deberás evaluar una vez más, el uso que tienes pensado darle. Un tipo de pantalla de ordenadores portátiles adecuado te permite una mejor experiencia visual al tener, por una parte, la capacidad de ver los elementos con mayor definición y por otra, de manejar aplicaciones distintas aplicaciones ofimáticas con comodidad sin recurrir a monitores externos.

Un tamaño de 14 pulgadas con resolución Full HD es una configuración estándar mínima adecuada para la mayoría de tareas rutinarias. Si necesitas alta resolución, ya sea por edición de videos o gaming, tus opciones comienzan en el Full HD (1920×1080 píxeles) hasta llegar a resoluciones superiores como 4K (3840×2160 píxeles).

Elegir el tipo de pantalla de ordenadores portátiles correcta es fundamental, pero la resolución no es lo único en que te tienes que fijar al momento de decidirte por uno u otro. La tasa de refresco de la pantalla, juega un papel importante en la fluidez de los gráficos de los videojuegos así que empezamos a ver ya portátiles con tasas que alcanzan incluso los 144Hz. Tenlo en cuenta para hacer la compra correcta.

Almacenamiento

Este es uno de los aspectos que muchas veces es tenido menos en cuenta al optar por un nuevo ordenador. Es usual que los portátiles traigan incorporado un disco duro mecánico (HDD), que tiene mayor capacidad y es más económico que las unidades de estado sólido (SSD), pero que ocupan mayores recursos y no ofrecen la misma fluidez en algunas tareas.

Por eso, si el presupuesto lo permite, siempre es recomendable elegir un almacenamiento SSD, ya que ofrecen un arranque más veloz, un uso más fluido y consumen menos batería que los discos HDD. Normalmente tienen menor capacidad de almacenamiento que los HDD, pero esto no supone mayor problema ya que se pueden usar servicios en la nube, donde podrás guardar más información sin ocupar espacio físico en tu equipo.

Las opciones de SSD comienzan en 128GB y pueden llegar hasta los 4TB. 

Conectividad

Otro de los puntos importantes a considerar a la hora de elegir los mejores ordenadores portátiles es su conectividad. Se pueden conectar a:

  • Periféricos (monitores y teclados externos, auriculares, impresoras, etc): Normalmente vía bluetooth, WiFi, conectores USB, HDMI, etc.
  • Internet vía puertos Ethernet, WiFi e incluso con conectividad celular puesto que incluyen una SIM para la conexión móvil.

Es importante confirmar que el portátil dispone de la conectividad que necesitas. La tendencia actual es que los modelos más compactos no cuenten con entradas HDMI, Ethernet o VGA, sino que incorporan solamente puertos USB tradicionales y USB-C, que ocupan menos espacio en el equipo y permiten mayores velocidades de transmisión de datos. Podrás conectar estos últimos a concentradores USB (llamados hub) que permitirán conectarte a todo tipo de periféricos y redes.

Como puedes ver, la elección de un nuevo portátil va a depender de unos factores clave para sacar el máximo provecho en tu día a día. Ya sea para trabajo, estudios, edición de videos o juegos, el portátil que necesitas lo podrás encontrar en Tu.com. Revisa las diferentes opciones, compáralos y ¡adquiere ahora mismo tu nuevo ordenador!

RELACIONADOS

Cómo puedo averiguar mi código PUK Movistar

Cuando contratas una línea móvil con Movistar, o cualquier otro operador móvil, obtienes una tarjeta de plástico o cartón que contiene, a su vez, una tarjeta...