comunidades energeticas

¿Qué son las comunidades energéticas y cómo ayudan al medio ambiente?

¡Ha llegado la revolución energética por parte de la ciudadanía! Como ya sabrás, la conciencia ambiental se ha incrementado y la búsqueda de alternativas sostenibles se hace urgente. Es así como ha nacido un movimiento que se responsabiliza por su entorno: las comunidades energéticas. ¿Vemos cuál es su rol en el ambiente?

De acuerdo con una proyección efectuada por la Agencia Internacional de Energía, se anticipó que:

  • La demanda mundial de electricidad aumentará significativamente para 2050.
  • La creciente demanda de servicios energéticos hasta 2040 está respaldada por el crecimiento económico. Esta es inferior hasta 2030 en las perspectivas del 2021, pero se estima un crecimiento de 2,8 % anual hasta 2050.

Por consiguiente, se requiere actuar temprano y de aquí surgen las comunidades energéticas. ¿Cómo será su impacto?

¿Qué son las comunidades energéticas?

Desde una perspectiva general, la Unión Europea define a las comunidades energéticas como una modalidad de organización colectiva, fundamentalmente impulsada por la participación activa de los ciudadanos, que abarca una amplia gama de actividades relacionadas con la energía limpia.

Las principales acciones de las comunidades energéticas son:

  • Crear energía proveniente de fuentes renovables.
  • Procurar la descentralización de la energía.
  • Ofrecer soluciones para mejorar la eficiencia en el uso de la energía.
  • Manufacturar, suministrar, usar, guardar y distribuir potencialmente energía sustentable.
  • Brindar servicios vinculados a la movilidad eléctrica u otros relacionados con la energía.

Importancia de las comunidades energéticas

Contemplar sistemas de energía locales con conexiones de red limitadas o ausentes implica otorgar a los individuos (en su calidad de consumidores y generadores de energía) la capacidad de administrar una infraestructura energética basada en fuentes renovables para beneficio de la población local, tanto como usuarios como productores de energía.

La clave en estas comunidades es el rol central de la ciudadanía. Implica responsabilizarse por el tema ambiental y ofrecer vías de solución que mejoren la calidad de vida de la población. De hecho, algunas ventajas que se exponen son:

  • Reducción de las facturas eléctricas a través del autoconsumo.
  • Mejoras en la eficiencia energética que conllevan disminuciones en el consumo y los costos energéticos.
  • Alivio de situaciones de carestía energética y la ampliación del acceso a la energía.

Se estima que hasta 264 millones de ciudadanos europeos participarán como «prosumidores» en el mercado energético, contribuyendo hasta en un 45 % a la generación de electricidad limpia del sistema.

Fuente: Unsplash

Al referirnos al término de prosumidores, podemos decir que se aplica a:

  • Individuos que no se limitan a ser consumidores pasivos.
  • Los ciudadanos se convierten en participantes activos en las diversas fases del proceso de producción. Actúan también como productores.
  • Estos individuos se involucran de manera activa en la dirección de los flujos de energía. Logran un grado de independencia energética relativa y obtienen beneficios económicos en el proceso.

Casos de comunidades energéticas

La comunidad «Alumbra Arroyomolinos» dio sus primeros pasos en 2021 como apoyo y asesoramiento vecinal en materia de:

  • Consumo de energía.
  • Impulso de iniciativas de autoconsumo colectivo.

De hecho, una de sus actividades es el fomento de proyectos de autoconsumo. Comenzaron con dos instalaciones fotovoltaicas. También busca activar y vincular otras iniciativas que impulsen la economía y el desarrollo sostenible local, como:

  • La renovación energética de hogares.
  • El manejo de residuos.
  • La economía circular y agroecología.
  • El turismo ecológico.
  • La conciencia energética en zonas rurales.

Por su lado, «Bioenergiedorf Jühnde eG» es una cooperativa en el pequeño pueblo de Jühnde en Alemania. Surgió como proyecto piloto de la Universidad de Göttingen para desarrollar un modelo de «pueblo de bioenergía». La idea es que sea replicado en otras localidades alemanas, combinando la generación de electricidad y una red de calor a nivel local.

Dicha comunidad combina la generación de electricidad y calor:

  • La electricidad se produce a través de un generador de biogás de 700 kW, que abastece a la red general y supera el doble de la demanda local.
  • Se ha implementado un sistema de carga de vehículos eléctricos que utiliza la energía generada por la comunidad energética. Forma parte de un programa de movilidad compartida.

Seamos más proactivos

Las comunidades energéticas son claves para acelerar la transición hacia fuentes de energía sostenibles y descentralizadas. Empodera a las personas y fomenta la colaboración en la producción y el consumo de energía. ¿Te gustaría ser miembro de ellas algún día?

Imagen de cabecera de Unsplash.

Sobre el autor

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...