Sustituyen el cráneo de una paciente por uno impreso en 3D

Escrito por , 29 de marzo de 2014 a las 19:00
Sustituyen el cráneo de una paciente por uno impreso en 3D
Digital

Sustituyen el cráneo de una paciente por uno impreso en 3D

Escrito por , 29 de marzo de 2014 a las 19:00

Los doctores del UMC de la Universidad de Utrech, en los Países Bajos, han logrado implantar con éxito un cráneo impreso en 3D a una paciente.

La operación ha corrido a cargo del University Medical Center (UMC) de Utrech, en Países Bajos. En realidad tuvo lugar hace alrededor de tres meses, pero sus resultados sólo se han hecho públicos cuando ha transcurrido un tiempo prudencial que permita afirmar el éxito de la intervención. La paciente, de 22 años, ya ha vuelto al trabajo sin que haya ningún indicador fuera de lo normal. Los médicos han resuelto así un problema grave que afectaba a la estructura ósea craneal.

La paciente sufría una disfunción en el cráneo que impulsaba a éste a crecer en grosor. Habitualmente un cráneo suele ser de unos 1,5 centímetros, pero en este caso era de 5 cm. Y seguía aumentando, con lo que tendía a comprimir el cerebro, corriendo el riesgo de dañar sus funciones.

La solución estaba en reemplazar toda la estructura ósea superior, una operación sin precedentes. Sí se han dado casos de sustituir ciertas partes dañadas del cráneo con una especie de cemento, pero esta medida se encuentra lejos de ser la idónea para estos casos. A partir de esta exitosa intervención es posible que la impresión 3D empiece a ser considerada seriamente para intervenciones así.

El neurólogo ha liderado la operación, el doctor Ben Verweij, afirma que  con la impresión 3D se puede crear un modelo con el tamaño exacto. Aparte de los beneficios a nivel estético, el médico señala que las funciones del cerebro se recuperan mejor que con el método más tradicional.

Verweij encargó a una compañía australiana especializada la realización de la pieza de cráneo impresa en 3D destinado a implantarse en la paciente. Una vez con el modelo de plástico en su poder, los médicos procedieron a retirar la estructura ósea que cubre el cerebro para después colocar el implante artificial. En total tardaron 23 horas, algunos de estos momentos clave están reflejados en el vídeo que el UMC ha subido a YouTube (al que se pueden poner subtítulos).

El UMC de Utrech ha comunicado que la técnica utilizada se podría usar con otros pacientes que tengan problemas de huesos o con quienes hayan tenido daños importantes en el cráneo. De hecho, no es la primera vez que se utiliza la impresión 3D para un propósito similar. El pasado año, en Reino Unido, se practicó una reconstrucción facial a un paciente con ayuda de implantes impresos en 3D. Y actualmente abundan las investigaciones en curso con el fin de crear materiales biocompatibles que se adapten a los tejidos del cuerpo con facilidad.

anterior artículo

Charging your smartphone while you walk is now possible thanks to nanotechnology

Charging your smartphone while you walk is now possible thanks to nanotechnology
siguiente artículo

El grafeno se anota otro tanto: lentillas con visión nocturna

El grafeno se anota otro tanto: lentillas con visión nocturna