Un desafío para emprendedores sociales

Escrito por , 25 de julio de 2013 a las 19:30
Un desafío para emprendedores sociales
Fundación Telefónica

Un desafío para emprendedores sociales

Escrito por , 25 de julio de 2013 a las 19:30

Siguiendo la estela de Wayra y de Think Big Jóvenes, la Fundación Telefónica de Brasil convocó a principios de este año un concurso para promover la creatividad y el espíritu emprendedor de la juventud brasileña. Se trata de Desafío Tecnologías que Transforman y está orientado a los emprendedores sociales.

De hecho, el certamen busca promover ideas que, soportadas por la tecnología, contribuyan a satisfacer necesidades sociales, principalmente en comunidades vulnerables. Se trata de movilizar el talento joven, a partir de los 16 años, para ayudar a los que más lo necesitan.

Las propuestas deben ceñirse necesariamente a una serie de temáticas como son la salud, la educación, el deporte, la generación de renta, las catástrofes naturales, los inventos tecnológicos, la gestión de instituciones, ciudadanía y derechos ciudadanos, y finalmente, el voluntariado. Un amplio abanico de campos para contribuir a mejorar la vida en comunidad y el bienestar personal.

Las diez propuestas ganadoras pueden llegar a recibir hasta 10.000 dólares en función de los costes de puesta en marcha del proyecto, además de formación y asesoramiento para llevarlo a cabo.

El funcionamiento de Desafío se articula en tres fases:

  1. Los participantes inscriben su idea en el certamen a través de un vídeo o de un breve texto. De todas las propuestas presentadas se seleccionan las 80 mejores, que pasan a la siguiente fase.
  2. Durante la segunda fase los seleccionados reciben formación y asesoramiento con el fin de desarrollar una presentación más detallada de su idea. Aquí se produce una segunda criba de candidatos que deja 30 finalistas.
  3. En esta etapa los candidatos siguen recibiendo formación y asesoramiento desde una comunidad online para perfeccionar y concretar más su proyecto, de forma que al final del periodo hayan elaborado un plan de negocio que tendrán que exponer ante el jurado. Los 10 mejores se erigen como vencedores del certamen.

Aparte del premio en metálico que reciben los ganadores, a los finalistas se les ofrece una plataforma de crowdfunding para poder reunir financiación y llevar a cabo su idea.

Todo este proceso comenzó el 29 de enero de 2013 y finalizó el 30 de junio, fecha en la que se anunciaron los proyectos sociales ganadores. Asimismo, tres de los jóvenes galardonados han tenido la oportunidad de presentar el pasado 20 de julio su solución social en el marco del evento Campus Party celebrado en Recife.

Los ganadores de Desafío

Ouvidoria 2.0, un proyecto de Adriel Café que utiliza la filosofía de las redes sociales para mejorar la comunicación entre el gobierno y los ciudadanos.

Atados: juntando gente boa, una idea de André Cervi basada en una plataforma para poner en relación la oferta de voluntario individual con las necesidades de personal de las ONG.

Viventium de Henrique Blanck es una aplicación tecnológica dirigida a las personas diabéticas y que les ayuda a controlar la alimentación y la gestión de carbohidratos.

Aparte de los anteriores, dentro de los 10 ganadores, destacan los proyectos en el campo de la educación, que suponen hasta la mitad del total. Ideas basadas en comunidades de conocimiento, en juegos educativos o en herramientas de aprendizaje colectivo.

Otro de los galardonados ha propuesto la creación de una plataforma para llevar a cabo acciones en comunidad y de movilización ciudadana. Finalmente, el proyecto PIPA persigue ofrecer formación financiera a personas de renta baja a través del teléfono móvil, con el fin de ayudarles a gestionar mejor su economía doméstica.

En resumen, Desafío nos propone una constelación de ideas imaginativas y a menudo disruptivas que sin duda contribuyen a mejorar el bienestar social.

anterior artículo

El reto del siglo XXI: adaptar las nuevas tecnologías a nuestros mayores

El reto del siglo XXI: adaptar las nuevas tecnologías a nuestros mayores
siguiente artículo

Aprendizaje adaptativo para niños con Infantium

Aprendizaje adaptativo para niños con Infantium