Discursos motivadores para emprendedores (II)

Escrito por , 12 de abril de 2013 a las 14:30
Discursos motivadores para emprendedores (II)
Emprendedores

Discursos motivadores para emprendedores (II)

Escrito por , 12 de abril de 2013 a las 14:30
Etiquetas:
éXITO, FRACASO, VíDEO

La inspiración es uno de los factores clave para emprender e innovar. En esta ocasión, los discursos que ofrecemos en esta serie dedicada a motivar la iniciativa empresarial tratan de los beneficios del fracaso, las cualidades de la imaginación o la capacidad de lucha. Son muchas las lecciones de vida –y de trabajo– que se pueden aprender escuchando unas cuantas palabras inspiradoras.

Los tres discursos seleccionados para este artículo los pronuncian la escritora J. K. Rowling, el joven emprendedor español Pau García-Milà y el defensor de los derechos civiles negros Martin Luther King.

J. K. Rowling, al encuentro de la cualidad humana

La afamada autora de la saga Harry Potter afronta con fina ironía su discurso para una nueva generación de graduados de la Universidad de Harvard. Pero tras las referencias –y alguna burla despiadada– a sus libros se esconden unas palabras reveladoras. J. K. Rowling vuelve a sus tiempos de universitaria y reflexiona sobre cuando, algo más tarde, la necesidad le vino a visitar.

En su discurso la escritora habla sobre el fracaso de forma descarnada. Son muchas las lecciones que se pueden aprender de esta experiencia de vida, pero en lo que Rowling incide en la sensación de liberación. Una vez hubo tocado fondo se dio cuenta de que lo único que podía hacer era subir, pero sin la presión que antes tenía. A partir de ese momento empezó a trabajar en lo que realmente creía.

El fracaso acabó con lo imprescindible, dejando solamente lo que de verdad importaba. Esta situación le dio confianza a la futura escritora y le proporcionó un conocimiento de sí misma que no podía haber obtenido de ninguna otra forma. En ese momento es cuando de verdad fue consciente de los recursos con los que contaba, tanto en su interior como en sus relaciones.

Es imposible vivir sin fracasar en algo, a menos que se viva con tanto cuidado que puede que no se viva de verdad. En cuyo caso, se fracasa por defecto”, advierte Rowling. Y es que todo el mundo está inclinado a fracasar y todos lo hacemos. Lo importante es obtener las lecciones adecuadas del trago y tener la entereza de salir de éste.

La novelista hace hincapié en que la idea de fracaso que la sociedad tiene para alguien no es la misma que la que uno tiene de sí mismo. No se puede sin más tomar la idea de fracaso que el mundo ha construido para nosotros y creérnosla hasta hacerla nuestra. Hay que diferenciar entre las expectativas de la gente cercana y las propias ambiciones. “Tus notas, tu currículum, no son tu vida. Aunque conoceréis a mucha gente de mi edad y mayores que confunden las dos cosas”, les dice a los graduados.

La imaginación ha tenido un papel fundamental en la vida de Rowling y la escritora también lo destaca así. “La fuente de toda innovación e invención”, según sus palabras, nos hace empatizar con otros seres humanos que no conocemos y facilita la comprensión de lo desconocido. A continuación está el vídeo. También es posible consultar la segunda parte del discurso.

Pau García-Milà, denunciando las mentiras aceptadas

El joven cofundador de la empresa eyeOS, que proporciona un escritorio en la nube para gestión de información y herramientas, habla de la generación perdida: esa generación teóricamente sin ideas, parada y conformista. Los llamados ni-ni, que ni estudian ni trabajan, no lo son tanto y, según destaca Pau García-Milà, hay muchos ejemplos de gente inquieta, con iniciativa.

El emprendedor señala que no puede ser que una generación tome las decisiones y la culpa se la lleve la generación siguiente, a la que se acusa de poco vitalista. García-Milà hace un repaso rápido de las masticadas causas de la situación actual. La crisis, el ladrillo, el problema de la sobresaturación de carreras en España, los salarios bajos, descartando todo ello como la paja que ensucia el grano.

El problema está más allá de estas teorizaciones. La generación actual de jóvenes no tiene que permitir que la llamen ni-ni. Cada uno hace lo que es necesario para avanzar, como se ha hecho siempre. Entre los jóvenes también hay muchos ansiosos por llevar a cabo iniciativas empresariales y emprender proyectos.

‘I have a dream’ – Martin Luther King

El 28 de agosto de 1963, el pastor buatista Martin Luther King, ya conocido por su lucha por los derechos civiles de minoría negra en Estados Unidos, pronunció su discurso ‘I have a dream’, que contribuyó a extender la reivindicación de miles de personas y lo convirtió en un icono del movimiento.

El pastor realiza un emotivo alegato contra la violencia racista y contra los prejuicios costumbristas de la época. Pero también alerta contra el odio que genera la opresión e invita a una lucha pacífica, en la que no se sobreponga la fortaleza física sino la de espíritu, que prime la razón sobre la represión.

Se puede pensar que el discurso de Martin Luther King está alejado de las fuentes de las que bebe un emprendedor. Pero la determinación y la firmeza de la voluntad del orador resultan inspiradoras, no ya para alguien que quiera iniciar un negocio sino para cualquier persona, como recomendación vital. La capacidad de lucha que destilan las palabras del activista resultan ejemplares.

Al igual que Rowling, cuando afirmaba que realmente empezó a trabajar en lo que creía al no tener nada, King también trabaja en lo que cree, por lo que cree. Su actitud refleja el sincero y aguerrido compromiso con los derechos civiles. Tampoco él tiene algo que perder sino todo por ganar, todo por hacer. La expresión ‘tengo un sueño’, que resuena varias veces en el discurso es su ambición verdadera y sentida.

Salvando todas las distancias, históricas, sociales y humanas, cualquier emprendedor que experimente por su proyecto un poco de la pasión que desprende King, estará rondando el éxito personal.

Imagen: Wikipedia

anterior artículo

IMASCITI, una plataforma integral de información para “Smart Citizens”

IMASCITI, una plataforma integral de información para “Smart Citizens”
siguiente artículo

Hacen falta más blogueras

Hacen falta más blogueras