Emprender e innovar en México (Parte I)

Escrito por , 20 de julio de 2013 a las 19:30
Emprender e innovar en México (Parte I)
Emprendedores

Emprender e innovar en México (Parte I)

Escrito por , 20 de julio de 2013 a las 19:30

Innovar y emprender en Mexico es posible gracias a la cultura que se está desarrollando en el país y a iniciativas como Startup Weekend. Te ofrecemos, en dos partes, un esbozo de dicha cultura en México.

Son las 17:45 en un domingo templado y sin mucho tráfico, como suelen ser los domingos en el DF. Sin embargo, en una vieja casa en la colonia Roma, ahora renovada y convertida en oficinas en renta para nuevos emprendedores, como muchas otras estos días en lugares como Polanco y la Condesa, el ambiente que se vive es una mezcla perfecta de nerviosismo, cansancio y emoción, es el precio de innovar y emprender en México. 110 diseñadores, ingenieros, y en general aspirantes a emprendedores se dieron cita el viernes anterior y en las últimas 54 horas han estado trabajando maratónicamente para diseñar, validar y desarrollar una nueva aplicación móvil y un modelo de negocio que demuestre que pueden ganar dinero con ella.

Faltan 15 minutos para que presenten sus proyectos a un grupo de jueces expertos en aplicaciones móviles y tecnología. El premio principal: el reconocimiento de sus pares, y la posibilidad de convertir su idea o proyecto en una empresa real, vinculándose con los asistentes al evento, en algunos casos inversionistas buscando nuevos proyectos innovadores.

Es un fin de semana típico de Startup Weekend, una institución que ya está en 96 países y que llegó a México a finales de 2010 con un único propósito: generar una cultura emprendedora. Tan solo en México se organizan alrededor de 50 eventos en 32 ciudades cada año, y a pesar de ser temáticos (aplicaciones móviles, videojuegos, cloud, etc.), la dinámica siempre es la misma: se reúnen el primer día (viernes) y cada uno de los asistentes propone ideas; se vota por las mejores; se arman equipos entre desconocidos y se trabaja sin parar hasta el domingo por la tarde cuando presentan ante el jurado.

Este es el más grande al que yo haya asistido, aunque me comenta Melina Maqueda, una de las fundadoras de Startup Weekend México que en San Luis y Hermosillo han llegado a tener hasta 120 asistentes. En esta ocasión se formaron 16 equipos presentando cada uno un proyecto diferente, uno para mejorar las cosechas en el campo mexicano, otro para esparcir la educación financiera, otro para revender boletos de espectáculos en el último minuto y uno más para encuentros sexuales casuales. La variedad es increíble y el nivel de ejecución estelar, especialmente en tan poco tiempo.

Y es que este tipo de eventos de impulso al emprendimiento, guiados por universidades, iniciativas internacionales, grandes corporativos, medios de comunicación, secretarías de Estado y muchos otros, están esparciéndose a gran velocidad en el territorio nacional. Me atrevería a asegurar que están pasando a razón de 2 o 3 por semana; tan solo en lo que va de año me ha tocado a mí participar como juez en al menos 15 de ellos.

Todo indica que México está en un momento trascendental en el que las nuevas generaciones de universitarios y recién egresados  han decidido afrontar el reto de competir internacionalmente con ideas innovadoras, generando ellos sus propios empleos creando “startups”,  negocios de alto impacto.

¿Pero que es una “startup”? A diferencia del auto-empleo o de los negocios tradicionales, las startups o empresas de alto impacto, son empresas de reciente creación, generalmente asociadas a alguna innovación y con un alto y evidente potencial de crecimiento. Son usualmente ideas que se generan en respuesta a alguna necesidad patente que resuelven de una manera  diferenciada a las  soluciones actuales, proveyendo de mayores beneficios a sus clientes. Para ser exitosas requieren de una estrategia clara y una detallada planeación financiera que le permita conseguir capital para acelerar su crecimiento. Deben de contar con un equipo de gente motivada, con alta resistencia al rechazo y a la frustración, una gran capacidad de adaptación y fuertemente comprometida con el proyecto. No cualquiera puede hacer una.

Continuaremos hablando de lo que es emprender e innovar en México en la siguiente entrada de esta serie.

Imagen: Tiago A. Pereira via Compfight cc

anterior artículo

Frases míticas de la historia de la tecnología que fueron grandes errores

Frases míticas de la historia de la tecnología que fueron grandes errores
siguiente artículo

Emprender e innovar en México (Parte II)

Emprender e innovar en México (Parte II)