Creando experiencias digitales más humanas

Todas las personas tenemos unas necesidades vitales como seres humanos que necesitamos cubrir para vivir una vida plena. Experimentar el amor, la amistad, la pertenencia, la utilidad para otros y tener la capacidad de actuar con libertad nos convierte en humanos.  

Esto sigue siendo así desde que empezamos a vivir en sociedad, pero la tecnología ha cambiado la manera en la que lo ponemos en práctica. La propia tecnología es obra nuestra y por tanto somos los responsables de cómo afecta a nuestra vida y a la de los demás. 

En Telefónica, como dicta nuestra misión, buscamos hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas. Esto pasa por pensar que somos las personas las que damos sentido a la tecnología y no al revés. Por esta razón contamos con el Experience Design Lab, un espacio de innovación diseñadopara  crear experiencias tecnológicas “más humanas”.

Mujer con móvil en las manos

¿Qué quiere decir que las experiencias tecnológicas sean más humanas?

Buscamos que la tecnología contribuya a la realización plena de cada individuo. Creemos que esto pasa por considerar y promover los derechos humanos y, por tanto, crear tecnología que sea responsable por definición. En nuestro caso, contamos con unos principios y políticas de Negocio responsable que nos marcan el rumbo y ponen especial atención en los derechos a la privacidad, seguridad, libertad de expresión, protección a la infancia y no discriminación.

¿Cómo creamos experiencias digitales más humanas?

En el proceso de innovación y desarrollo de productos y servicios es crucial garantizar que lo que diseñamos y construimos sea valioso, accesible y sostenible.

Experiencias valiosas

Para que una experiencia digital sea valiosa necesitamos asegurar que estamos dando solución a una necesidad real de un grupo de personas y de una manera óptima. Para ello, la investigación con personas es fundamental. En fases tempranas ponemos el foco en explorar e identificar necesidades que nos llevamos a procesos de ideación y conceptualización de soluciones. Más adelante nos enfocamos en evaluar con las personas que las soluciones que estamos planteando son útiles. 

Actualmente, y en línea con identificar necesidades en un colectivo, estamos llevando a cabo investigaciones con niños y adolescentes para comprender su relación con la Inteligencia Artificial (IA) y los riesgos que puedan estar enfrentando. Esto nos permite construir o evolucionar soluciones como es el caso de AutoVerifAI.

Experiencias accesibles

Es importante que todos los miembros de dicho grupo de personas puedan interactuar con la tecnología cuando lo necesiten, sin excepción. El diseño inclusivo nos ayuda a contemplar las barreras que experimentamos y tratar de esquivarlas. Estas barreras pueden limitar nuestra percepción de la información (por ejemplo, no ver o escuchar con nitidez), dificultar como la procesamos (por ejemplo, un estado emocional) y limitar nuestra capacidad de acción (por ejemplo, no poder pulsar un botón o hablar a un altavoz). Desde fases tempranas de definición del producto incluimos principios de accesibilidad que habiliten interacciones sencillas y versátiles que contemplen la diversidad humana. También tenemos herramientas y mecanismos para evaluar la accesibilidad de los productos y servicios existentes y mitigar posibles problemas. Nuestra aspiración es buscar la excelencia e ir más allá de lo que ya nos están marcando regulaciones como la Directiva de Accesibilidad Europea (European Accessibility Act) o los criterios internacionalmente aceptados de la WCAG 2.2 (Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web). 

Un ejemplo de cómo nos esforzamos por mejorar la accesibilidad de nuestros productos y servicios es el trabajo que están realizando nuestros compañeros de Metaverso y Web3 junto con la Fundación ONCE para desarrollar experiencias inmersivas aún más accesibles.

Experiencias sostenibles

El hecho de resolver una necesidad no debe comprometer otras necesidades importantes ni de los miembros del grupo ni del resto de la sociedad.  

Desde las primeras fases de innovación hasta los equipos que ya tienen productos y servicios en el mercado trabajamos sujetos a nuestros principios y políticas de negocio responsable y para ello tenemos procesos y equipos expertos enfocados en asegurar que lo que creamos cumple estándares éticos, de privacidad, de seguridad, de impacto medioambiental, etc.

Personas divirtiéndose

En definitiva, nuestra forma de innovar es poner a las personas en el centro de todo lo que hacemos, buscando soluciones que mejoren su vida y que al mismo tiempo sean sostenibles y responsables con el medio ambiente y la sociedad. Creemos que la innovación es una fuerza positiva para el cambio, y queremos seguir explorando nuevas posibilidades juntos, siempre con respeto, ética y transparencia.

Sobre el autor

RELACIONADOS

futuro sostenibilidad recommerce

Wayra Sessions: El futuro del Recommerce

La situación es preocupante: solo el 9% de los recursos naturales se reutilizan después de su primer uso. Seguimos dependiendo de esquemas económicos lineales...