La fotografía móvil vuelve a ser cosa de muchos

Escrito por , 3 de abril de 2018 a las 21:30
La fotografía móvil vuelve a ser cosa de muchos
Digital

La fotografía móvil vuelve a ser cosa de muchos

Escrito por , 3 de abril de 2018 a las 21:30

Tras años de dominio claro de Nokia, y luego de Apple y Samsung, en fotografía móvil, 2017 y 2018 han mostrado que la batalla está abierta y que hay hasta cinco actores que tienen mucho que decir.

La fotografía móvil es un área donde mejorar resulta extremadamente complicado, y sobre todo, resulta difícil hacerlo sin una gran inversión. Circunstancia que explica que desde la aparición del Nokia 7650, la calidad fotográfica puntera en móviles sólo haya estado en manos de unos pocos. Afortunadamente, tras un largo periodo en el que prácticamente sólo el iPhone podía ser considerado el mejor terminal fotográfico, secundado por Samsung, el Olimpo ha vuelto a abrirse. Así ha ocurrido.

Como decíamos, la primera era dorada de la fotografía móvil fue desde la aparición del Nokia 7610 hasta el Lumia 1020. Nokia era líder del sector y tenía mucha capacidad innovadora, unida a un gran equipo de ingenieros de imagen. En relativamente poco tiempo lograron superar el megapixel a la vez que las fotos dejaban de ser borrosas para acercarse a cámaras digitales compactas de bajo coste. Los N82, N93 y N95 marcaron hitos que tardarían tiempo en ser superados.

Nokia y Microsoft

El Lumia 1020 es el mejor ejemplo de lo que Nokia llegó a representar en fotografía móvil.

Con la llegada del iPhone, Nokia siguió liderando en imagen e incluso superándose, con terminales como el Nokia N8, y especialmente el 808 Pureview y el Lumia 1020. A partir del declive de Windows Phone, los grandes ingenieros comenzaron a irse a Apple, que ya era líder del mercado. En aquellos años, Sony Ericsson también tenía modelos buenos, pero no tenían la constancia de los finlandeses.

impacto ambiental de la tecnología móvil

El iPhone 4s supuso un antes y un después para la fotografía móvil.

Apple no hizo magia de la noche a la mañana. Hasta el iPhone 3GS no hubo autoenfoque, y hasta el iPhone 4 la resolución no se equiparó a la del Nokia N95, de 3 años antes. A partir de ahí, el crecimiento fue meteórico, particularmente desde **el iPhone 4S, que no tuvo rival*+, pues el buen hacer de Nokia ya no se contemplaba por no tener un terminal superventas. El iPhone 5 no tuvo la misma evolución, pero el 5S, gracias a ampliar sensor y mejorar apertura, volvía a separarse de otras compañías.

Los iPhone 6 introdujeron un gran procesado que dura hasta estos días, y el próximo hito vino con la doble cámara, que volvió a influir en toda la industria. Con más o menos acierto, Apple ha sido líder casi indiscutible hasta la llegada del Samsung Galaxy S6.

Ese terminal lo cambió todo para Samsung. Tras un buen Note 4 que apuntaba maneras, Samsung apostó por una apertura f/1.9 con estabilizador óptico que traía una luminosidad nunca vista antes, pero la cosa mejoró incluso más con la llegada del Galaxy S7. La apertura subió hasta f/1.7 y llegó el autoenfoque Dual Pixel. El Samsung Galaxy S8 no mejoró demasiado, y había que esperar al Samsung Galaxy S9 y a su pionera apertura dual. Con mayor o menor aportación, ha sido un movimiento que indica que Corea del Sur sigue siendo un punto caliente en cuanto a fotografía móvil.

El Google Pixel 2 es el último milagro de la fotografía móvil.

En 2013 comenzó a fraguarse en el seno de Google lo que hoy le hace líder en rango dinámico y en mucha variedad de escenas con el Pixel 2: el HDR+. Sí, se trata de una función que llegó con el denostado Nexus 5, que ha seguido evolucionando tras épocas algo oscuras, como la de Nexus 6, que hoy es la envidia de toda la industria móvil. No es que Google emplee mal hardware a día de hoy, pero la magia algorítmica que hacen sus terminales sólo se explica con el software.

2018 nos ha dejado una sorpresa china que no esperábamos del todo, la triple cámara del Huawei P20 Pro. No sólo es la primera compañía en apostar por ese número, sino la primera en mucho tiempo en apostar por un sensor mucho más grande que el resto. El conjunto le otorga la posibilidad de lograr un zoom 5X híbrido y uno óptico 3X. Huawei lleva tres años colaborando con Leica, y hasta este año no se ha notado de forma evidente una mejoría. Más allá del zoom no hay nada que haga líder a Huawei, pero estar en la pelea ya es mucho para la compañía.

anterior artículo

«Skyrmiones», partículas que pueden explicar las bolas de rayos

«Skyrmiones», partículas que pueden explicar las bolas de rayos
siguiente artículo

China concede su primera licencia para el reparto de paquetes con drones

China concede su primera licencia para el reparto de paquetes con drones

Recomendados