La reputación de tu empresa no está sólo en las RRSS

Escrito por , 5 de junio de 2013 a las 17:30
La reputación de tu empresa no está sólo en las RRSS
Redes sociales

La reputación de tu empresa no está sólo en las RRSS

Escrito por , 5 de junio de 2013 a las 17:30

Aunque la presencia en redes sociales actualmente es de suma importancia para la mayoría de empresas, no se deben olvidar otros puntos de interés

Tu empresa no vale un pimiento, estás fuera del mercado, no existe, no es valorada, no está en el mapa. Y todo porque no estás en Redes Sociales. Sí, lo admito, es un poco extremista pero en la pasarela de la reputación empresarial el Social Media está de moda.

Es cierto que cada vez es más necesario ser activo en redes sociales. Las formas de comunicación cambian. Al igual que es inconcebible que una empresa de medio-gran tamaño no disponga de un call center como Dios manda o un servicio de atención vía correo electrónico, empieza a serlo cada vez más no responder a ese otro público volcado en las redes sociales. Dicho esto, la estrategia en las RRSS no es más que un eslabón de la cadena que mueve la bicicleta. Una bicicleta que debe conocer cuál es su destino final y por dónde llegar de forma rápida, cómoda, sin derrapar.

redes_sociales

Esas coordenadas se pueden encontrar de muchas formas, pero hay algunas que deben estar en el mapa de toda empresa. A saber:

  1. No mentir nunca. La mentira genera desconfianza y es complicado recuperar la confianza en alguien que ha faltado a la verdad. Pensemos en las relaciones personales y traslademos el ejemplo a una empresa. La mentira es un nido de suspicacias.
  2. Atender de forma debida y lo más pronto posible al usuario. Cuando alguien pregunta, espera una respuesta que dé una solución a sus problemas, y la espera cuanto antes. Si no fuera así no la hubiera formulado.
  3. Ser transparente en la comunicación. Se puede decir la verdad con claroscuros, pero al final alguien se va a dar cuenta de que hay gato encerrado. Lo más normal es que esto suceda, así que la solución es ser claro desde el principio.
  4. Evitar el ‘autobombo’. Si hacemos las cosas bien, deben ser los demás quienes lo digan. De esta forma la imagen de nuestra empresa quedará más afianzada, puesto que no somos nosotros, sino nuestros clientes, quienes hablan bien de la misma.
  5. Estar al día sobre la competencia y tus clientes. Saber lo que hace la competencia ayuda a mejorar y ser más exigente. Tener un contacto continuo para ver la opinión de los clientes sobre tu servicio es un termómetro ideal para tomar decisiones que solucionen sus problemas.
  6. Saber pedir perdón. Cuando nos equivoquemos, debemos reconocer el error, pedir perdón y ofrecer una solución para que el error no se repita en el futuro.

Los puntos mencionados están en el ADN de Telefónica y la percepción de la compañía por parte del usuario español así lo demuestra. Según el Estudio Advice de éxito empresarial, el 87% de los españoles percibe al operador con mucha cercanía y familiaridad, y asegura conocerla muy bien.

El estudio refleja además que Telefónica es una empresa de éxito para los españoles, con una eficiente dirección empresarial y un actor de suma importancia para la economía y sociedad. Un estudio que pone de manifiesto que la compañía es gestionada de forma eficaz.

Imagen: webtreats via Compfight cc

anterior artículo

Hora de devolver la naturaleza a las ciudades

Hora de devolver la naturaleza a las ciudades
siguiente artículo

Nada es imposible: los mejores ejemplos de superación personal

Nada es imposible: los mejores ejemplos de superación personal

Recomendados