mundo digital
  • 14 julio, 2020
  • 2 min

¿Cómo ser mejores habitantes en entornos digitales?

Antes de la pandemia y aunque no nos diéramos cuenta, nuestro entorno ya estaba muy digitalizado. Además, esta situación excepcional ha provocado que quien era más analógico haya pasado la frontera hacia lo tecnológico.

Todos, aquellos que ya formábamos parte del mundo digital y los que han pasado a este grupo obligados por la pandemia y sus limitaciones, somos habitantes de un mismo universo digitalizado. Sin embargo, no todos manejamos de la misma manera los códigos digitales.

Hasta ahora, nuestra vida digital se centraba en la parte personal, para el envío de mensajes, para compartir fotos en Instagram o para hacer videollamadas con nuestros amigos a distancia. Sin embargo, la nueva normalidad ha impuesto el teletrabajo en muchas empresas y ello implica la digitalización en el entorno profesional.

Por esta irrupción de lo tecnológico en el trabajo es ahora más importante que nunca mantener los mismos códigos digitales. Descubrimos los aspectos clave de una buena comunicación online.

digital

El tono del mensaje es importante

No podemos escribir igual que hablamos y mucho menos cuando redactamos correos del trabajo. Hay que intentar ser cuidadoso con las expresiones que utilizamos y, si es posible, dar a entender qué tono estamos utilizando.

Si dejamos todo a expensas del receptor nos arriesgamos a que lo entienda mal o que, basándose en sus experiencias y forma de ser, entienda que no le estás “hablando” adecuadamente.

Sintetiza y escribe bien

La inmediatez está más que presente en nuestro día a día y esto ha disminuido nuestro intervalo de atención. Por esto, es fundamental escribir mails cortos y que estén correctamente escritos, en lo que a gramática y ortografía se refiere.

Cuando escribas piensa en el lector, ¿cómo entenderá mejor tus palabras? ¿En frases cortas o largas? ¿Con faltas de ortografía o sin ellas?

teletrabajo

Envía mensajes positivos

Utilizar muchas palabras negativas en tus textos (ya sean simples mensajes, emails o comunicados) juega en tu contra. El “no” y el “pero” suelen implicar negatividad y esto se traduce en rechazo.

Siempre será mejor usar palabras más amigables, sin olvidarnos de que estamos en el ambiente laboral y hay que seguir siendo polite, como dirían lo británicos.

RELACIONADOS