• 20 septiembre, 2021
  • ELEARNING 
  • 4 min

Las skills o habilidades más buscadas en una entrevista de trabajo

Antes de una entrevista de trabajo, el recruiter o profesional encargado de la selección de personal ha revisado decenas de currículums donde figura tu experiencia laboral, tu formación y demás información personal y profesional. Pero hay ciertas habilidades o skills que no se nombran, que no aparecen en las ofertas de empleo pero que te serán muy útiles para encontrar trabajo. O mejor dicho, para que te seleccionen tras una entrevista.

Con anterioridad hemos hablado de lo importante que es una entrevista de trabajo y cómo prepararse para ella. También hemos analizado algunas de las preguntas más frecuentes que suelen caer en toda entrevista cuando te apuntas a una oferta de empleo.

Pero, ¿qué buscan los entrevistadores cuando te hacen preguntas sobre ti? Básicamente se trata de hacer algo tan complicado como conocerte en unos pocos minutos. Saber más de lo que pone en tu currículum. Y, más concretamente, averiguar tus habilidades o skills personales, también llamadas soft skills. ¿Cuáles son las más buscadas?

El componente humano de un profesional

A diferencia de las habilidades profesionales, que son las que trae cada uno de serie tras su formación en una universidad o centro educativo, las skills o habilidades que interesa sacar a relucir en una entrevista de trabajo tienen que ver con el lado humano de cada uno. O dicho de otra manera, en esas virtudes que nos permiten interaccionar con otros compañeros de trabajo, con clientes, usuarios y con nuestros superiores.

Las principales habilidades que se piden a un candidato en una entrevista de trabajo, y que no aparecen en las ofertas de empleo, son las siguientes:

  • Trabajo en equipo
  • Resolución de conflictos
  • Toma de decisiones
  • Adaptación al cambio
  • Iniciativa o proactividad
  • Buena comunicación
  • Empatía
  • Creatividad
  • Tolerancia a la presión

En función de la oferta de empleo, algunas habilidades o skills son más necesarias que otras. Pero por lo general, todas son buscadas en mayor o menor grado. Principalmente porque ayudan a que cualquier profesional haga bien su trabajo. O dicho de otra forma: de nada sirve que hagas bien tus tareas asignadas si no sabes comunicarlo o no sabes desempeñar tus funciones con el resto de tu departamento.

Ofertas de empleo - Entrevista de trabajo

La adaptación al cambio y la tolerancia a la presión son también claves. Una tarea de última hora, un cliente descontento, una reestructuración en la empresa, una crisis económica… Todo cambia a gran velocidad en la sociedad en la que vivimos y es fácil perderse o saturarse. Sin embargo, resulta indispensable en muchos puestos de trabajo poder trabajar bajo presión e improvisar ante los cambios que se van sucediendo. Algo exigido que se da por hecho en las ofertas de empleo.

Habilidades como la proactividad o la toma de decisiones quedan muy bien en una entrevista de trabajo. Otra cosa es que vayas a poder desarrollar estas virtudes en un entorno excesivamente controlado o jerarquizado. Son skills que pueden ayudarte a progresar o ascender en el organigrama de tu empresa.

Habilidades para los tiempos que corren

A la lista anterior se pueden añadir otra serie de habilidades de o skills que también se le exigen a cualquiera que quiera acceder a ofertas de empleo. Algunas de ellas se sitúan en la frontera entre las habilidades profesionales y las personales.

  • Capacidad analítica
  • Pensamiento crítico
  • Conocimientos en tecnología
  • Gestión del tiempo o productividad

Las dos primeras habilidades tienen que ver con una de las mejores herramientas que tiene el ser humano a su alcance. La posibilidad de estudiar su entorno y extraer conclusiones a partir de sus conocimientos y pensamientos. Sea cual sea el puesto de trabajo al que aspiras, ser capaz de analizar un problema y encontrar soluciones es lo que nos diferencia de las máquinas y de los algoritmos, que ya se dedican a tareas más automatizadas y repetitivas.

Por otro lado, ya se da por hecho el conocimiento, y en algunas ocasiones dominio, de la tecnología. El uso de Internet, ordenadores y smartphones es algo a lo que todo profesional debe estar acostumbrado. El siguiente paso, en según qué ámbitos, es estar familiarizado con Big Data, programación o análisis de datos. Sin embargo, aquí ya entramos en el ámbito de las hard skills o habilidades profesionales. Algunas de ellas se ven reflejadas en las ofertas de empleo.

Ofertas de empleo - Entrevista de trabajo

Por último, la productividad, unida a la independencia o autonomía, son también elementos básicos. ¿Eres suficientemente responsable como para trabajar de manera autónoma y realizar tus funciones sin supervisión constante?

A las habilidades que hemos visto se les pueden añadir muchas más. Algunas no dejan de ser deseos o declaraciones de intenciones por parte de la empresa a contratar. Por desgracia, no siempre se acaban implementando por culpa de un organigrama muy férreo o por decisiones internas que escapan de nuestro control.

En general, las skills que se piden en una entrevista de trabajo, y que no siempre aparecen en ofertas de empleo, no son nada nuevo. Siempre se ha exigido a alguien que buscaba trabajo la capacidad de comunicarse con compañeros, clientes y superiores, la posibilidad de trabajar bajo presión, resolver problemas cuando se presentan o trabajar en equipo. La diferencia es que en la actualidad hay que poner más énfasis en demostrar y vender nuestras habilidades, en especial a la persona que decidirá si vamos a formar parte de su empresa u organización.

RELACIONADOS