Project Astra

Qué es Project Astra: el asistente de IA de Google hace realidad la ficción

Prácticamente todas las empresas tecnológicas andan enfrascadas en proyectos relacionados con la inteligencia artificial. Y Google es una de ellas. Tiene claro que su futuro pasa por integrar IA en su ecosistema de productos y servicios. Y por ello, en los próximos meses y años asistiremos a grandes cambios en la manera que tenemos que consumir aplicaciones como el buscador de Google, sus mapas, sus herramientas de ofimática y comunicación, su navegador web Chrome o su sistema operativo móvil Android. Y en este contexto, uno de sus anuncios estrella ha sido Project Astra.

Project Astra es el nuevo asistente de Google potenciado con inteligencia artificial. Un ejemplo de lo mucho que puede dar de sí esta tecnología aplicada a nuestra vida diaria. Y que deja en mal lugar los asistentes actuales, como Siri o Alexa, limitados a los comandos de voz y a las búsquedas online. Project Astra es un gran avance, ya que puede procesar imagen y sonido ofreciendo respuestas con una naturalidad que recuerda a la película Her del cineasta Spike Jonze.

Por ahora solo hemos visto un adelanto. Un video con pruebas de concepto que dan a entender un asistente de IA increíblemente rápido y personal. En la presentación inaugural del Google I/O de este año, además de lo que ya esperábamos ver, se han sumado multitud de novedades que iremos conociendo más a fondo en los próximos meses. 

Project Astra, el asistente universal

En una publicación en el blog de Google, Demis Hassabis, CEO de DeepMind Technologies, dice que “siempre hemos querido desarrollar agentes de IA universales que puedan ser útiles en la vida cotidiana”. De ahí Astra, acrónimo de advanced seeing and talking responsive agent, que podríamos traducir como agente  avanzado que responde a lo que ve y habla. 

En otras palabras, mientras que los asistentes actuales, de Amazon, Apple y Google, responden a órdenes de voz o por escrito, el futuro que dibuja Project Astra pasa por una IA que es capaz de leer y oír pero también de ver. Lo que se traduce en una mejor comprensión del contexto y de su entorno para responder a nuestras preguntas, tareas o necesidades.

Siguiendo con el texto de Hassabis, “para ser realmente útil, un agente necesita entender y responder al mundo complejo y dinámico al igual que lo hacen las personas, y aceptar y recordar lo que ve y oye para entender el contexto y reaccionar. También debe ser proactivo, ser capaz de aprender y personal, para que los usuarios puedan hablar con él de forma natural y sin retrasos ni retrasos”.

Un asistente impulsado por Gemini

Por descontado, Project Astra funciona a partir de Gemini, el modelo de inteligencia artificial desarrollado por Google y que forma parte central de la estrategia de Google de integrar IA en su catálogo de servicios y productos. Con Gemini como base, en DeepMind, subsidiaria de Google especializada en IA, han desarrollado prototipos de asistentes virtuales capaces de procesar videos, codificando continuamente los fotogramas, combinar el video con el audio captado y generar una línea de tiempo de eventos que le ayuda a comprender mejor las órdenes recibidas.

Otro gran avance está en la respuesta que obtendremos por parte de la IA. Respuestas inmediatas. Y empleando para ello la voz, que intentará ser lo más natural posible gracias a los modelos conversacionales con los que está trabajando Google. Precisamente, los diferentes modelos de Gemini permiten adaptar sus cualidades al dispositivo en el que se ejecuten y ofrecer resultados más o menos rápidos a demanda.

La nueva vida de las Google Glass

En la presentación de Project Astra, el dispositivo empleado para usar este asistente de IA fue un teléfono móvil. Ciertamente, el smartphone es posiblemente el dispositivo con el que pasamos más tiempo. Además, como lo llevamos siempre encima, puede sernos útil en casa, en el trabajo y en cualquier situación en la que necesitemos realizar una consulta por internet.

Project Astra puede funcionar combinado con Google Glass

Pero Project Astra ha recuperado un dispositivo de Google que llevaba tiempo olvidado: las gafas de Google o Google Glass. Anunciadas en 2012, en aquel entonces la realidad aumentada daba sus primeros pasos. De manera que el proyecto acabó relegado a un segundo plano. Aunque no descartado del todo. Durante estos años, ha seguido formando parte de varios proyectos relacionados con la realidad aumentada y ámbitos como la logística o la telemedicina.

La posibilidad de integrar Project Astra en dispositivos como Google Glass abre las puertas a recuperar este gadget. Y, ya de paso, reinventarlo y dotarlo de más funciones y utilidad que las que tuvo en sus inicios. Precisamente, las Google Glass aparecieron brevemente en el video que explicaba el funcionamiento de Project Astra. Siguiendo con el artículo de Demis Hassabis, CEO de DeepMind Technologies, “con tecnología como esta, es fácil imaginar un futuro en el que la gente podría tener un asistente experto en IA a su lado, a través de un teléfono o gafas”.

RELACIONADOS

iOS 18

Las 5 novedades clave de iOS 18

En otoño, Apple lanzará iOS 18, la enésima versión del software que tienes instalado en tu iPhone. El sistema operativo responsable de que saques...