Qué tener en cuenta al comprar un coche eléctrico

Escrito por , 10 de diciembre de 2019 a las 17:30
Qué tener en cuenta al comprar un coche eléctrico
Futuro

Qué tener en cuenta al comprar un coche eléctrico

Escrito por , 10 de diciembre de 2019 a las 17:30

Casi todas las grandes compañías ya han lanzado su propio modelo de coche eléctrico, en una clara apuesta por este tipo de automóvil. La autonomía, el precio y la velocidad son algunas de las variables entre las distintas opciones que podemos elegir. Pero conviene conocer algunos aspectos de estos vehículos antes de adquirir uno.

“Me despierto y me dispongo a ir a trabajar. Voy al coche e intento desenchufarlo como haría con uno de combustión. Pero me encuentro con que no sé cómo hacerlo. Nadie me lo había explicado y en el manual tampoco lo indicaba”.

Así relata un usuario su experiencia al día siguiente de comprar un coche eléctrico. “Había mirado la autonomía, el tiempo de carga, el precio y la parte de mi salario que dedicaría a pagar las letras del coche… Había comparado cientos de catálogos”. Pero a la hora de ir a la oficina, no podía.

Situaciones como ésta, que pueden resultar anecdóticas, pueden convertirse en auténticos quebraderos de cabeza para quienes adquieren un automóvil eléctrico y no tienen demasiada idea.

Una industria en auge

Informados o no, lo cierto es que la venta de vehículos eléctricos se ha disparado en los últimos años.

En España, se espera alcanzar la cifra de 24.000 unidades vendidas en 2019, que previó el Ministerio de Transición Ecológica. Esto supondría un aumento del 54% respecto al año pasado, cuando se vendieron 15.500, entre turismos, dos ruedas, comerciales e industriales.

Y fuera de España, la situación no es diferente. En Noruega, por ejemplo, el coche más vendido en 2018 fue el Nissan Leaf, un coche eléctrico.

Este auge no es fortuito. Las grandes compañías de automóviles llevan algunos años apostando por su propio modelo de coche eléctrico, convencidas de que es el futuro. En 2017, la Unión Europea anunció una ley que prohibirá la circulación de coches diésel o gasolina a partir de 2050. La preocupación por la contaminación se está materializando en normativas y cuanto antes se realice este cambio de chip, mejor.

La autonomía, uno de los aspectos más importantes

Pero ¿qué tener en cuenta? Una de las características que primero se debe atender es la autonomía o la durabilidad de la batería. Según el modelo, esta varía desde los 60 km a los 500, aunque las compañías ya investigan propuestas que alcanzan los 2400.

Puntos de carga

Recomiendan cargarlo durante la noche. Tener el punto de carga en el garaje es la opción más cómoda y no es tan complicada como puede parecer. La nueva normativa permite instalar un punto de carga en tu plaza de garaje aun si vives en una comunidad de vecinos solo con informar al presidente. Puedes optar por instalar tú mismo este sistema o contratar a un electricista profesional.

También existen lugares de carga públicos. Cada vez más. Hay apps, como Electromaps, que te indican con geolocalización dónde hay cerca de ti.

También puedes ir a las gasolineras para estos coches, llamadas «electrolineras». Son las de toda la vida, pero que han incorporado el aparato necesario. En ellas, la carga es más rápida que en los puntos caseros: en tan solo 15 minutos el coche está completamente cargado. No obstante, como contraprestación, no conviene abusar de este tipo de carga, pues la batería sufre más que en las cargas más lentas.

coche electrico

Otros factores

También es importante recordar que la autonomía aumenta con una conducción más eficiente y que, por el contrario, se reduce con temperaturas o muy frías o muy cálidas. Puede verse afectada en hasta un 40%, según un estudio de FleetCarma sobre el tema. Un porcentaje nada desdeñable, ¿no?

La temperatura ideal está entre los 15 y 24 grados. Y las baterías que mejor aguantan el frío son las compuestas de polímero de litio.

Puntos fuertes y débiles de cada modelo

Cada modelo tiene sus particularidades. Todos responden a unas mismas características, pero cada fabricante ha creado su coche eléctrico de una manera determinada. Por ejemplo, el Nissan Leaf pierde potencia cuando se carga su batería de forma rápida en las electrolineras. O el Mitsubishi i-MiEV, muy ligero, está diseñado para conducir en ciudad: a altas velocidades, en autopista, puede desestabilizarse un poco.

En cambio, los famosos Tesla tienen un precio bastante más elevado que el resto de marcas, pero cuentan con una extensa red de puntos de recarga y tienen algo más de soltura en este mundillo. Unas por otras.

Por eso, tómate tu tiempo de estudio antes de adquirir uno de estos vehículos, planifícalo bien. Te ayudarára responder a estas preguntas: qué uso le vas a dar, dónde y cómo lo vas a cargar o en qué otros lugares puedes hacerlo.

anterior artículo

¿Por qué nadie ha predicho la erupción del volcán de Nueva Zelanda?

¿Por qué nadie ha predicho la erupción del volcán de Nueva Zelanda?
siguiente artículo

Las 10 curiosidades del edificio de Telefónica de Gran Vía

Las 10 curiosidades del edificio de Telefónica de Gran Vía