retos de la conectividad
  • 31 enero, 2022
  • 5G 
  • 6 min

4 retos de la conectividad en 2022

Los últimos años han sido de transformación para la industria de las telecomunicaciones. El 5G se despliega poco a poco, se renuevan las antenas y se avanza en un rediseño de las redes. Todo esto seguirá en el nuevo ejercicio, con el foco en algunos aspectos específicos. Pero a ello se le suma el crecimiento de tecnologías incipientes, como el metaverso. La conectividad del 5G en 2022 se enfrenta a retos intrínsecos, del propio despliegue de red y operacionales, relacionados con la gestión y prestación de recursos.

Los objetivos son siempre los mismos: mayor velocidad, menor latencia, más capacidad. Pero las fórmulas para llegar a estas metas varían en función de las necesidades y de la maduración tecnológica de las telecomunicaciones. Repasamos algunos de los puntos clave de la conectividad 5G para este año.

El impacto de los metaversos

El Foro Económico Mundial menciona en un artículo una tendencia clave para el futuro de Internet. Se trata de la fusión entre lo físico y lo digital. Estos dos ámbitos cada vez se entrelazan con mayor naturalidad y esto se acentuará. En el ámbito industrial empieza a ser frecuente el uso de réplicas virtuales de una fábrica o un almacén. De este modo se pueden simular las operaciones, analizar el funcionamiento para mejoras y prevenir problemas.

Este solo es uno de los usos de la tecnología de metaversos. La combinación de la realidad virtual y de la aumentada, la llamada realidad mixta, cimentará unas plataformas de las que sabemos muy poco. Y es que la adopción masiva solo se dará en el mercado de consumo, donde ya se han posicionado Meta con su Horizons o Microsoft. Esto no ocurrirá de la noche al día, pero los ensayos ya están escalando y la conectividad 5G en 2022 sufrirá su impacto.

La exigencia de la realidad virtual, sobre todo en cuanto a la baja latencia, necesitará de 5G o de WiFi 6. Además, el envío de vídeo en 360 grados en tiempo real —por ejemplo para ver un concierto a través de las gafas— requiere de un ancho de banda importante. De ahí que la conectividad 5G en 2022 tenga que estar preparada ante la adopción de este tipo de tecnología por los usuarios.

A día de hoy no se puede prever cuál será la adopción de estas tecnologías pero el contexto indica una tendencia ascendente. Un informe de GlobalData apunta que en 2022 el crecimiento del metaverso lo liderarán el sector de los videojuegos y la categoría empresarial. Dentro de la segunda se enmarcan los entornos de formación o de colaboración.

Inteligencia artificial para la conectividad 5G

conectividad

Entre las tendencias tecnológicas más en boga de los últimos años está la inteligencia artificial. Pese a que estas técnicas de automatización se utilizan desde hace décadas ahora viven una nueva fase de expansión. El mayor acceso a enormes capacidades de computación, gracias a la nube se une a progresos significativos en el ámbito del software y a bases de datos más y más nutridas.

Todo esto hace que la adopción de la inteligencia artificial, ya sea en forma de machine learning o de deep learning, se haya extendido a nuevos campos. Las empresas utilizan cada vez más algoritmos de este tipo para gestionar sus operaciones, al menos aquellas que son trazables. Y la tecnología también ha entrado en el mercado de consumo. Los asistentes personales, tipo Alexa, Google Home o Aura, de Telefónica, son quizá el exponente más ilustrativo. Pero existen otros usos de la IA muy extendidos, como los chatbots que podemos utilizar para una reclamación online o un dron que corrija o algoritmos de recomendación en servicios de streaming.

La industria de servicios digitales tiende a basar sus operaciones cada vez más en inteligencia artificial. Y para prestar estos servicios necesita que la red tenga un ancho de banda escalable. El 5G cumple con este requisito y presta otro que también es necesario para gestionar la IA. Se trata de contar con una capacidad de computación deslocalizada para recoger y procesar el creciente volumen de datos que nutren los algoritmos. Aunque esto, que es posible gracias al edge computing, nos lleva al siguiente reto.

El despliegue del edge computing

conectividad

Resulta irónico que la tendencia en los últimos años haya consistido en mover procesos computacionales a la nube. Porque uno de los elementos clave del 5G está en el acercamiento de ciertos procesos al lugar donde se recoge la información. No es exactamente lo mismo que había antes. Si antes una empresa tenía su propio servidor en una esquina de la oficina, ahora los servicios siguen alojados en el cloud. Pero algunas operaciones no tendrán que pasar por el centro de datos del proveedor correspondiente. La conectividad del 5G en 2022 ahondará en el despliegue del edge computing.

Esta fórmula permite emplazar sistemas de computación en ciertos nodos de telecomunicaciones. De esta forma, algunos procesos más acuciantes, que requieran una latencia mínima, podrán ser resueltos de forma prácticamente local. En cargas de trabajo de inteligencia artificial esta tecnología ayudará a una recogida de datos más eficiente y a un procesamiento más rápido.

Pero quedan retos por resolver a este respecto. El edge computing solo está empezando. Y como requiere una compra y distribución de infraestructura considerable no es fácil acelerar su despliegue. Además hay que rediseñar las operaciones de la red. Habrá empresas que opten por redes privadas 5G y quizá sea aquí donde las operadoras puedan ensayar mejor estas novedades técnicas. La conectividad 5g en 2022 brindará estas oportunidades que no dejan de ser retos que para el sector de las telco.

Open RAN

En los despliegues de 5G el protagonismo vira hacia el Open RAN. Esta tecnología permite el uso de componentes de hardware y software de distintos fabricantes en un mismo punto de acceso. Hasta hace poco las operadoras tenían que confiar en un proveedor de equipos de telecomunicaciones enteramente para proporcionar la infraestructura de una antena. Este estándar abierto ha establecido cauces para que los productos de diferentes fabricantes se entiendan entre sí. De esta forma es posible abaratar los despliegues.

La conectividad 5G en 2022 tiene pendiente el reto de avanzar en el uso de este estándar. Se necesita trabajar más en la tecnología y promocionar lo acuerdos a nivel industrial, para implementar un estándar llamado a facilitar la expansión del 5G.

RELACIONADOS

paciente con esclerosis múltiple

Rehabilitación 5G contra la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central. De origen autoinmune, inflamatoria y neurodegenerativa, afecta aproximadamente a unas 55.000 personas en España....

¿Cómo se entiende el network slicing en el metaverso?

La segmentación de red o network slicing permite crear redes virtuales independientes a partir de una única red física ya existente. Gracias a esto, las redes 5G que se vienen desplegando en los últimos...

¿Tendré cobertura 5G en la playa?

A día de hoy, la cobertura 5G en España supera el 80% de la población. El objetivo final es alcanzar el 100%, claro está. Pero llegar...