Robo de identidad y cómo protegerte de ser una víctima

En estos días, compartir tu información personal es una parte común de tu jornada. Es natural que te preocupes por la seguridad de esa información y suponer que en algún momento serás víctima de robo de identidad. Por este motivo, es necesario ser precavidos.

Aunque la definición de robo de identidad es bastante amplia, en 2021, el 16% de toda la criminalidad correspondía a las victimizaciones por este tipo de delitos.

Afortunadamente, existen varias formas de estar atentos previniendo en varios casos que tus datos sean usados. Veamos algunas de ellas.

5 consejos prácticos para evitar el robo de identidad 

Este es un tipo de delito en el que los datos personales y financieros de alguien se obtienen y utilizan sin su permiso. Los ladrones de identidad suelen usar la información sustraída para ejecutar acciones como:

  • Solicitar tarjetas de crédito.
  • Generar préstamos bancarios en tu nombre.
  • Vaciar tu cuenta bancaria.
  • Realizar la venta de tus datos a terceros.

Si bien no existe un método 100% efectivo para evitarlo, existen formas de reducir los riesgos y, así, minimizar su impacto. En efecto, la prevención puede comenzar siguiendo algunas acciones para mantenerte a salvo. Aquí van nuestros consejos:

1. Reconoce cómo se lleva a cabo

El primer paso para protegerte del robo de identidad es aprender cómo ocurre. Entre algunos aspectos que debes tener en cuenta se encuentran:

  • Dejar de recibir facturas físicas: esto podría significar que cambiaron tu dirección de facturación para evitar que veas tus estados de cuenta.
  • Rechazo de un préstamo o una tarjeta de crédito: si te rechazan el crédito pero tienes un historial crediticio sólido, es posible que hayas sido víctima de un robo de identidad.
  • Facturación de artículos que no compraste.
  • Pequeñas compras de prueba: así los ladrones descubren si la tarjeta todavía está activa para realizar luego grandes compras.

2. Mantén la seguridad en línea

A medida que nuestras vidas se conectan digitalmente, es importante aprender a mantener la ciberseguridad. Así es como puedes comenzar:

  • Asegúrate de que la red Wi-Fi de tu hogar tenga una contraseña segura. Asimismo, ten mucho cuidado con las redes Wi-Fi públicas: jamás accedas ni a tu banco ni a tu correo desde ellas.
  • Ten buenas contraseñas:
    • Cámbialas periódicamente.
    • Utiliza letras mayúsculas, números y minúsculas en su elaboración.
  • Se debe ejecutar software antivirus para comprobar si hay spyware o malware en tus dispositivos. 

3. Utiliza mecanismos de autenticación adicional

La autenticación de dos factores es una capa adicional de seguridad para tus contraseñas. Se basa en tu conocimiento de algo como un PIN o contraseña, la verificación se da a través de tu teléfono inteligente u otro dispositivo.

Este tipo de mecanismos pueden incluir mecanismos de autenticación insustituibles. Por ejemplo, el reconocimiento por tu huella digital o incluso tu voz. Por lo tanto, si te roban tu contraseña, un delincuente aún no podrá ingresar a tu cuenta sin tener tu teléfono, tu voz o tus manos. Un ejemplo de este mecanismo es cuando inicias sesión en tu correo del trabajo. En pocos segundos recibes un mensaje de texto con un código que debes proporcionar para ingresar a tu cuenta.

4. Mantener alerta los 5 sentidos para evitar el phishing

El phishing es un tipo de fraude que emplea trucos de ingeniería social para ejecutar el robo de identidad. En consecuencia, los ladrones de identidad usan técnicas como correos electrónicos donde pueden incluso pedirte que abras un archivo adjunto que instala un malware dañino en tu dispositivo.

Si sospechas que un enlace no es legítimo, no hagas clic en él y nunca escribas tu nombre de usuario o contraseña en una pantalla de inicio de sesión desconocida.

5. Protege tus documentos personales para evitar el robo de identidad

Para que la ciberdelincuencia pueda acceder a tu vida digital hay muchas vías. Una de ellas son los documentos de identidad físicos. Si pierdes tu bolso o billetera en un robo, nunca olvides poner una denuncia ante las autoridades. Asimismo, evita dejar un rastro en papel de recibos de cajeros automáticos, tarjetas de crédito o minoristas. Los ladrones de identidad pueden usar estos recibos para ayudar a reunir tus datos personales.

En conclusión, estos consejos son básicos pero cruciales al momento de mantener tus datos seguros ante un robo de identidad. A medida que tomes medidas para proteger tu información, te convertirás en un objetivo más difícil para los ladrones. Si mantienes tus dispositivos actualizados y cambias tus contraseñas regularmente, podrás evitar un robo antes de que este ocurra.

RELACIONADOS

ladrones_identidad

Graduados en ingeniería social

Las estrategias ideadas para estafar a la gente llevan ya muchos años evolucionando, aunque siempre con el mismo objetivo. En esencia, engañar a una...