InnoSpring: acelerando startups a caballo entre China y Estados Unidos

Escrito por , 24 de mayo de 2013 a las 12:00
InnoSpring: acelerando startups a caballo entre China y Estados Unidos
Emprendedores

InnoSpring: acelerando startups a caballo entre China y Estados Unidos

Escrito por , 24 de mayo de 2013 a las 12:00

La relación empresarial entre China y Estados Unidos está en constante crecimiento desde hace años. Pero no es fácil tender estos lazos, que surgen por interés mutuo, y mucho menos lo es  establecer empresas que compitan en el territorio del otro. El mercado chino es bastante cerrado a la entrada de compañías extranjeras y en Estados Unidos tampoco son sencillos los trámites para crear un proyecto con modelo de negocio si no eres ciudadano estadounidense.

Sin embargo, las empresas de los dos países realizan actividades muchas veces complementarias. China actúa como potencia productora, mientras que en Estados Unidos se idean y se diseñan modelos que después saldrán de las fábricas en Asia. Ésta puede considerarse la tónica general, pero existen proyectos que se salen de la norma. Hay compañías chinas muy interesadas en estar en un mercado maduro como el estadounidense y en tener acceso a un ecosistema empresarial como el de Silicon Valley.

A algunas compañías de Estados Unidos les sucede lo mismo pero en sentido contrario. Están deseosas de introducirse en el mercado emergente del gigante asiático y alcanzar acuerdos con entidades locales. Para facilitar estas experiencias se creó la aceleradora de startups InnoSpring, que lleva ya un año en funcionamiento. Ofrece un espacio de coworking en la ciudad de Santa Clara y proporciona recursos a un grupo de emprendedores para allanarles el camino en los dos mercados.

Acercamiento de culturas

Durante su primer año en marcha, InnoSpring ha llegado a albergar en su espacio de coworking hasta 40 empresas. También facilita el acceso a la inversión, poniendo en contacto a las startups con firmas de capital riesgo interesadas en explorar los dos mercados. No en vano, la incubadora ha sido impulsada por entidades inversoras, como Northern Light Venture Capital (NLVC) o Silicon Valley Bank (SVB).

china estados unidos

Los proyectos seleccionados por la aceleradora reciben asesoramiento con su plan de negocio, así como con las acciones de marketing y la contratación de personal. Este último punto es vital para una empresa que está empezando, tal y como destacaba David Gómez, cofundador de Hiyalife, en un post sobre Talentum. Existe una necesidad difícil de congeniar, han de ser personas capacitadas, con cierto espíritu emprendedor, pero también dispuestas  a cobrar salarios más bajos que en una gran compañía a cambio de hacer suyo el proyecto. En conjunto, son una serie de elementos que pueden definir el éxito o el fracaso de una empresa, y en los que ésta lo tiene más difícil cuando se trata de un país extranjero, del no conoce las costumbres ni tiene una red de contactos.

La mayoría de los proyectos que entran en InnoSpring proceden de China y aspiran a entrar en el mercado estadounidense. Pero también existe la otra cara. Para las startups que quieren introducirse en el gigante asiático es importante tener contactos y saber cómo se hacen los  negocios allí. Estos son los conocimientos que ofrece la aceleradora, junto con otro factor decisivo: tener la posibilidad de ser presentado por alguien a quien la gente respeta. Ésta es una forma de abrir las puertas que no consigue ningún producto por sí solo ni proyecto por sí solo.

De una experiencia enriquecedora a una oportunidad de negocio

El programa montado por InnoSpring se trata al fin y al cabo de fomentar una experiencia enriquecedora para las empresas y que éstas adquieran los recursos necesarios para asentar su posición en el país extranjero. El intercambio es esencial en este caso, perfilando un modelo que mira hacia la globalidad, al igual que la apertura de academias de Wayra.

Al recorrer este camino, las incubadoras compruebas que los intereses de los emprendedores van más allá de lo que podía pensarse en un principio. En el intercambio entre China y Estados Unidos lo que más abunda son startups relacionadas con tecnología limpia, un campo en el que las empresas estadounidenses han tenido dificultades para obtener financiación.

Pero además de la tecnología limpia también está surgiendo el interés por tres tecnologías que están en pleno desarrollo en estos momentos. Los servicios cloud y el big data son dos de las áreas que más han llamado la atención en este primer año. A éstas se les suma Internet móvil, cuyo crecimiento abre un abanico de posibilidades, tanto en Estados Unidos como en China, donde el mercado aún tiene que explotar.

Imágenes: InnoSpring

anterior artículo

Las nuevas tecnologías que nos ayudarán a predecir tornados

Las nuevas tecnologías que nos ayudarán a predecir tornados
siguiente artículo

Mobile World Centre Espacio Movistar al descubierto (IV): experimentar mWorld

Mobile World Centre Espacio Movistar al descubierto (IV): experimentar mWorld

Recomendados