Construyendo la Unión Europea 2.0

Escrito por , 4 de febrero de 2013 a las 08:30
Construyendo la Unión Europea 2.0
Redes sociales

Construyendo la Unión Europea 2.0

Escrito por , 4 de febrero de 2013 a las 08:30

Cada vez es más frecuente ver cómo las administraciones públicas se suman a las nuevas estrategias de comunicación 2.0. Se trata en parte de conseguir una mayor transparencia y cercanía con los ciudadanos. La filosofía de hacer llegar la política a la calle mediante el mundo virtual es en buena medida la columna vertebral del Open Data, en otras palabras, facilitar el acceso a los datos de las instituciones y los poderes públicos.

En ese sentido, la comunicación en redes sociales puede ayudar en las diferentes estrategias que los gobiernos realizan para acercar su tarea a la sociedad, y también para optimizar la capacidad de respuesta en situaciones de emergencia. Aunque existen todavía dudas sobre cómo proteger la seguridad y privacidad de las administraciones, a la vez que se garantiza el acceso a la información, a diario aumenta el número de entidades que utilizan canales 2.0. Ejemplos como los del Ayuntamiento de Nueva York, la NASA o la Casa Blanca se empiezan a tomar en cuenta en este lado del charco, e incluso los responsables políticos atienden las demandas de comunicación con la ciudadanía vía Twitter.

 

 

La alternativa europea: EU Online Public Space

Desde hace tiempo, la Comisión Europea busca trasladar sus políticas, acciones y programas a la red. Sin embargo, las estrategias no son sencillas, al contar con una profunda heterogeneidad de países, culturas, idiomas y personas. Lo definía bien David Ringrose, actual Director de Comunicación de DG CONNECT, que ayuda en el establecimiento y desarrollo de la Agenda Digital Europea:

When someone tells me they want to communicate to the general public, I’m guessing they haven’t thought about their audiences for more than 3 seconds.

¿Qué acciones realiza la Unión Europea para estar cerca de la ciudadanía a nivel 2.0? Este ecosistema, definido por Mathew Lowry, uno de los consultores en Comunicación de la Comisión, establece como necesarias tres etapas para desarrollar un buen espacio público virtual, haciendo una curiosa metáfora biológica:

  • Por una parte, aportar la variedad esencial de nutrientes, mediante la publicación de contenidos de interés en los diferentes sitios web y a través de los diferentes canales de comunicación, para así aportar información en conversaciones “no especializadas” y llegar al gran público.
  • Realizar la polinización de nuestro ecosistema, siendo la voz de la organización, en este caso, el conjunto formado por la Unión Europea y sus instituciones miembro.
  • Trabajar también dando luz para ayudar al crecimiento de la comunidad, pues el espacio público virtual es el canal adecuado para que ésta pueda hacer llegar a la UE sus sugerencias, ideas y cuestiones, para mejorar la participación ciudadana.
Y para lograr estos objetivos, la Comisión ha elaborado una guía que deben cumplir todos sus perfiles oficiales en redes sociales, para así garantizar la objetividad, imparcialidad, lealtad, discrecionalidad, si fuera necesaria, y por último, la prudencia en los canales de comunicación.
Desde agosto de 2010, la Unión tiene un papel activo en sus estrategias de social media. También buscan aportar diferentes puntos de vista o nutrientes, como diría Lowry, para acercar la política a la ciudadanía. Un buen ejemplo lo constituye Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión, y asidua blogger. En su espacio personal, Kroes habla de su aprendizaje político en diferentes etapas, e incluso apuesta por sistemas en abierto ya que en su opinión serán beneficiosos para la sociedad europea.
Pero la vicepresidenta no está sola en sus esfuerzos por construir la Unión Europea 2.0. Más de cuarenta delegaciones tienen presencia en Facebook, Twitter, e incluso Weibo, trasladando el mensaje común a las diferentes regiones, utilizando los idiomas y plataformas específicos. Quizás este salto a la red ayude a seguir formando la identidad europea y evitar errores pasados, porque como decía Albert Einstein, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.
La mejora de la comunicación de la UE, sin duda, pasa por acercar las instituciones a los ciudadanos y que estos puedan ver a los poderes públicos como cercanos. Las redes sociales virtuales contribuirán a conseguir ambos objetivos.
Imágenes | GovDelivery, Flickr
anterior artículo

Crowdsourcing: En caso de emergencia emplee a la multitud

Crowdsourcing:  En caso de emergencia emplee a la multitud
siguiente artículo

Grafiti y realidad aumentada, unidos con Graffter

Grafiti y realidad aumentada, unidos con Graffter