Drones urbanos, uno ojos aéreos 5G para controlar el tráfico

Escrito por , 26 de marzo de 2021 a las 10:30
Drones urbanos, uno ojos aéreos 5G para controlar el tráfico
5G

Drones urbanos, uno ojos aéreos 5G para controlar el tráfico

Escrito por , 26 de marzo de 2021 a las 10:30

Llevar comida a zonas de difícil acceso tras una situación de emergencia, vigilar campos y cultivos, ayudar a la extinción de incendios o rescatar a personas son solo algunas de las posibilidades que nos ofrece el 5G en los drones urbanos.

La baja latencia y la mayor velocidad que caracterizan a esta red posibilitan que estos aparatos lleguen a a casi cualquier lugar, teniendo una capacidad de respuesta mucho mayor.

Se trata de un avance clave, ya que los drones se sitúan como un complemento básico dentro de diferentes áreas. Siendo una de ellas el rescate de personas en situaciones de emergencia, donde gracias al 5G, la inteligencia artificial y una cámara incorporada pueden transmitir a los profesionales, de manera instantánea, qué está sucediendo en el lugar de los hechos. “La baja latencia es imprescindible para acciones y reacciones en tiempo real, sobre todo, cuando nos referimos a enjambres de drones que realizan tareas coordinadas“, cuenta a Think Big David Moro Fernández (Gerente – Service Platforms & Voice en GCTIO).

Otra de las aplicaciones esenciales de su uso, la podemos encontrar en la inspección de vías férreas, donde los técnicos de mantenimiento tienen que recorrer cientos de kilómetros a pie para la inspección de las vías. En ocasiones, esta labor es complicada a la par que peligrosa porque el acceso es imposible. También, es una tecnología esencial para el sector agrícola, donde ayudan a la detección precoz de incendios o a hacer un uso menor de pesticidas.

El impulso de la tecnología C-V2X y la red 5G

Todo ello es posible gracias a que el 5G permite una mayor cantidad de dispositivos conectados sin que esto afecte a la calidad de la transmisión de la información. Cada vez más a menudo, vemos las ventajas que supone esta red en el mundo del automóvil con los coches conectados. La comunicación entre vehículos se realiza gracias a la tecnología C-V2X (Cellular Vehicle-toEverything, siglas en inglés) que va a permitir, con la ayuda del 5G, que el tráfico rodado “hable” con su entorno.

drones urbanos
Foto: Saffu

¿Cuál es una de las principales ventajas del C-V2X? La capacidad de informarnos sobre posibles riesgos en la carretera, como un accidente, autopistas en obras, etc., debido a la información que genera y envía en tiempo real entre vehículos conectados. En este sentido, Málaga va a albergar el laboratorio I+D más adelantado en la conducción conectada del sur de Europa, gracias al impulso de Telefónica y Dekra.

Comunicaciones 5G en el vuelo de drones urbanos

De manera que, si estas tecnologías son útiles en comunicaciones vehiculares por ciudad o carretera, ¿por qué no aplicarlas a los drones? Desde Telefónica, y con el apoyo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de Red.es, cofinanciado con fondos de FEDER, han lanzado un caso de uso 5G con el fin de desarrollar comunicaciones 5G avanzadas en el vuelo de drones en entornos urbanos.

Cuando introducimos estas tecnologías en los drones, las aplicaciones que tenemos ante nosotros son inmensas. “Tenemos una amplia gama de posibilidades, donde las más notorias están relacionadas con logística y transporte, respuesta de emergencias, vigilancia y protección civil“, explica David Moro. Por ejemplo, el transporte aéreo de paquetes y en un futuro, aerotaxis para el transporte de personas sin tripulación, también, drones para reconocimiento en protección civil durante grandes eventos, etc.

Desde este proyecto, se está trabajando en el desarrollo de pruebas de placas de comunicaciones que permitan la interacción directa dron a dron y la utilización de técnicas de posicionamiento avanzadas desde la red. Es decir, nos dirigimos hacia un futuro en el que si asistimos a un partido de fútbol podremos contar con la vigilancia y la supervisión de drones conectados que pondrán sus “ojos”, donde los nuestros no llegan.

Foto: Estudios Skye

Para lograrlo, y que puedan realizar vuelos urbanos, es clave suministrar a los drones un posicionamiento preciso. Sin embargo, las señales de GPS no suelen ser demasiado concretas en este aspecto. Por ello, con la red móvil 5G esto queda solucionado, ya que proporciona un posicionamiento alternativo para mejorar la precisión del GPS y la seguridad a través de estaciones correctoras GNSS (Global Navigation Satellite System, siglas en inglés) y el uso de algoritmos RTK (Real Time Kinematic, siglas en inglés).

Un futuro de drones urbanos y 5G en el cielo

Sin duda, este solo es el principio de los drones conectados, donde el futuro de la movilidad aérea urbana acaba de aterrizar para quedarse. Pero no podemos olvidarnos de algo esencial: la regulación y estándares que posibilitan que los drones puedan moverse por zonas urbanas.

“La normativa está orientada a preservar la seguridad del espacio aéreo y la integridad de las personas”, cuenta David Moro. Como la prohibición de volar en un radio de ocho kilómetros, si se trata de un dron de menos de 250gr, de un aeródromo o aeropuerto. Además de no poder volar sobre Parques Nacionales, Reservas de Biosfera, etc., y si lo hacen por zonas urbanas debe ser a menos de 20 metros de altura desde el suelo.

Como decimos, la aplicación en la sociedad de los drones es inmensa, además de favorable. En cambio, un mal funcionamiento de estos puede suponer un serio problema. Es por ello que los sistemas de estos aparatos “son muy robustos con mecanismos muy fiables y redundantes de seguridad para que, ante cualquier imprevisto o fallo, el dron pueda abortar la operación de manera segura”, explica Moro.

¿Uno de los grandes retos que depara al futuro de los drones? “Dotar al cielo de cobertura 5G“, prosigue, ya que a día de hoy esta red “está pensada fundamentalmente para el uso terrestre”. Aunque todavía tenemos que esperar para ver a los drones bajo la red 5G. Hoy en día, se están comercializando con una modalidad conocida como NSA (Non-Standalone, siglas en inglés que en español se traducen como ‘No independiente’). Todo ello, según David Moro, viene a decir que el 5G aún requiere del 4G para funcionar. “Es un ‘boost‘ adicional al 4G para dotarla de mayor ancho de banda”, explica.

Por el momento, solo podremos ser testigos de algunos casos de drones conectados porque tendremos que esperar en lo que queda de año y al 2022 para la comercialización de estos aparatos con el 5G Standlone (independiente).

anterior artículo

Zonavalue Club: cómo aprender a invertir y ahorrar desde la televisión

Zonavalue Club: cómo aprender a invertir y ahorrar desde la televisión
siguiente artículo

Guía Movistar+: cómo consultar toda la programación

Guía Movistar+: cómo consultar toda la programación