cartel de Google

Google Cloud y por qué está cerrando IoT Core para siempre

IoT y la computación en la nube crecen a un ritmo similar porque trabajan juntos en una relación simbiótica. En efecto, los dispositivos IoT generan datos, que deben agregarse y procesarse en un servidor local o de forma remota. Años atrás, Google y su filial Google Cloud fueron conscientes de esta necesidad, razón por la cual lanzaron IoT Core. Hoy, después de poco tiempo al aire, le dan el adiós definitivo a esta iniciativa.

A continuación, te contamos las razones que hay detrás para este revés del gigante tecnológico.

¿En qué consistía el servicio ofrecido por Google Cloud en IoT Core?

Google Cloud IoT es la plataforma destinada para conectar, almacenar y analizar datos de dispositivos IoT en la nube. Los serviciosbajo esta tecnología admiten conexiones provenientes de registradores de datos y otros equipos de borde. De esta manera, le abre paso a una amplia gama de fabricantes y herramientas para mover datos IoT a la nube y utilizarlos para varios propósitos.

¿A qué tipo de usuarios estaba dirigido?

El servicio de Google Cloud IoT Core es una solución que fue diseñada especialmente para la industria a gran escala. Su objetivo era el de permitir que las empresas administren y controlen miles de dispositivos al tiempo.

De esta manera, quien deseara tener un servicio altamente escalable y bien administrado, usando un núcleo de IoT en la nube, podía acudir al gigante tecnológico.

¿Qué ventajas ofrece la administración empleando esta solución de Google Cloud?

Dado que Google IoT Core se basaba en el protocolo MQTT, le permitía tener una estructura flexible que entregaba resultados como estos:

  • Se implementó como un componente sin servidor y basado en microservicios, por lo cual era altamente escalable.
  • También se adhiere a estrictos protocolos de seguridad estándar de la industria que protegen los datos comerciales.
  • Funciona de forma inmediata con dispositivos de los principales fabricantes de hardware.
  • Ofrece un amplio conjunto de herramientas y aplicaciones que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático.

¿Qué sucederá con loT Core a partir de ahora?

Desde el lanzamiento de IoT Core, Google venía generando toda una serie de acciones que la destacan en el mercado. Su enfoque inicial fue la recopilación y el análisis de datos. Sin embargo, en diciembre del 2018, IoT Core recibió la capacidad de enviar comandos a dispositivos y registrar actividades.

Luego, en febrero del 2019, Google agregó capacidades que permitían realizar acciones en nombre de dispositivos IoT, como la autenticación. Esto nutría cada vez su ecosistema. No obstante, ahora el barco toma un nuevo rumbo.

Entre sus principales razones para desistir, la multinacional declara que las necesidades de sus clientes serán mejor atendidas por su red de socios. Destacan en ellos un nivel más alto de especialización en aplicaciones y servicios de IoT

Otra de las razones para dar marcha atrás está en las pérdidas reportadas en sus negocios relacionados con la nube. Estas se ampliaron en un 45% interanual en el segundo trimestre del 2022, cayendo en $858 millones de dólares.

Google Cloud
Imagen de Unsplash.

¿Cuáles servicios ofertados por Google Cloud permanecen intactos?

No todo son malas noticias para las empresas que hacen parte del ecosistema de Google Cloud. Si bien, uno de los servicios insignia da un paso al costado, siguen en pie sus 7 clústeres principales de servicio. También sus más de 100 productos especializados en la nube.

Almacenamiento y bases de datos

El servicio de almacenamiento en la nube de objetos unificado ofrece una amplia gama de servicios complementarios, entre los que se cuenta Cloud SQL, un servicio de base de datos MySQL totalmente administrado. Igualmente, está Bigtable para bases de datos NoSQL y Big Data de alto rendimiento. Además, un complemento como lo es Cloud Datastore para almacenar datos no relacionales.

Machine Learning

En este servicio, las empresas podrán encontrar Cloud Machine Learning para gestionar y construir modelos de aprendizaje automático utilizando el marco TensorFlow. También, The Cloud Vision que se integra como una API REST capaz de entender el contenido de una imagen en categorías. Asimismo, detectar objetos individuales y rostros dentro de imágenes. En apartados como el sonido, The Cloud Speech puede emplearse para convertir audio en texto. La API reconoce más de 80 idiomas y variantes. Finalmente, el camino recorrido por Google Cloud sigue siendo largo y fructífero. Aunque sus rivales AWS y Microsoft son los primeros llamados a solucionar las necesidades que IoT Core abandona, la compañía seguirá ofreciendo soporte y alternativas para facilitar esta migración. Si bien es algo que en corto plazo puede minar la confianza, de seguro ya están pensando en la próxima gran solución para las empresas en la nube.

Imagen de Unsplash.

RELACIONADOS

router

DFS en routers y cómo hacer para cumplir la norma

El modo Selección Dinámica de Frecuencias (Dynamic Frequency Selection) o DFS es una característica obligatoria en los routers inalámbricos vendidos en la Unión Europea,...