Mano electrónica Robot

La IA de OpenAI evoluciona al siguiente nivel con GPT4

GPT4 ya está aquí. Todo está yendo muy rápido en lo que a inteligencia artificial se refiere. Si hace unos meses hablábamos de GPT-3 y de cómo probarla a través de ChatGPT, la empresa detrás de este proyecto, OpenAI, ha anunciado su cuarta versión de esta IA conversacional. Un salto generacional que amplía las funciones de esta herramienta con reconocimiento de imágenes entre otras novedades.

A modo de introducción, GPT es el acrónimo de Generative Pre-trained Transformer. Traducido en castellano como Transformador generativo preentrenado. Para entendernos, es un modelo de inteligencia artificial que genera lenguaje y que ha sido creado por la empresa OpenAI. Mediante mensajes de texto, podemos pedirle que nos resuma un texto, nos dé recomendaciones, nos defina un concepto o que cree una historia o componga una canción. 

Y tras varias versiones, mejores a las anteriores, OpenAI ya ha puesto a disposición del público GPT4. En palabras de sus creadores, “puede resolver problemas difíciles con mayor precisión, gracias a sus conocimientos generales más amplios y a su capacidad para resolver problemas”.

Resultados de las pruebas aplicadas a GPT-4 y versiones anteriores de GPT

Las principales novedades de GPT4

Si has visto por ahí algún ejemplo de texto escrito por GPT a través de ChatGPT, habrás podido comprobar lo bien que imita el lenguaje humano. Gracias a este modelo de IA, podemos obtener información procesada de muchas fuentes sin necesidad de consultarlas directamente. Y con ayuda de esas mismas fuentes, es posible crear contenido nuevo como canciones, guiones, libros o artículos científicos.

Precisamente, una de sus características más destacadas por sus creadores es la creatividad. Según ellos, GPT4 “puede generar, editar e iterar con los usuarios en tareas de escritura creativa y técnica, como componer canciones, escribir guiones o aprender el estilo de escritura de un usuario”. 

Pero lo más llamativo de GPT4 es que incorpora la posibilidad de reconocer imágenes y dar respuestas a partir de ellas. Desde crear un pie de foto a clasificar los elementos que aparecen en ella o analizarla. Por ejemplo, podemos facilitarte la fotografía de un cuadro artística y que lo analice por nosotros.

El tercer pilar más destacado de GPT4 tiene que ver con la longitud de sus respuestas. Esta cuarta versión permite generar contenido de alrededor de 25.000 palabras. Ya sea en una conversación que mantengas con esta IA o en la creación de un texto o análisis que le hayas encargado.

Otro aspecto que OpenAI ha querido destacar de su IA es que ahora es más fiable. “En nuestras evaluaciones internas, GPT4 tiene un 82% menos de probabilidades de responder a solicitudes de contenido no permitido y un 40% más de probabilidades de producir respuestas objetivas que GPT-3.5”.

Cómo puedo probar la nueva versión de GPT

Como ya ocurría con el modelo GPT3 o GPT-3, GPT4 o GPT4 está disponible a través de su API. Gracias a ella es posible crear aplicaciones y servicios basados en este modelo de inteligencia artificial conversacional. También puedes probar con su herramienta principal, ChatGPT. Está disponible de manera gratuita y, de pago, a través de ChatGPT Plus. Sin embargo, la opción gratuita es posible que esté saturada en los primeros días y tengas que esperar.

La tercera manera de probar GPT4 es a través del buscador Bing de Microsoft. Desde no hace mucho integra GPT para ofrecer respuestas personalizadas a sus usuarios. Y ha anunciado que empleará GPT4. Es decir, la versión más actual de esta inteligencia artificial. Así que si tienes acceso al chat de Bing podrás hacerle preguntas a GPT4 para que te resuelva dudas o preguntas de una manera más personalizada que mediante las búsquedas tradicionales en Internet.

Duolingo es una de las aplicaciones que ya integran GPT

Aplicaciones que utilizan GPT

Además de estas opciones, encontrarás GPT4 en otras aplicaciones o servicios. No tendrás acceso directo a esta IA pero sí que verás sus dotes lingüísticas y de procesamiento de datos integradas en el funcionamiento de estas apps. En la página oficial de OpenAI destacan varios nombres que seguramente conocerás, como Duolingo, Stripe, Khan Academy o Be My Eyes.

Duolingo es una app muy popular para aprender idiomas mediante juegos y conversaciones prácticas. Y en esas conversaciones, entra en juego GPT4 y su naturalidad para seguir una conversación escrita.

Stripe es una plataforma de pagos por Internet. Y el papel de GPT4 es facilitar la experiencia de usuario y combatir el fraude. Es decir, que por un lado muestra su “lado más humano” y, por el otro, analiza la información recibida para evitar suplantaciones de identidad.

Khan Academy es una herramienta para aprender cualquier conocimiento, tema o asignatura que puedas imaginar. Pensada para pequeños y mayores, permite reforzar lo aprendido en clase o recordar lo que te enseñaron en el pasado. O empezar de cero desde casa. GPT4 participa en este proyecto a través de su asistente Khanmigo, que hace de tutor virtual para alumnos y de ayudante para profesores.

Be My Eyes es una herramienta para que personas ciegas o con problemas de visión reciban ayuda a través de una aplicación móvil. Aunque inicialmente, la ayuda la facilitan personas voluntarias, GPT4 permite introducir un voluntario virtual automatizado que reconozca imágenes y las explique en voz alta

RELACIONADOS

iOS 18

Las 5 novedades clave de iOS 18

En otoño, Apple lanzará iOS 18, la enésima versión del software que tienes instalado en tu iPhone. El sistema operativo responsable de que saques...